BOING, UNA REVISTA CON NOSTALGIAS DEL “CONTINUARÁ”

Deja un comentario

  boing-tapa1  Hace algo más de un mes, Alejandro Liendo  nos acercó imágenes de la totalidad de un número de la revista Tibor Gordon, material que nos  permitió conocer en detalle esa publicación y elaborar una nota que, dicho sea de paso, se convirtió en una de las mas leídas de los últimos tiempos. Ahora Alejandro nos acerca una nueva “rareza”: la revista Boing, de la cual contamos con la totalidad el Nº 1 y las tapas y la pagina tres de los números 2 y 3, en base a lo cual elaboramos el siguiente informe.

     La revista Boing apareció en 1966 y era editada por Mar Editora; su Director era Raul Parera y el Coordinador General  el dibujante Fabian Paley, quien anteriormente había sido Secretario de Redacción y luego Director de la revista Bala de Plata. Una de las particularidades de Boing era que aparecía semanalmente, modalidad por entonces en extinción en favor de las revistas mensuales con aventuras completas. Boing sin embargo seguía apostando al clásico “continuara”, al menos en parte de su material.

     boing-rescateboing-disney La revista constaba de 32 páginas más tapas y la primera de las cinco historietas que ofrecía el Nº 1 era “Rescate interplanetario”, episodio autoconclusivo  con guión de Raúl J. Parera y dibujos de Juan Clemen. Venía luego una nota en homenaje a Walt Disney que acababa de fallecer, dato que nos permite precisar el año de aparición de Boing en 1966. Luego de esa nota venían tres páginas de “Aguila”, historieta de origen yanqui muy bien dibujada pero de la cual lamentablemente no se consignaba el nombre de sus autores.

  boing-aguilaboing-pratt  La tercera historieta de este número inicial era “A sus puestos de combate”, guión de Cedar Maloney y dibujos de Hugo Pratt. Se trata de uno de los trabajos que había realizado para la Fleetway a inicios de los sesenta y que una página francesa dedicada a recopilar la producción del creador de Corto Maltés da como publicada en Boing en 1967. 

      boing-pirata1boing-pirata2De la página 16 a la 20 se desarrollaba otra historieta por entregas, “El Pirata”, un episodio titulado “Peligro en los arrecifes” con guión de Armando Fernández y dibujos de Héctor. R. Hernandez, quien anteriormente había publicado en Bala de Plata y X-9.  Lo curioso respecto a esta serie es que en la página tres de la revista se aclara que dicho material se publicaba por un convenio especial con Producciones Genio y Figura, es decir que no habría sido realizado por el equipo de la revista.

     boing-regalo La página 21 era ocupada por “Hacia las estrellas”, sección dedicada a jóvenes valores que se iniciaban en el mundo del espectáculo y al pie una tira de humor firmada por Manucho. En la 22 comenzaba otra historieta autoconclusiva: “Regalo de Navidad”, con guión de Carrasco y dibujos de Lito Fernandez. Carrasco era también dibujante y en esa doble condición había participad en la revista Potro Pinto a inicios de los años sesenta.

   boing-batman  En las paginas 28 y 29 se desplegaba la nota titulada “Reportaje a Batman” escrita por “Raupa” (Raul Parera)  en la cual el cronista entrevistaba a Bruce Wayne y a Dick Grayson y se veía envuelto en una de sus aventuras. Al pie de ambas páginas una tira humorística  promocionaba a la revista Pantalla Chica.

  boing-abnegacion  La ultima historieta de este Nº 1 de Boing es “Abnegación”, ambientada en Africa con guión y dibujos de Carlos Clemen, quien había fallecido en 1964. En la retiración de tapa se anunciaba un concurso para guionistas y dibujantes mientras que la contratapa la ocupaba un aviso de los alfajores Guaymallen.

     boing-tapa2boing-tapa3  En el Nº 2 Boing incrementa el número de historietas que ofrecía, y a las que tenían continuidad (“Abnegación”,  “A sus puestos de combate”, “Aguila” y “El Pirata”) se agregaban “Peligro atómico”, “Esta guerra terminó”, “Tenia que ser y “El agente de Cipol”, aunque en este caso podría ser una nota periodística. Como colaboradores se sumaban en este número el guionista Gorgoll y los dibujantes Enrique Cristóbal y Chiesino. Desde el número anterior figuraba el dibujante Micheloud, pero no podemos ubicar su trabajo.

    En el Nº3 el sumario se amplía e incluye estos títulos: “Inspector Dan”, “Aguila”, “A sus puestos de Combate”, “Mustang”,  “El Pirata”, “Peligro atómico”,  “Pithy Rayne” y la sección “TV Boing”. “Pithy Rayne” era un personaje de Carlos Albiac y Carlos Casalla publicado anteriormente en las revistas de Editorial Bruguera. Otro nuevo colaborador en este número es Enio.

    boing-borisoff   Y dejamos para el final  una característica especial de la revista, que era dedicar su página tres (salvo en el primer número) a la semblanza de un dibujante. En el Nº 2 ese  lugar correspondió a Angel Borisoff y  en el Nº 3 a Enrique Cristóbal.  Esto en una época en que era muy raro que las publicaciones presentaran o hablaran de sus colaboradores, salvo excepciones como Patrulla o en algunas ocasiones  Hora Cero.

        No sabemos cual fue la suerte de Boing aunque suponemos que no de las mejores, ya que aquellos tiempos (mediados de los sesenta) eran poco propicios para la historieta, sumida en una severa crisis de la cual solamente emergería Editorial Columba, gracias en parte al talento de Robin Wood. De todas formas Boing constituye un buen ejemplo de aquellos proyectos editoriales –muchos de ellos desconocidos- que apostaron por la historieta e intentaron  revertir su situación.  (Carlos R. Martinez)

 EN BASE AL MATERIAL APORTADO POR ALEJANDRO LIENDO

 

 

La revista FIGURITAS y su gran aporte a la historieta argentina (Segunda parte)

3 comentarios

LAS GRANDES FIGURAS DE “FIGURITAS”

       Al margen de los colaboradores que realizaban las distintas historietas hubo al menos tres dibujantes que tuvieron un destacado papel en la realización gráfica de Figuritas: Manuel Alejandro Martinez Parma, Carlos Clemen y Emilio Cortinas. Martinez Parma tuvo a su cargo por largo tiempo la realización de las tapas, ilustraba láminas interiores y  realizaba sus propias historietas. Sumado a ello oficiaba como una especie de Secretario de Redacción de Figuritas (al menos en cuanto al material gráfico) y era además un entusiasta defensor de los derechos argentinos sobre las Islas Malvinas, algo que se expresaba en cada número de la revista a través de frases alusivas y leyendas al pie de página.  Recordemos que Martinez Parma estuvo muy vinculado a las publicaciones de tipo didáctico, ilustró libros de lectura y también varios títulos de la colección Robin Hood.

cristianclemen-pawne

     Carlos Clemen fue quizá el dibujante distintivo de Figuritas, no solo por las numerosas historietas que realizó con su nombre y distintos seudónimos, sino porque a ello sumaba la realización de diversas páginas con temas para los grados, páginas resueltas con el esquema gráfico de la historieta y que llevaban el sello de su inconfundible estilo. Su ritmo de trabajo debió ser notable ya que hay números donde un alto porcentaje de páginas están dibujadas por él.

   cortinas-blood     Ya en los años cuarenta y cuando aparentemente Clemen había dejado de colaborar o había reducido su cantidad de colaboraciones toma la posta el uruguayo Emilio Cortinas, quien aporta diversas historietas en base a adaptaciones de famosas novelas y dibuja también material escolar que firma a veces como “Vitrubio”, seudónimo que utilizaría también en 1944 para participar en la revista Bicho Feo.

gutierrez-gaucho

         A estas firmas podemos sumar los de Amneris Toriglia que realizaba viñetas, alguna sección de humor y generalmente diseñaba juegos   para recortar y armar, Alfredo Ferroni (el mismo que durante años aportó la cuota de humor gráfico en las revistas de Columba) quien colaboró en los meses iniciales de Figuritas –fue su debut profesional-   realizando ilustraciones didácticas y humor y en el diseño de tapas D. Raso`y Roberto Gigante, autor también este último de una serie humorística.

 HISTORIETAS AL POR MAYOR

figu-betunez    Entramos ahora en el punto central de la nota, las historietas de Figuritas donde hay que señalar dos características: la cantidad  y la preeminencia del material nacional por sobre el importado.  Como ya hemos dicho, en sus primeros tiempos (digamos abril de 1937) la cantidad de historietas era más bien escasa, contándose entre el material ofrecido las series extranjeras: “Don Simplicio” y “La Familia Betunez” (“The Nebbs” en su título original)  ambas realizadas por Sol Hess y W. A. Carlson, mientras que la producción nacional estaba representada por  “Las andanzas de la pluma cucharita” de Carlos A. Linares Quintana y “El regreso de los héroes” que era una adaptación del retorno de Ulises a Itaca. Esta serie con textos al pie y muy bien dibujada para la época no tiene firma del autor pero su copyright está adjudicado al “Sindicato Gráfico Argentino. Bs. As”, del que no sabemos si era un símil de las agencias o “sindycates” yanquis o quizá correspondiera a dibujos producidos por la misma revista, tal  como hacía Lainez  en cuyo material figuraba siempre la leyenda “Servicio de publicaciones Edit. Manuel Lainez”.

HdlHA 034.15 La Pluma Cucharita, C.A.Linares Quintanafigu-heroes

     Desde fines de 1937 (Nº 71) las historietas adquieren un peso propio en la revista y lo seguirán teniendo en adelante. En el rubro aventuras el principal proveedor de títulos es el infatigable Carlos Clemen que, entre dicho año y 1940 aporta  y firma con su nombre “El mundo perdido”, “La isla misteriosa”. “Piratas del aire”, “El misterio de la estrella polar”, “El imperio submarino”, “Urania” y “El pie del diablo”,  a las que agrega  “Freddie Gray” (con el seudónimo Taylor), “El tesoro del muerto” como  Arturo D’Ssa y “Pawnee Bill” como José Llanos…más algo de humor que veremos luego.

figu-piratasHdlHA 034.11 El Mundo Perdido, Carlos Clémen

  cortinas-mowgli   Siempre en el territorio de la aventura pasaron por Figuritas “Cristian” de Martinez Parma y ya en los años cuarenta diversas adaptaciones realizadas por Emilio Cortinas como “Las dos manchas de sangre” de Conan Doyle, “Los hermanos de Mowli” de Kipling, “Ella” de Ridder Hagard, “Capitán Blood” y con el seudónimo Vitrubio una página titulada “Historia en anécdotas”. A todo ese material nacional se sumaban dos series que creemos extranjeras: “X el explorador misterioso” por A. Pat,  “El túnel transatlántico” de Bokos y “Al Carter, el dios blanco de Africa” por Holden.  También se publicaron en Figuritas  dos historietas cuyos autores no conocemos: “El pequeño filibustero” e “Historia de un gaucho”, título este último muy sugestivo ya que se trataría de una de las primeras historietas de género gauchesco.

 EL ESPACIO DEL HUMOR

    Hemos visto que entre las historietas que se publicaron en los comienzos de Figuritas estuvo  “Las andanzas de la Pluma Cucharita” de Linares Quintana (que luego realizó también “Ki-No-Ti-To”) a la que luego se sumaron “El Marqués de Puerto Nuevo” y “Pepe el pingüino” de Juan Oliva; “Los mellizos detectives”, “Lechuga” y “Cachilo aviador” las tres de Federico D’Aloisio;  “Paragüitas, el inventor del trabajo” y “Tutú y su pandilla, de Rosario Marino.

HdlHA 034.14 El Marqués de Puerto Nuevo, Juan OlivaHdlHA 034.16 Lechuga, Federico Daloisio

    Mas humorísticas: “Pichín” de C. Juarez, “Guaguita” de Amneris Toriglia, “Carpincho” dibujada por Carlos Clemen y firmada  como Big Boy,  “Alelí en la escuela” de Martinez Parma, “Trompita” de Roberto Gigante (autor también de numerosas tapas), “Tinita y Barrilito” por Emilio Cortinas y finalmente dos trabajos de Pedro Gutiérrez (el mismo que años después haría historietas de aventuras en Columba): “Rafucho” y “El gaucho Juan Pereyra”.

figuritas3FIGU-PARAGUITAS

 BREVES CONCLUSIONES Y UN CIERRE

– Desde el punto de vista gráfico la “edad de oro” de Figuritas puede situarse entre 1939 y 1941 aproximadamente, es decir previo a su cambio de formato y sistema de impresión. Durante ese período puede apreciarse una diagramación más moderna, abundante uso del color en las páginas interiores y tapas de gran creatividad.

figu-color1HdlHA 034.09 Figuritas 171, 20.10.39

– Un detalle no menor que debe señalarse sobre Figuritas es que -si bien dedicada a los temas didácticos- fue una de las primeras revistas de historietas de la Argentina, ya que al momento de su aparición en 1936 solo se publicaban El Tony, El Gorrión, Ra-Ta-Plan (también dedicada a los temas escolares) y quizá aún aparecían PololoMustafá,  Bolita y alguna más que se nos escapa.

  Según el dibujante y coleccionista Francisco Mazza en un artículo en el cual evocaba a su maestro, Carlos Clémen, la revista se publicó hasta 1947, es decir por algo más de una década. No obstante esa existencia relativamente breve, es indudable  que Figuritas se ha ganado un lugar destacado entre las publicaciones que ayudaron a cimentar el desarrollo de la historieta nacional. 

                                            Carlos R. Martinez – Arrecifes (B) –  Junio 2013

(*) El dibujante Néstor Olivera ha manifestado en alguna entrevista que comenzó su carrera a fines de los años cincuenta en la revista Figuritas, pero pensamos que si bien similar en su título, se trataba de una publicación diferente.

 

 

SUSPENSO, una revista de Carlos Clemen

4 comentarios

     Ya puede verse en TEBEOSFERA la nota titulada “Historieta Argentina: Las olvidadas revistas de los años cuarenta” en la cual repasamos los títulos editados en esa década y que a diferencia de Misterix, Rayo Rojo, Salgari o Patoruzito no lograron mayor trascendencia, excepción hecha de Aventuras. De  dicha nota reproducimos aquí la reseña correspondiente a  Suspenso, la primera de una serie de revistas que editó Carlos Clemen.

suspen-tapaSUSPENSO

    Hace escasas horas pudimos apreciar por primera vez  un ejemplar de la revista Suspenso y realmente nos llama la atención la variedad y calidad de su material, virtudes que aparentemente no encontraron eco en los lectores, dado lo fugaz de su existencia. Aparecida en 1949 fue la primera de una larga serie de publicaciones editadas por Carlos Clemen, auténtico pionero de la historieta argentina quien desde el inicio de los años treinta y hasta su muerte en 1964 estuvo presente en cuanto título se publicó en el país. Suspenso comenzó a publicarse en octubre de 1949 editada por la editorial homónima, aparecía los martes y constaba de 28 páginas con tapa impresa en bicromía. El Nº 3 correspondiente al 18 de octubre ofrecía más de veinte historietas entre material importado y producción local, figurando en el primer grupo “Espíritu” (obviamente “The Spirit” de Will Eisner), “El Juez justo”, “Jim Hardy”, “Bugs Bunny”, “Perry Mason”, “Historia de Salomé”, “Clunny Brown” y “El Halcon Negro”, exacta traducción de la serie “Blackhawck” sobre un grupo de aviadores justicieros que tenían su base de operaciones en una isla secreta, historieta que a inicios de los años cincuenta tendría gran aceptación en la revista Bucaneros, pero titulada ahora “Aguila Negra”.

  suspen-veroni  En cuanto a material nacional la oferta era sobresaliente y para todos los gustos. En orden jerárquico mencionemos primero al mismo Clemen quien aportaba “Ringo Kid” firmado con uno de sus numerosos seudónimos (en este caso “José Llanos”) y “Mhu-Goa”, extraño título de una aventura que se desarrollaba en un mundo prehistórico, escenario que le era muy caro a este dibujante. Manuel Veroni, a quien hemos mencionado iniciándose en la revista Fenómeno tenía también un papel destacado en esta edición nº 3, ya que estaba a cargo de dos adaptaciones: “La hija de Amón” de H. Ridder Haggard que era anunciada en tapa con su correspondiente ilustración y “Un episodio bajo el terror”, ambientada en la Revolución Francesa. Entre los dibujantes con más de una participación estaba también Leandro Sesarego, quien volvía a realizar su personaje “Dick Malvan” –lo había hecho antes en Bichofeo– y  mostraba su crecimiento profesional con un excelente trabajo titulado “Un capitán del 1500”. Otra presencia destacada en esta revista era la de Federico Ribas, ilustrador español que habitualmente se desempeñaba en la revista Billiken y que en este caso tenía a su cargo la adaptación de “Don Quijote de la Mancha.

  suspen-clemen  suspen-buny Además de editor y uno de los más conocidos dibujante de su tiempo  -equiparable en cuanto a popularidad a Salinas-, Carlos Clemen tenía su propia escuela de enseñanza de dibujo por lo que en Suspenso (y en otras revistas que editó luego) daba cabida a trabajos de sus alumnos mas destacados. En ese grupo de colaboradores estaban José Del Bó, radicado desde hace muchos años en Estados Unidos, quien dibujaba la serie de ciencia ficción “El mundo subterráneo” hecha anteriormente por Clemen; Rubén Martinez con “Halcones del desierto” e Idelba Dapueto, primera mujer que se dedicó a la historieta en la Argentina quien aquí aportaba algunas viñetas para Fausto, un texto de Ivan Turgueneff. Por la similitud de estilo muy probablemente fuera también alumno suyo Rafael Navarro quien dibujaba “Piloto de pruebas”, mientras que carecemos de datos acerca de Blas Scarzo, que en tres páginas y con un muy buen nivel profesional ilustraba una adaptación de “Corazón acusador” de Edgard Allan Poe. Junto a todos ellos estaba Juan Clemem (un tercer hermano, Jose Maria, también dibujaba historietas) con “El tigre de los mares” y en una breve sección de humor sin palabras se hacía presente José Vidal Dávila, otro de los dibujantes que mencionamos al repasar la revista Fenómeno. Nos queda sin aclarar la procedencia y el autor de la serie “Los comandos” y la adaptación de “Historia de amor” de Frank Kerby. Agreguemos por último que en 1950 o 1951 Carlos Clemen editó la hoy inhallable revista Filmograf, en la cual conjugaba su entusiasmo por el cine y la historieta, mientras que en la segunda mitad de esa misma década y bajo el sello Cleda editó un sinnúmero de revistas como Fargo Kid, Trinchera, Corso Pete y Comanche, entre otras.

La nota completa sobre estas “estrellas fugaces” de los años cuarenta puede verse en 

www.tebeosfera.com/documentos/documentos/historieta_argentina_las_olvidadas_revistas_de_los_anos_cuarenta.html

A %d blogueros les gusta esto: