Inicio

La muerte de Rodriguez Van Rousselt, gran difusor de la historieta argentina

Deja un comentario

    Primero a través de la página de Facebook de Juan Carlos Massa y ahora mediante la comunicación de Banda Dibujada nos enteramos del fallecimiento de Norberto Rodriguez Van Rousselt, ocurrida ayer 30 de julio. Dibujante, difusor de la historieta en la Argentina y el mundo y miembro del grupo de investigación La Bañadera del Cómic, Van Rousselt nos aportó en más de una ocasión comentarios y datos de gran utilidad para diversas notas publicada en Top. En su memoria reproducimos el texto que sus compañeros de La Bañadera del Cómic publicaron en el blog La Bitácora de Maneco: 

 

IN MEMORIAM: NORBERTO RODRÍGUEZ VAN ROUSSELT

rodrigezvanrLa gráfica lo apasionaba, la fluidez de la narración lo desesperaba y la puesta en página le hizo perder hasta las canas verdes que le había sacado antes. Norberto Rodríguez Van Rousselt siempre fue y se sintió dibujante. Modestamente, se definía como trabajador del lápiz, lejos de las luces del estrellato, con los pies en la tierra y el culo clavado en el asiento del tablero. Hizo varias historietas alrededor de la temática que más lo atraía, la aventura costumbrista de época. Ninguna pasó a formar parte del canon académico, pero eso no le importaba mucho (nada). Estaba contento porque habían quedado en el corazón de sus lectores.

El mayor (re)conocimiento le vino por su faceta de historiador y divulgador del noveno arte. En realidad, un desprendimiento natural de su voraz faceta de lector, siempre curioso, siempre ávido de nuevos y más profundos conocimientos. De ahí que pasara a formar parte de la primera camada de fanzineros argentinos. Con Crash! y desde sus artículos, sus entrevistas, sus reseñas, ayudó a sentar las bases de lo que hoy conocemos como “periodismo especializado sobre historieta”, aunando la mirada del conocedor y el lenguaje generalista para no dejar a nadie afuera.

rodrigezvan-2

Rodriguez Van Rousselt en el fanzine Crash!

Le obsesionaba la continuidad del legado histórico, la preservación del ayer como hilo conductor de las vanguardias por venir. Siempre supo tener un pie en las formas clásicas y los lenguajes modernos. Con esa hibridación en mente nació La Bañadera del Cómic, colectivo de trabajo que conformó con nosotros y Mario Formosa. Desde esa plataforma escribió libros y artículos, colaboró con Sonaste Maneco, Tebeosfera y la Revista Latinoamericana de Estudios de la Historieta, dictó cursos, dio charlas y se reencontró con un montón de amigos. Porque eso fue lo que mejor supo hacer: Cultivar la amistad, generar una charla, demorar un café, aventurar un consejo. Estar cuando y donde se lo necesitara, preferentemente en segundo plano porque no le interesaba figurar.

Ayer se nos murió. Bastante de golpe. A su salud algo desconsiderada le oponía la tenacidad de un montón de proyectos que quería desarrollar. No pudo ser y a nosotros nos toca ahora continuar con su legado. Pero a partir de mañana. Hoy vamos a quedarnos con su voz ronca, su parquedad de peluche y el brillo de sus ojitos vivaces. El abrazo de oso con que se despedía antes de irse caminando, rengueando de una pierna medio mocha.
Te vamos a extrañar, Norber. Buen viaje.

Fernando Ariel García, Hernán Ostuni y Andrés Ferreiro.

http://labitacorademaneco.blogspot.com.ar/2017/07/in-memoriam-norberto-rodriguez-van.html

Anuncios

“EL TONY” Nº 1, UN REPASO A 16 PÁGINAS QUE HICIERON HISTORIA (Parte 1)

1 comentario

   el tony188  En 1923  y a raíz del éxito de un álbum con trabajos suyos publicados el año anterior, el dibujante y  taquígrafo Ramón Columba (1891-1959)  comienza a editar  Páginas de Columba. Si bien orientada a la caricatura y el humor,  la nueva revista incluía también un “Suplemento infantil” compuesto por cuatro hojas con historietas. La innovación gustó tanto que cinco años después esas cuatro paginitas se convirtieron en 16 páginas de gran tamaño conformando una nueva publicación cuyo primer número apareció el miércoles 26 de setiembre de 1928 con una tirada inicial de 10.000 ejemplares.

     Esa historia la hemos contado con detalle en una nota aparecida en TOP en 2013 y cuyo link encontrarán más abajo. Ahora nos concentraremos en repasar aquellas 16 primeras páginas tal como fueron publicados en Septiembre de 1968 a manera de Suplemento de la edición Nº 188 de Album de El Tony. Obviamente pasar de un tamaño aproximado de 28 x 37 cms a 18 x 27 conspira contra la legibilidad del material, pero de todas formas nos permite tener una idea general de su contenido. 

     Mi agradecimiento a Roberto Hugo Bustos, celoso custodio de la Biblioteca del Círculo de Periodistas Deportivos de Arrecifes quien -perdida entre colecciones de El Gráfico, Goles, Parabrisas Corsa o Automundo– encontró esta verdadera joyita y me la hizo llegar.  

tony1

“Carlitos” en la portada de El Tony Nº 1

tony2

Historietas y unos sencillos experimentos de Química en la página 2

tony3

Página 3: Facundo Quiroga, figura de la Historia Argentina de quien se ocuparía también el diario Crítica en 1929. Los dibujos -según Enrique Lipszyc- fueron realizados por Raúl Roux (1902-1960)

tony4

tony5

Páginas 4 y 5 dedicadas a “Hassayampa”, “el mentiroso de mayor celebridad en Texas”. Dibujos también atribuidos a Roux aunque el guionista parece ser extranjero, salvo que se tratase de un seudónimo.

tony6

Página 6

tony7

Aunque presentada como “El Tío Morfoni” los personajes infantiles de esta historieta son los mismos de “El Capitán y sus sobrinos”

tony8

tony9.jpg

Páginas 8 y 9 (doble central) ofreciendo una amplia variedad de personajes

La seguimos mañana. Más información sobre el nacimiento de El Tony en este enlace:

https://luisalberto941.wordpress.com/2013/09/25/en-1928-junto-con-la-primavera-nacia-la-revista-el-tony/

 

Mañana empezamos a hojear El Tony Nº 1

Deja un comentario

No se trata por supuesto de la edición original sino del facsimil que como Suplemento del Nº 188 se publicó en Septiembre de 1968, pero de todas formas sirve para hacerse una idea de aquella edición inicial de la cual en 2018 se cumplirán noventa años. Aquí un anticipo de aquellas históricas 16 páginas.

tony3

tony10

Nuevas noticias sobre “Los Caballeros del Espacio”, de Juan Zanotto.

Deja un comentario

  En nuestra anterior nota repasamos el material de la revista Fantasma publicada en 1954, entre el cual destacaba “Caballeros del Espacio” de Juan Zanotto. Dicha serie junto con otros trabajos iniciales suyos en la revista  Tatín fueron objeto de una recopilación publicada por Toni Torres de la cual brindamos la nota introductoria por él escrita. A ello le sumamos algunos datos adicionales que obtuvimos acerca del guionista y dibujante José Angel Martinez, creador de la Agencia Gráfica Latinoamericana (A.P.L.A.), editora de ambas revistas.  

caballeros1

  “Nadie nace sabiendo… excepto Juan Zanotto”

Juan Zanotto vino de Cuseglio (Turín), Italia apenas a los 13 años. Ya en su país natal le gustaban las historietas y se la pasaba dibujando desde chico. En sus años mozos supo estudiar dibujo por correspondencia con Carlos Clémen y más tarde en la Escuela Norteamericana de Arte, con ese otro maestro Leandro Sesarego. A la temprana edad de 19 años, en 1954 publicó sus dos primeros trabajos: “Los Caballeros del Espacio”  en “El Fantasma” y “Mundo de Nieve” en “Tatín”, dos revistas hoy olvidadas y que pasaron por nuestra historia sin penas ni gloria, salvo ser las receptoras de los primeros trabajos de este monstruo. Estas historietas son publicadas aún antes de lo que comúnmente se nombra, como sus primeros trabajos en las revistas de Codex, con Alfredo Grassi. Todos creerían que sus primeros trazos deberían ser dubitativos y llenos de errores. Pero nooooo. Juan ya sabía dibujar, por supuesto no al nivel ni el estilo que lograría ya establecido en sus obras maestras de la C.F. argentina como “Henga y Hor” (con Ray Collins y Alfredo Grassi), “Bàrbara” (con Ricardo Barreiro), Starlight (con Robin Wood) o “Crónicas del Tiempo Medio” (con Emilio Balcarce).

CABALLEROS PG. 1 Sus dos primeras obras, no podía ser de otra manera, eran de su género favorito, la Ciencia Ficción. Los Caballeros  del Espacio fue escrita por J. A. Martínez, quien supo crear un Space Opera, con reminiscencias de Flash Gordon (de hecho el villano de la primera aventura parece un Ming del sub-desarrollo) y Buck Rogers. Aunque en verdad entrarían más en el género que podríamos denominar Fuerzas policiales/militares espaciales del futuro, muy en boga en la época como “Space Legion” de Jack Kirby, “ “Space Cadet” que se conocía en nuestro país gracias a las revista mexicana “Domingos Alegres” o “Tomy Tomorrow” que supo tener revista propia en nuestro país llamada “Tomy Futuro”. En este sub género del a C:F: el protagonista suele ser el mayor héroe de toda las fuerzas y también es común que sea un rebelde sin causa.

zanotto-catalogo

Zanotto en 1979, foto del catálogo de la Primera Bienal Internacional en Córdoba

La primera aventura de Los Caballeros fue reimpresa en los `60 varias veces. Extrañamente rearmada  con cuadros y páginas cambiados de lugar y páginas faltantes. A eso le sumamos dos páginas nuevas (que se pueden ver al final del libro) y un nuevo título “Mundos Desconocidos”, todo esto por supuesto cambiaba un poco el guión original. Seguramente Juan había guardo algunos originales y debió hacer los arreglos que mencionamos, para poder republicarlos.

El Mundo de Nieve está escrita por Joel Martyn  (o Martin, parecería ser un seudónimo bastante obvio del J.A. Martínez, pero no lo puedo confirmar), Sigue el mismo estilo del caudillo-héroe superior a los demás, acompañado por un compañero y una hermosa dama (en este caso la esposa del héroe, en el anterior su novia). Juntos viven una aventura en un mundo helado habitado por hermosas Amazonas pulposas, antecesoras quizás de Bárbara, Safari o Falka.

Zanotto dibuja ambas historietas con una línea clara, prolija y segura. Con atisbos de Marc Raboy y Lou Fine; y mucho de Wally Wood. Pero como dije al principio: “sabiendo dibujar”, quien no quisiera haber nacido así ¿No?

                                                                                            Toni Torres.

 

EL “GALLEGO” MARTINEZ, MILITAR, NOVELISTA Y PINTOR 

Por nuestra parte y en un golpe de suerte obtuvimos algunos datos adicionales sobre el guionista de la referida serie, José Angel Martínez. Nacido en Ordoñez (Córdoba) en 1923 Martinez se incorporó al Ejército como suboficial en 1945. Desde 1949 hasta 1955 estuvo en Buenos Aires donde desarrolló su vocación por el dibujo y creó la Agencia Gráfica Latinoamericana que editó las revistas Tatín y Fantasma, colaborando además en la colección de novelas de bolsillo que editaba Luis Alberto Manada bajo el sello Lu-Ma. 

     Posteriormente Martinez se radicó con su familia en Río Tercero desempeñándose en la Fábrica Militar ubicada en dicha ciudad donde siguió cultivando no sólo sus dotes de novelista, poeta y artista plástico sino también como artista vocacional de teatro, buen cantor y bailarín de tango. Tal el perfil del “Gallego” Martinez según un artículo publicado en 2002 en Tribuna Digital de Río Tercero.   (CRM) 

http://www.tribunadigital.com.ar/es/v2/v3/index.php?page=nota&&id=2086

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“FANTASMA”, UNA REVISTA TAN MISTERIOSA COMO SU NOMBRE

2 comentarios

 Es sabido que los años cincuenta fueron pródigos no solo en títulos editados sino también en cantidad de ejemplares vendidos. Ese auge de la historieta argentina motivó el surgimiento de numerosas revistas que tuvieron un paso fugaz por los kioscos pero que conviene recordar por alguna particularidad en especial, en este caso haber brindado una de sus primeras oportunidades a dibujantes que hicieron carrera en el género como Enrique Cristobal, Rodolfo Zalla y nada menos que Juan Zanotto.  

 fanta-tapa Fantasma fue una revista de la cual solo apareciero siete números, siendo precisamente el Nº 7 cuyo contenido analizaremos aquí. Aparecía los viernes  y no mencionaba a su editor pero todas las historietas llevaban la leyenda “Producción de A.G.L.A.”, sigla cuyo significado ignoramos pero que podría referirse a una agencia gráfica integrada por los guionistas y dibujantes que llevaban adelante su proyecto editorial, quizá algo parecido a lo que sería luego Dragón Blanco. El Nº 7 de Fantasma tiene fecha 15 de Noviembre de 1954, sus medidas eran de 13 x 19 cms. y contaba con 32 páginas, tapa y contratapa en colores y el resto en blanco y negro. 

fanta-1

fanta-2 El Nº 7 presentaba seis historietas de las cuales cinco eran por entregas (al estilo de la época) y la restante una historia completa. La primera de ellas era “El Fantasma”, serie que transcurría en algún lugar de Asia y cuyo protagonista era un justiciero encapuchado. Los guiones eran de Blaseotto y los dibujos de Enrique Cristobal, por entonces en los inicios de su carrera ya que había comenzado en 1952 en la revista Tatín.

https://luisalberto941.wordpress.com/2014/11/08/enrique-cristobal/

 fanta-3

fanta-4 La siguiente serie era “Los caballeros del Espacio”, sin mención -al menos en esta edición- de guionista ni dibujante, pero cuyas identidades conocemos gracias a un trabajo recopilatorio (*) realizado por Toni Torres: el guión era de J. A. Martínez y los dibujos de Juan Zanotto. El mismo Toni agrega en la presentación del citado trabajo que tanto ésta como otra historieta publicada en la revista Tatín son anteriores a los que el creador de Henga realizó para Codex, entre ellas “Rick de la Frontera” que suele ser fechada en 1953. 

 fanta-5  Franz Guzman quien ya acreditaba una cierta trayectoria en la historieta era el responsable de la adaptación y dibujos de “Una excursión a los indios Ranqueles”, el clásico de Lucio V. Mansilla.

 FANTA-6  Otro casi veterano para esa época como Fernand (Fernando Fernandez Eyré) tenía a su cargo “El rey soldado”, inspirado en la vida de Ricardo “Corazón de León”.

FANTA-7   Alternando nombres con experiencia con otros casi novatos seguía luego Rodolfo Zalla y “El testamento de un excéntrico”, protagonizada por un señor llamado Max Real quien de riguroso traje enfrentaba a “una peligrosa banda de beduinos.

 FANTA-8  FANTA-9  La sexta y última historieta era “El ataque al molino”, adaptación de Blaseotto de un texto de Emilio Zola con dibujos de Manuel Veroni, que había iniciado su carrera hacia 1941 en la revista Fenómeno. La contratapa en tanto era para “Pancho Poliya”, guión de Blas (Blasseoto) y dibujos de Tomasello firmando como “Tom”.

FANTA-CONTRA

(*) Sobre esta edición recopilatoria de “Los Caballeros del Espacio” nos ocuparemos en detalle en una próxima nota

   

Older Entries

A %d blogueros les gusta esto: