Inicio

Carlos Casalla en revistas italianas…y norteamericanas

2 comentarios

CAS-Texas Rangers in Action 79-1970-pg01

   Cuando preparábamos la nota (1) en la cual a través de una treintena de imágenes quisimos sintetizar la inconmensurable carrera de Carlos Casalla nos preguntábamos si habría realizado trabajos para Estados Unidos, pero luego la falta de tiempo nos impidió concretar una búsqueda al respecto. El interrogante tuvo respuesta a través de un mail en el cual junto con una consulta nos llegaron nueve imágenes de trabajos realizados por Casalla para Italia y Estados Unidos, concretamente para Charlton Comics. Lo de Italia lo descontábamos por su colaboración en las revistas de Record (aunque también publicó allí “El Cosaco”, hecha para Coluba), pero lo de Estados Unidos es casi una sorpresa habida cuenta que su estilo está bastante alejado del standard yanqui del dibujo de historietas, por lo que es más destacable aún que incluso las tapas estén ilustradas con sus dibujos. 

CAS-Outlaws_of_the_West-77-00-1969      Nuestro agradecimiento a JIR (así quiere que lo nombremos) quien rastreó estas imágenes en los sitios web que más abajo se indican y donde tal vez podamos encontrar también páginas interiores de esas revistas. En cuanto a la nota sobre trabajos de Casalla en Argentina sugerimos echarle un nuevo vistazo ya que en breve incorporaremos algunas páginas del “Martín Fierro” que realizó casi sesenta años después de aquella primera versión suya en El Soldado Argentino.  (CRM)  

CAS-1967

CAS-Corriere dei Piccoli-Marzo1969

CAS-4001-7843

CAS-lancioVII_18

CAS-cosacco001

CAS-euragigavv70

CAS-ilcosaccoGIGANTIAVVEN075

http://www.westerncomicsblog.wordpress.com

http://www.armyandwarcomics.wordpress.com.

http://www.corrierino-giornalino.blogspot.com.

www.editorialeaurea.it

(1) https://luisalberto941.wordpress.com/2017/04/05/pocas-palabras-y-unas-cuantas-imagenes-para-recordar-a-carlos-casalla/

 

Anuncios

Pocas palabras y unas cuantas imágenes para recordar a Carlos Casalla

1 comentario

Esta nota permanecerá abierta para ir agregando nuevas imágenes que ilustren -aunque sea mínimamente- sobre las más de seis décadas de Carlos Casalla en la historieta…casallafierro1

      La primera historieta que publicó Casalla, una adaptación propia del “Martín Fierro” que realizó cuando cumplía con el servicio militar obligatorio y apareció en la revista El Soldado Argentino en 1950. Anteriormente había hecho una adaptación de “Beau Geste”, pero aparentemente quedó inédita.

avisosabino

Aviso promocionando la aparición de “El Cabo Savino” en el diario La Razón, el 1 de Abril de 1954 (Imagen gentileza de Julián Blas Oubiñas)

CASALLA-CORAZA

“Los tres corazas”, una policial publicada en Fantasía en Octubre de 1954. Como se aprecia, desde sus inicios Casalla fue Casalla.

casalla-mare

Adaptación publicada en Intervalo semanal en 1957

GAUCHES-4

“El Diablo Negro”, adaptación de un radioteatro escrito por Héctor Bates. Fantasía semanal, 1957

savino

Savino (que al principio fue Sabino) en Puño Fuerte, 1959. De allí pasaría poco después a El Tony.

casalla-impacto

Tapa para la revista Impacto de EDMAL (antes Editorial Manuel Lainez) en 1959.

FANTASMA-CASALL

Tapa para “La Sombra” (o “El Fantasma”) otra revista de Edmal.

casalla-mescalero

personajes-casalla

“Johnny Sebastian, el Mescalero”, creada para la agencia Syndipress. Se publicó en 1959 en la revista Patrulla y también en Personajes.

espi2-caution

A fines de los años cincuenta y principios de los sesenta Casalla ilustró en D’Artagnan las aventuras del agente Lemmy Caution, el personaje llevado al cine en la película “Alphaville”.

bruguera-pithy

 “Phithy Raine”, con guión de Carlos Albiac. Apareció en 1961 en Mini-Texas y Oklahoma -ambas revistas de Bruguera- y también en España.

gauches-montiel1

“Lucio Montiel, Comisionado de Fronteras”. Serie publicada en D’Artagnan en 1961

casalla-patrulla

“Patrulla Americana”, D’Artagnan 1965

CASALLA-GRILLO

“El valle del Sol” con guión de Ray Collins, historieta publicada en la revista Grillito en 1966. Se aprecian defectos en la selección de colores, ya que hay partes donde desapareció el negro.

casalla-diego

“Diego”, otra creación del dúo Casalla-Alvarez Cao (Roque Guinart). Publicada en D’Artagnan en 1971

ALAMO JIM2

Alamo Jim·” en la Colección  Todo Color, 1972

porteño1

“Crónicas de un porteño viejo” junto a su gran amigo el dibujante y guionista Julio Alvarez Cao (“Roque Guinart”). Mediados de los años setenta si no nos falla la memoria.

casalla-cosaco

De las pampas argentinas a las estepas rusas: “El cosaco”, con guión de Robin Wood. Super Álbum D’Artagnan, 1979.

CASALLA-TRINCHERA

“La patada”, historieta unitaria con guión de Guillermo Saccomanno. Skorpio Gran Color, 1979.

casalla-york

“Sargento York”, serie realizada para Record en los años setenta.

gauches-camacho

“Capitán Camacho”, un “cajetilla” porteño peleando en el Desierto. Nippur Magnum, 1980

casalla-ronstad

En los años ochenta Casalla (aquí con guiones de Armando Fernandez) tomó a su cargo “Ronstadt”, realizada originalmente por Robin Wood y Ricardo Villagrán. El Tony Todo Color, 1983

casalla-chaco

“Chaco”, el mestizo con sangre Apache creado por Robin Wood y dibujado inicialmente por Alberto Salinas. D’Artagnan, 1991.

casalla-duke

  “Duke & Stone”, guión de Mazzitelli. Tit-Bits. 1991

gauches-gauna

“Gauna”, historieta ambientada en la Patagonia hacia 1900. Se publicó entre 1990 y 1995 en D’Artagnan. Datos e imagen tomados del Grupo Woodiana.

casalla-muertos

“De entre los muertos”, posiblemente una de las últimas series que Casalla hizo para Columba. D’Artagnan Color Super Älbum, 1996.

casalla-pioneros

Esta tira se publicó el 23 de enero de 2001 en el diario Río Negro de la provincia homónima. Casalla dibujó “Los pioneros del sur” durante 11 años y luego continuó con nuevas aventuras del Cabo Savino.

casalla-fierro2

casalla-fierro1

Más de medio siglo después, Casalla volvía a ilustrar el “Martín Fierro”, esta vez en formato de libro.

NOTAS SOBRE CARLOS CASALLA EN TOP COMICS Y SU FICHA EN MIL PLUMINES:

https://luisalberto941.wordpress.com/2012/06/17/un-record-mundial-para-carlos-casalla/

https://luisalberto941.wordpress.com/2015/02/24/el-martin-fierro-dibujado-por-el-conscripto-casalla-carlos/

https://luisalberto941.wordpress.com/2013/03/07/cuando-al-cabo-sabino-le-cambiaron-la-papeleta/

https://luisalberto941.wordpress.com/2014/07/01/el-legajo-del-cabo-savino/

https://milpluminesargentinos.wordpress.com/category/casalla-carlos/

 

FALLECIO CARLOS CASALLA, UN GRANDE DE LA HISTORIETA ARGENTINA

1 comentario

 La dolorosa noticia fue dada a conocer por el diario El Cordillerano, de San Carlos de Bariloche, e indica que Casalla falleció en la madrugada de hoy miércoles.  Aquí algunos pasajes y fotos de esa información. 

casalla2

“A los 90 años de edad murió el queridísimo y reconocido artista y personalidad, durante la madrugada de este miércoles. 

Sus restos serán velados desde la tarde en la Sala de Prensa de la Municipalidad, hasta mañana jueves a las 10,30, cuando será trasladado al cementerio Valle del Descanso.

Creador de la legendaria historieta “El Cabo Savino”,que publicó por primera vez el 1 de abril de 1954 y dibujó ininterrumpidamente por más de seis décadas, Casalla fue un prolífico dibujante y guionista, y como tal uno de los exponentes más creativos en este género, con más de 30 títulos en su haber. En 2015, el Concurso Nacional de Historietas, que organizan la Biblioteca Nacional y la Comisión Nacional Protectora de Bibliotecas Populares (CONABIP), llevó su nombre para homenajear su trayectoria.

casalla3Egresado de la Academia Nacional de Bellas Artes, su talento también se extendió hacia otras ramas del arte: “Chingolo” fue un gran músico, apasionado del jazz pero también de muchos otros géneros, amante de las sesiones de improvisación y de las colaboraciones artísticas, y fundador del grupo “La Chingolera”.

En 2009 fue nombrado Ciudadano Ilustre por la Legislatura de la Provincia de Río Negro, y recibió de la Cámara de Senadores de la Nación la Mención de Honor “Senador Domingo Faustino Sarmiento”, en “reconocimiento a su obra destinada a mejorar la calidad de vida de sus semejantes, de las instituciones y sus comunidades”.

El 17 de febrero de este año había sido su última presentación en vivo junto a los “Cinco Leones”, formación en la que participó como baterista, junto a Hernán Lugano, Carlos Casalla, Pablo Méndez y Luis Bravo.

Con una prolongada trayectoria como historietista e ilustrador, su último libro “Martín Fierro pa´ principiar” fue presentado el pasado 26 de abril del año pasado en la Biblioteca Sarmiento, siendo la cuarta versión que acuñó el historietista.

Hoy, Bariloche lo despide con tristeza por su partida y también con el orgullo de haberlo tenido transitando sus calles y escenarios durante todos estos años junto a su hermosa familia.

http://www.elcordillerano.com.ar/index.php/sociedad/item/50456-fallecio-carlos-chingolo-casalla

    Prometemos para dentro de unas horas una nueva nota con material gráfico sobre su obra, lamentando que la muerte se anticipara a nuestra intención de hacerle llegar un ejemplar de nuestro libro dedicado a los historietistas argentinos. Se lo debemos, maestro.

Las revistas de historietas de Editorial Bruguera producidas en Argentina

4 comentarios

“Phity Raine” fue un personaje escrito por Carlos Albiac y dibujado por Carlos Casalla que se publicó en Argentina y en España en revistas de Editorial Bruguera. La gran mayoría -sino la totalidad- de los episodios de dicha serie fueron  recopilados por Emilio Alvarez en el blog Aquellos Inolvidables Tebeos, nota cuya lectura motivó esta reseña acerca de las revistas de historietas publicadas en Argentina por la célebre editorial barcelonesa.

bruguera-pithy

bruguera-libro   No hemos podido averiguar cuando comenzaron las actividades de la editorial en Argentina pero lo cierto es que a fines de los años cincuenta Bruguera era sinónimo de libros de bolsillo, especialmente a través de las colecciones Búfalo y Bisonte con sus historias del Oeste escritas por autores españoles escondidos tras seudónimos como Keith Luger, Alf Regaldie o A. Rolcest pero también por el argentino Rodolfo Bellani con su propio nombre. Estos libros eran impresos en la Argentina (hablamos del período 1959-1964) y solían incluir entre 16 y 20 páginas de historietas realizadas mayoritariamente por dibujantes españoles pero también por algunos argentinos como Gustavo Trigo, utilizando su habitual seudónimo de Marcos Adán.

   Aunque para inicios de los años sesenta la industria de la historieta en Argentina estaba en retroceso, Bruguera decide de todos modos lanzar su propia línea de revistas, estrategia que quizás pueda explicarse en el hecho que parte de ese material se publicaba también en España, amortizando así el material. Concretamente los títulos que hemos podido detectar son seis, tres en formato apaisado: Mini Texas Ilustrado, Mini California Ilustrado y Mini Bufalo Ilustrado y otras tres de formato vertical y tamaño grande: Oklahoma, Bisonte Ilustrado y Círculo Rojo. A continuación un repaso a algunos ejemplares que tenemos en nuestro archivo.

MINI TEXAS ILUSTRADO

    Al igual que sus “hermanas” constaba de 112 páginas interiores más las tapas, tamaño 13 x 18 cms. y frecuencia mensual. El Nº 4 carece de fecha de publicación (¿1963 ?), tiene tapa ilustrada por Ernesto García Seijas y un sumario integrado por once historietas de las cuales sólo dos eran de origen local, “Pithy Raine” y “El Sargento Robles” una gauchesca escrita y dibujada por Eduardo Miranda, mientras que el resto es material español y yanqui. Una de esas historietas tiene guión de Alfredo Grassi y está dibujada por José M. de Alzaa, a quien creemos español aunque su dibujo tiene un cierto aire argentino. El Director de esta y las demás publicaciones era Fernando J. Texidó (sic).

texas2

texas-robles

OKLAHOMA

   De esta revista -de frecuencia quincenal- tenemos dos ejemplares, el Nº 17 y el 31, ambas de 1961 con 64 páginas tamaño 19 x 27 cms. En el sumario del Nº 17 figuran “Phity Raine”, “Aguas sangrientas” de Eugenio Mandrini y Martín Lobo; “La treta”, guión de John Evans y dibujos de Oscar Carovini; “Carne de patíbulo” de Horacio Salinas y Oscar Viganó; “Voces en la noche” también de John Evans con dibujos de José Salomón; “Norte contra Sur” de Jo Morain (Jorge Morhain) y Vicente Rojas y la única producida en España, “Bill el camorrero”, dibujada por Amador García.

oklahoma2

oklaoma1 

  En el Nº 31 se mantiene la serie estrella, “Phity Raine”, pero aparecen otros personajes que según leímos en el citado artículo de Emilio Alvarez  también se publicaron en España como ser “Johnny Winchester”, de Eugenio Mandrini y Julio Silva;  “Frontier Bill” de Alfredo Grassi y Miguel A. Repetto; “N. B. Keene” de Armando Vecchione y Octavio Oscar. A dichas series se suman las historietas unitarias “El final de una tragedia”, de Eugenio Mandrini y Gustavo Trigo; “Muerte en el sendero” de Muñoz Cabrera y Roberto Guzman y dos de origen español, “Un hombre se interpone” y “Billy Mac Gregor” dibujada por López Espí. En la contratapa de este número se anuncia para el siguiente la adaptación de la película “3 Sargentos” protagonizada por Frank Sinatra y su clan.

BISONTE ILUSTRADO

    De este título solo sabemos que constaba de 120 páginas, tenía frecuencia mensual y publicaba historietas de “cow boys, aventuras y ficción”, según el aviso promocional que vimos en un blog español dedicado a las novelas de aventuras de Bruguera.

bruguera-bisonte

CIRCULO ROJO

    A diferencia de las otras revistas de Bruguera que ponían mayor énfasis en el western,  Círculo Rojo se enfocaba más en el género bélico y policial y también la adaptación de películas. El Nº 3 del 29 de Septiembre de 1961 presentaba un episodio de “Sargento Tommy”, con guión y dibujos de Julio Alvarez Cao; “Cita con la muerte” de Grassi y Hugo Di Benedetto; “El largo brazo de la ley”  de Henrique (sic) Mentana y Octavio Oscar; “Panzers”, guion y dibujos de Julio Cesar Medrano; “La muerte en el cuarto Nº 203”  de John Evans (¿Grassi?) y Gustavo Trigo  y la versión gráfica de la película “El diablo rubio” (protagonizada por la curvilínea Jayne Mansfield)  adaptación de Eugenio Mandrini y dibujos de Hipólito Pereyra. El formato de la revista era de 19 x 27 y la ilustración de las tapas estaba habitualmente a cargo de Bartolomé Mut Ribas, un español que había llegado muy joven a la Argentina.

circulo-rojo

    Digamos por último que el origen de Bruguera fue la editorial El Gato Negro (de ahí uno de sus logotipos) fundada en 1910 por Juan Bruguera Teixidó y especializada en la publicación de folletines, libros de chistes y sobre todo revistas de historietas. En 1939 la empresa cambia de nombre adoptando el de su fundador y para comienzos de los años sesenta se convierte en una auténtica multinacional de la edición con filiales en varios países de Hispanoamérica. En 1986 y tras experimentar diversos problemas financieros Bruguera fue adquirida por el Grupo ZETA, quien la transformó en Ediciones B.

bruguera-tomy

“Sgt. Tommy” por Julio Alvarez Cao

     Si bien se le reconoce a Bruguera el mérito de haber divulgado la literatura popular entre los sectores más desfavorecidos de la sociedad, fue cuestionada también por la escasa retribución que daba a sus dibujantes y guionistas, perjudicados además por contratos humillantes y leoninos que usurpaban la propiedad intelectual de sus creaciones e imponían frenéticos ritmos de trabajo (*). Algo de eso puede apreciarse en “El gran Vázquez”, película del 2010 sobre la tumultuosa vida de uno de sus grandes dibujantes, Manuel Vázquez Gallego, un “chanta” en toda la extensión de la palabra interpretado en dicho film por Santiago Segura.  (Carlos R. Martinez)

(*) Según un artículo en Wikipedia.

“Chingolo” Casalla: Maestro del jazz y la historieta

Deja un comentario

   Reproducimos en forma textual la nota de Claudio Andrade publicada hoy en la sección ZONA del diario Clarín:   

 

   Carlos “Chingolo” Casalla no recuerda el año en que sucedió. No le cabe duda de que estaba Arturo Frondizi en el sillón presidencial. Corría 1959 o 1961. No sabe. Pero lo que sí ha quedado grabado en su memoria es la figura insistente del “Mono” Gatica en la boite del Tabaris que funcionaba en un subsuelo de Corrientes al 800, en Buenos Aires. “Chingolo” tocaba la batería en una orquesta que hacía un poco de jazz, otro tanto de fox trot y tango. Mario Clavel se ocupaba de los boleros. Los fines de semana aparecía el “Mono”. Hinchaba. Paseaba su humanidad por las mesas con torpeza de ex campeón. Molestaba a las señoritas.

 casalla-clarin Se hacía notar. Una noche un asiduo dijo basta. Se levantó de su mesa y sacó un revólver. Lo puso en la cabeza del otrora famoso boxeador. “Te rajás de acá o te cago matando, negro de mierda”, lo amenazó. “Monito”, aunque ya no era veloz de piernas, salió con viento de cola de la boite. Aquello ocurrió en esta vida. En el milenio anterior que es hoy un sueño en blanco y negro para “Chingolo”. El color en que ocurren las andanzas de su personaje El cabo Savino. Esta noche, siglo XXI, medio siglo después de aquella escena dantesca, en un chalet de Bariloche, acompañado por su segunda esposa, la escritora Carlota von Gebhardt, y a sus 89 años, habla de su creación como si fuera un amigo que está al caer a la cena. De un tío que anda por el desierto patagónico. “Era un civil que se hizo militar y se negó a tirarle a Juan Moreira a traición, entonces se hizo rebelde. Mantuvo los códigos de la institución pero andaba libre”, explica la génesis ficcional del reo.

   El cabo Savino y el dibujante que protagonizó la Epoca de Oro de la Historieta Argentina se gestaron mutuamente durante la infancia del tal Carlos Casalla, transcurrida entre el microcentro de Buenos Aires y un campo de La Pampa donde su padre trabajaba. Mientras que el jazzman, en que también se terminaría convirtiendo, se hizo mayor en la noche porteña. Por entonces (de los 40 a los 70) estaba nutrida de muchachos como Piazzolla, “Pichuco”, Pugliese, Canaro y otros. Chingolo formaba filas en las generaciones más jóvenes. Junto a él improvisaban Lalo Schiffrin, Baby López Furst, Enrique Villegas y Jorge Navarro.

  Su familia lo bautizó “Chingolo” porque, como el pájaro, era pequeño y escurridizo. Creció hasta convertirse en un hombrón de 1,85 pero nunca perdió el yeite de la movilidad. Casalla recuerda hechos como sacados de un sombrero elegante y profundo. Cuando pibito jugaba a la lucha de sables con su hermano en La Pampa. Pero los sables no estaban hechos de madera. “Los encontrábamos enterrados en la tierra. Les pertenecían a los antiguos soldados que hicieron la Conquista del Desierto. Nosotros no teníamos ni idea de que teníamos la historia en nuestras manos”, relata. Treinta años más tarde, Piazzolla lo saluda. Casalla está en el escenario de un café. Astor ya es famoso. Pero no ha venido a tocar. Hay una mujer que lo tiene loco. Los músicos lo saben. Ella anda por aquí. Este pasaje también ha quedado guardado en la biblioteca exquisita de su memoria. “No se puede vivir de la música, solo unos pocos pueden. Para eso hace falta un representante, ir a Japón”, dice. Pero “Chingolo” apostó por otro rubro tan o más improbable que el dibujo, la historieta. El artista remontó el azar en Editorial Columba. Y la pegó. Los productos de Columba conforman un great hit: “El Tony”, “Fantasía”, “D’artagnan” y “Nippur Magnum”. El éxito era tal que Casalla y sus amigos decidieron radicarse en la Patagonia. ¿Y si nos mudamos a una isla del Nahuel Huapi?, sugirió uno. ¿O a una playa privada?, imaginó otro. Probaron estos escenarios para volverse obscenamente felices. Una vez por semana enviaban por encomienda los dibujos a Buenos Aires. Hoy “Chingolo” ha estado dibujando en su cabaña-estudio. Hay posters de su banda, “La Chingolera”. A un costado, su batería.

  Casalla es un Aleph. Recuerda. En una esquina de la Diagonal Roca, un hombre ciego esperaba para cruzar. ¿Lo cruzo?, le preguntó Casalla, que era un jazzero respetado y un famoso dibujante. Borges, contestó, magro pero cortés: “por favor”. Del brazo fueron entonces “Chingolo” y Borges. Creador de Alamo Jim, El Cosaco y Perdido Joe, el uno; y “Tlön, Uqbar, Orbis Tertius”, el otro. “Gracias”, se despidió el escritor que jamás sabría nada del cabo Savino. El mes pasado Casalla fue el anfitrión del Premio Nacional de Historieta. Llevaba su nombre. 500 personas lo aplaudieron cuando subió al escenario de la Biblioteca Nacional. “Tuve que decir, un momento por favor, y me largué a llorar. Ahora sí, muchachos, dije, y hablé”, cuenta. Se acordó de sus amigos y maestros. Pensó que a Savino le habría gustado participar del homenaje. Tanto tiempo ha pasado, cabo, tanto que ya no sé.

Older Entries

A %d blogueros les gusta esto: