La revista donde Alberto Breccia empezó a cumplir su “Berretín”…

Deja un comentario

berretin-1-1939

  berretin3 El 10 de mayo de 1939 aparecía el primer número de BERRETÍN (“Revista humorística para todas las edades”), un título que la mayoría de los textos sobre la historia de la historieta argentina señalan como el punto de partida de la carrera de Alberto Breccia, aunque al respecto los datos son contradictorios. Pero antes de hablar de aquellos intentos iniciales del creador de “Mort Cinder” vamos a echarle una mirada a BERRETÍN, palabra una tanto en desuso hoy y que los diccionarios definen como “Terquedad, obstinación” y también “Cariño muy grande que siente una persona por otra” ó “Capricho, deseo vehemente, antojo, debilidad por algo, idea fija/ cosa falsa o falsificada/ enamoramiento intenso, capricho amoroso”.

berretin4

berretin5      Los pocos datos que disponemos de BERRETIN corresponden a las imágenes aquí mostradas y que tomamos del sitio Todocolección.com, donde se indica como editor de la revista al dibujante Silvio Baldessari (1916-1987). La revista constaba de 54 páginas y tenía periodicidad quincenal, estando su redacción en Avenida de Mayo 769 . Baldessari  (que años después se destacaría como el ilustrador de varias colecciones de Editorial Losada) realizaba -entre otro material de este primer número- el personaje “Berretín”, “Aventuras de Abel, Gino y Pedrote”, una sección sobre política internacional y el dibujo de tapa, en tanto que Julio H. Raffo dibujaba la sección “Piberías”.  

 berretin6         Esta es entonces la revista donde ese mismo año Alberto Breccia iba a publicar lo que se considera su primer trabajo, según el mismo lo contó en una entrevista que le hicieron en Cuba en 1990 (1) donde refiere que comenzó a publicar gratuitamente a los 18 años en la revista BERRETIN, agregando que “comenzamos varios muchachos a publicar sin cobrar allí” y que luego a los 20 años consiguió trabajo remunerado como dibujante y eso le permitió dejar su trabajo de obrero en el frigorífico.  Convendría recordar que Breccia nació en abril de 1919, por lo cual cuando publicó en BERRETÍN ya tenía 20 años.

     En otra entrevista que le realizaron Carlos Trillo y Guillermo Saccomanno, Breccia señala como fecha de sus primeros trabajos 1936, refiriendo que hizo cerca de 300 tiras de un personaje llamado “Mr. Pickles” de las cuales sólo le compraron diez, material que entregó en un comercio de la Avenida Corrientes y nunca supo si se publicó o no. Señala luego que colaboró en la revista Páginas de Columba con un personaje llamado “Don Urbano” tras lo cual se produce su paso por BERRETÍN y posteriormente una nueva colaboración -también gratuita- en la revista Fenómeno donde dibuja al detective “Mu-Fa”, cronología ésta que es corroborada por Siulnas aunque ubica a su trabajo en Páginas de Columba a comienzos de los años cuarenta. Sin embargo hay un problema de fechas: Enrique Lipszyc y otros autores señalan que “Mu-Fa” se publicó en 1939, pero Fenómeno apareció en …diciembre de 1940. (¿ Será que lo había publicado antes en BERRETÍN?).

BRECCIA-MUFA2

“Mu-Fa” por Alberto Breccia

      Pese a su nombre el detective chino le trae suerte, ya que a raíz de su publicación lo llaman de Editorial Láinez para pedirle una historieta “seria” y con la cual esta vez sí Alberto Breccia comenzará a cumplir su propio “berretín”: poder vivir del dibujo. Pero esa historia la dejamos para una próxima nota. (Carlos R. Martínez)

(1) Entrevista de Mario Lucioni publicada en el sitio peruano “Fugahistorietas.blogspot”).

EL LARGO VUELO DE “EL GORRIÓN” (2)

Deja un comentario

gorrion-romerotapa

Un ejemplar de 1940. Los dibujos son de Alberto Romero

 Como vimos en la primera nota de esta serie, desde su aparición y durante varios años la revista El Gorrión se nutrió de material preferentemente inglés, ya fueran historietas o relatos por entregas. Ese panorama comienza a cambiar desde 1939 en adelante y se acentuará en los años cuarenta con la llegada de series norteamericanas como Red Ryder, Escarabajo Azul, King de la Policía Montada, Flash Gordon, Johnny Hazard, El Fantasma, Mark Trail o El Principe Valiente, muchas de las cuales seguirán hasta el cese de la frecuencia semanal de la publicación.

gorrion1941

Ejemplar de 1941. (Imagen Todocolección)

En cuanto a material nacional, a diferencia de otras revistas de Editorial Lainez fue relativamente escaso en El Gorrión. Una de esas excepciones fue El Vengador, serie iniciada en 1939 como “El Vengador Alado” por Raúl Rosarivo y continuada por varios años por Alberto Breccia. El Vengador estaba claramente inspirado en Batman e incluso Breccia le agregó un compañero de aventuras llamado Gorrión que era similar a Robin. El personaje fue dibujado también por Alberto Romero y unos pocos episodios por Oscar Novelle. 

gorrion-verde48

Ejemplar de 1948

gorrion-hazard48

gorrion-vengador

Original de El Vengador por Alberto Romero

  De acuerdo a Esteban Laruccia, en Diciembre de 1949 El Gorrión se renueva con motivo de un nuevo aniversario de su aparición, siendo una de las novedades la presentación de un nuevo personaje: El Zorro, del cual nos hemos ocupado recientemente en Top Comics y que, recordamos, era una historieta de origen francés.

gorrion-breccia

El Vengador por Alberto Breccia, dibujada en 1944. 

      Desde el punto de visto gráfico se hace difícil ilustrar este período dado lo escaso del material existente, por lo cual hemos apelado en gran medida a imágenes tomadas de Mercado Libre y del blog “El Vengador de Alberto Romero”, dedicado precisamente a recordar a este dibujante que durante largo años trabajó para Editorial Lainez. En cuanto a la página dibujada por Alberto Breccia la tomamos de una reedición hecha en 1980 y su autoría nos fue confirmada por Toni Torres, gran coleccionista y autor de una recopilación de dicha serie. (CRM) 

https://luisalberto941.wordpress.com/2016/10/29/el-zorroen-las-revistas-argentinas/

http://elvengadordealbertoromero.blogspot.com.ar/

RECUPERAN CASI DOSCIENTAS OBRAS ROBADAS DE ALBERTO BRECCIA

Deja un comentario

      En un seminario donde participa, su hija Cristina contará el derrotero de los dibujos del artista

El robo y tráfico ilegal de obras de arte mueve miles de millones de dólares en el mundo y se ha convertido en una de las actividades criminales más rentables. A la par del crecimiento de las actividades ilícitas, también crecieron los métodos para prevenir y luchar contra el tráfico de bienes culturales.

   En la Argentina hay ejemplos recientes de recuperación de obras, entre ellas, del historietista uruguayo Alberto Breccia. La historia del robo y la recuperación después de diez años de ese patrimonio, será contado por su hija, Cristina Breccia, el primer seminario sobre Comercio y Prevención de Tráfico Ilícito de Bienes Culturales, que se realizará en la Universidad del Museo Social Argentino el lunes 1 y el martes 2 de junio.

   La hija de Breccia, que también es dibujante, junto a especialistas y funcionarios de Interpol, darán detalles de cómo se recuperaron las casi 200 obras del maestro del comic Alberto Breccia que habían sido robadas en 2005 de la caja fuerte de una empresa de seguridad en Buenos Aires. El material recuperado incluye caricaturas, historietas, dibujos y pinturas del dibujante, valuados en un millón de euros, casi la mitad de la obra que realizó a lo largo de su carrera, hasta que falleció en 1993.

   Cristina Breccia contará cómo se llegó a recuperar las obras de su padre, que estaban escondidas en una casa sencilla de barrio, en Glew, en el conurbano bonaerense. También se contará cómo trabajó el equipo de los investigadores y el juzgado, que lograron repatriar incluso las obas que se vendieron en el extrajero.

  Uno de los puntos a destacar es el papel de Internet, que ha sido fundamental en la búsqueda y localización, y a partir de allí, los recaudos que los particulares y los gobiernos deben tomar para proteger los bienes culturales. También se destacará la importancia de la base de datos de obras de arte robadas de Interpol, a la que tienen acceso las policías de los 188 países miembros. Allí figuran todos los objetos sustraídos con su correspondiente descripción y fotografía, con el fin de acotar su comercialización en el mercado del arte por parte de los autores del ilícito.

http://mi.umsa.edu.ar/~mailings/eventos_15/seminario_trafico_bienes/programa-web-trafico-bienes-culturales.pdf

La Primera Guerra Mundial en la historieta argentina (1)

Deja un comentario

INTRODUCCION:

   A un siglo exacto del comienzo de la denominada Primera Guerra Mundial (aunque fue más europea que mundial), iniciamos una serie de notas para mostrar la forma en que este trágico tema fue abordado por la historieta de nuestro país, tratamiento que obviamente fue mucho menor que el dado a la Segunda Guerra Mundial, la de Corea o la de Vietnam, posiblemente por la cercanía temporal de esos conflictos.

    Incluso en nuestra búsqueda previa descubrimos que el tema bélico tuvo un rol muy secundario en las primeras décadas de nuestra historieta, desplazada por las aventuras de exploradores de tierras misteriosas, aviadores, viajes espaciales o piratas chinos. Apenas terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, comienzan a aparecer tibiamente algunas historietas extranjeras referidas al tema en revistas como Intervalo (la vida de Orde Wingate, creador de los “Chindits”) o en 1949 en Historietas (“Ned Brant”).

   La tendencia se acentúa en los años cincuenta siempre con la publicación de material extranjero, especialmente en las revistas de Codex, y luego si con creaciones locales entre las que destacan “Lord Commando” (de Oesterheld  y Campani), “Corso Pete” de Carlos Clemen o adaptaciones de novelas y películas  en D’Artagnan, hasta que finalmente la revista Hora Cero marca la consagración del género.

        Esa “popularidad” adquirida por la Segunda Guerra Mundial en las revistas de historietas argentinas opacó el gran conflicto anterior, que en los años sesenta apareció en algunas revistas de segunda línea y muy poco en las de Editorial Frontera. Recién en los años setenta y ochenta adquiriría algo más de notoriedad en los títulos editados por Record.

   GUERRA-brecciaSalvo por la adaptación de alguna novela o película referida al tema, la Primera Guerra Mundial estuvo ausente en las décadas iniciales de la historieta argentina. Aquí uno de los ejemplos más antiguos: la adaptación de la película “De regreso” (basada a su vez en la novela homónima) publicada en Aventuras a fines de los años cuarenta, con dibujos de Alberto Breccia. La obra de Erich María Remarque (autor también de “Sin novedad en el frente”) narraba los padecimientos sufridos en la guerra por un grupo de jóvenes alemanes -todos ellos alumnos de una misma escuela-, muchos de los cuales murieron combatiendo y otros volvieron desfigurados o lisiados.

   guerra-hernandez Este es, a nuestro entender, uno de los primeros guiones originales escritos en nuestro país respecto a la Primera Guerra Mundial. Su autor fue Horacio Salinas y se publicó en X-9 Extra en 1965 con dibujos de Héctor Hernandez.

   guerra-fronzaguerra-oswalComo se verá en las sucesivas notas, el combate aéreo tiene cierta preeminencia en el tema que estamos abordando. Aquí mostramos dos ejemplos: “Todos fueron valientes” de Sergio Almendro y Trento Fronza (Casco de Acero, 1962) y “Traidor”, de Oesterheld y  Oswal, publicado en Hora Cero Extra Nº 5, de Diciembre de 1958.

 

LA DINASTIA BRECCIA EN “MIL PLUMINES”

Deja un comentario

  Verdadera dinastía de la historieta y la ilustración argentina, sus integrantes son la nueva incorporación a las más de trescientas fichas con que cuenta Mil Plumines. Allí encontrarán el detalle de la obra del patriarca, ALBERTO BRECCIA, de sus hijas CRISTINA BRECCIA y PATRICIA BRECCIA, de su hijo ENRIQUE BRECCIA y de HUMBERTO BRECCIA, que suponemos fue un seudónimo de Alberto Breccia  para enmascarar (pero no mucho) su identidad.

http://www.milpluminesargentinos.wordpress.com

Older Entries

A %d blogueros les gusta esto: