Inicio

¡VIVA LA CHICHA Y EL VINO, VIVA LA CUECA…Y LA HISTORIETA!

4 comentarios

  “Viva la chicha y el vino/ viva la cueca y la zamba/ dos puntas tiene el camino/ y en las dos, alguien me aguarda” (“Las dos puntas”, cueca de Carlos Montbrun Ocampo)

    Okey fue una revista de historietas chilena publicada  por Editorial Zig-Zag entre 1949 y 1965 y que además de sus propios personajes (el célebre “Condorito” entre ellos) y material europeo supo incluir trabajos de dibujantes argentinos, como el caso  de Alberto Romero, al cual le dedicáramos una nota aquí en TOP. Ahora y a través de Jorge Rojas Flores (destacado historiador chileno y obviamente aficionado a los comics) sabemos que en Okey publicó también Luis Angel Dominguez, quien como se recordará realizó en los años 50 en Patoruzito una extensa saga sobre la Historia de Francia, colaboró también en Aventuras del Oeste, integró el Curso de los 12 Famosos Artistas y a inicios de los años sesenta se radicó en los Estados Unidos, donde aún publicaba en 2003, cerca ya de sus 80 años.

 dominguez-20 Nacido en Córdoba, Dominguez ganó un concurso organizado por Editorial Tor y luego -ya radicado en Buenos Aires- colaboró  en los primeros tiempos de la revista Aventuras en la cual hacia 1947 dibujó  las adaptaciones de “La San Felice”, “El Rey de los estudiantes”, “Los amantes de Teruel (la continuó Romero), “Los tres mosqueteros” y “Veinte años después”. A las tres primeras las conocíamos solo por referencias y recién ahora gracias a la gentileza de Rojas Flores podemos apreciar una página de una de ellas: “El Rey de los estudiantes”, publicada en el Nº 55 de Okey (19 de agosto de 1950). Pese a nuestra búsqueda nos hemos podido determinar quien fue el autor de la novela original, cuyo guión define nuestro colaborador como “muy tortuoso”, con dos violaciones, una hija producto de una de esas violaciones, intrigas políticas, etc. 

dominguez-rey

Revista Okey, del año 1950

     Además de “El rey de los estudiantes” Okey publicó otro de aquellos tempranos trabajos de Dominguez, “La San Felice”. El hecho de que la revista se vendiera también en Argentina (con un precio diferenciado impreso en la tapa) hace pensar en la posibilidad de algún acuerdo con editores locales, en este caso los de Aventuras. Como dijimos, la publicación de material extranjero era habitual en Okey, como por ejemplo historietas procedentes de la revista Vaillant, Flash Gordon o la italiana “Pantera Rubia”, aunque  en este caso omitiendo sistemáticamente  el nombre de Ingam, el dibujante de esa serie que tanto desveló a los censores italiano y de otras latitudes.

       Respecto a aquellos trabajos de la etapa inicial de Domínguez, digamos que “Los tres mosqueteros” y “Veinte años después” fueron reeditados en nuestro país a comienzos de los años sesenta por una editorial que desconocemos (porque desguazamos las revistas) pero que pudo haber sido Lainez o Nómina, probablemente esta última que publicó mucho material de Aventuras.  En el caso que nos ocupa era una revista de tamaño chico (similar al Patoruzito mensual de los primeros tiempos)  que en cada número ofrecía ese material reeditado más otra historieta  extranjera que podía ser “Paul Temple”  o “El doctor Rex Morgan”. Los dos números donde se publicó el material de Domínguez incluían portadas con sendas ilustraciones del artista realizadas especialmente para la ocasión.

      dominguez-interior Lo narrado podría servir como introducción a un tema más amplio, como es el intercambio de material y de dibujantes entre Argentina y Chile, país del que llegaron en su momento figuras como Fantasio (Juan Gálvez Elorza), Raúl Manteola, Arturo y Jorge Pérez del  Castillo o con posterioridad Heuffeman, mientras que de este lado de la  Cordillera aportamos a los ya nombrados Alberto Romero y Domínguez, las historietas de Oesterheld realizadas por Lito Fernandez y Zoppi, trabajos de Pedro Seguí y Quino en El Pingüino  o de Avila en la revista de James Bond.

  dominguez-tor       Agradecemos por último la gentileza de Jorge Rojas Flores por los datos y la imagen aportada, un contacto que fue posible gracias al blog MIL PLUMINES ARGENTINOS, que nos sigue dando satisfacciones pese a lo olvidado que lo tenemos últimamente. (Carlos R. Martinez)  

IMAGENES: Ilustración de Dominguez para la reedición de “Veinte años después”; la edición chilena de “El rey de los estudiantes”, página de “Los tres Mosqueteros” reeditada en los sesenta y tapa para Editorial Tor.

Anuncios

Dominguez (Luis Angel) y Domingues (Horacio) en MIL PLUMINES

Deja un comentario

 dominguez-curso  Siete nuevas fichas se han incorporado a MIL PLUMINES, (el Diccionario de dibujantes que han realizado historietas en Argentina), destacándose en esta nueva tanda  los nombres de Luis Angel DOMINGUEZ y Horacio DOMINGUES. El primero de ellos nació en Córdoba en 1923, llegó a Buenos Aires a mediados de los años cuarenta e inició una carrera a lo largo de la cual colaboró en Aventuras, en Patoruzito -donde ilustró la Historia de Francia y la serie “Cruz Calaveras”-, en Pancho López, y Aventuras del Oeste entre otras publicaciones, además de formar parte del Curso de los 12 Famosos Artistas. A inicios de los años sesenta partió hacia Estados Unidos donde desarrolló también una intensa actividad, ya sea en el campo de la ilustración como de la historieta. 

 

Horacio Domingues

Horacio Domingues

En cuanto a Horacio DOMINGUES  gran parte de su producción fue realizada en base a guiones de Carlos Trillo, tales los casos de “Hyter de Flok”, “La Competencia” , “Los caballeros no existen” y “Franca Stein”. También ha trabajado para el mercado norteamericano colaborando con Dark Horse y Marvel. 

       La lista de nuevas incorporaciones se completa con el también cordobés Roberto DI PALMA; Héctor DIZ que fuera uno de los dibujantes de “Poncho Negro”, DI PASCUA colaborador de la revista Dragón Blanco en 1955;  Julio DOLZ quien en los años setenta dibujó en Columba y se convirtió luego en destacado artista plástico; y Quique DICIERBI, que fue ayudante de Sergio ibañez en “El Cosaco” y publicó luego sus propios trabajos en El Tony, D’Artagnan y Nippur Magnum.

UNA FOTO Y UNA CIERTA TRISTEZA

3 comentarios

    Hace cuatro o cinco años dimos en Internet con una página cuyo propósito era ofrecer trabajos realizados por el dibujante argentino Luis Angel Domínguez, quien se radicó en Estados Unidos a inicios de los años sesenta. A dicha página pertenece la foto  en la cual puede verse a Domínguez (sentado) junto a su amigo y representante Arnold Drake participando de lo que parece ser una Convención de comics. En la página en cuestión se explicaba (o al menos eso entendimos con nuestro Inglés básico) que el dibujante carecía de jubilación por lo cual dependía de los ingresos por la venta de sus trabajos, algo que no deja de causar tristeza teniendo en cuenta que para esa época Domínguez era un hombre de más de ochenta años de edad. Corroborando lo anterior acabamos de leer en otra página web  el comentario de un coleccionista que manifiesta haber comprado obras de Domínguez, entregadas luego por correo o personalmente por Drake.

     Luís Angel Dominguez nació en Córdoba en 1923. A los veinte años ganó un concurso organizado por la Editorial Tor y comenzó a colaborar desde su provincia. Ya  radicado en Buenos Aires trabajó en agencias de publicidad y para la revista Aventuras entre 1947 y 1949. Su dominio del género histórico le valió llegar a las páginas de Patoruzito donde a partir de 1950 y hasta 1955 realizó un ciclo  integrado por “Los hijos del pueblo”, “El sable de honor” “El vengador de Sajonia” y “Juana de Arco”. También en Patoruzito hizo “Cruz Calaveras” (continuada luego por Joao Mottini) y para Idilio historietas a la aguada. En 1957 participó en la revista Pancho López y contemporáneamente colaboró en Ediciones Universales (Aventuras del Oeste, Odiselandia) en series como “El gran río”, “Mitos y leyendas de la tierra americana” y “El Errante”, uno de sus últimos trabajos publicados en Argentina.

    

Folleto de la Escuela Panamericana

Como ya se dijo, hacia 1960/61 se radicó en Estados Unidos  donde trabajó para importantes editoras de ese país como Warren, DC Comics, Marvel y Western Publishing, volcándose preferentemente a la ilustración pero sin olvidar la historieta. Gran parte de esa producción estuvo relacionada con temas del Oeste americano, tales sus trabajos en “Billy The Kidd”, “Cheyenne Kid”, “Gunfighters”, “Wyatt Earp”, “Scalphunter” y “Jonah Hex”, aunque no desdeñó los referidos a misterio, guerra, ciencia ficción e incluso los de espada y brujería, como “Claw the Unconquered”.  A mediados de los setenta estuvo brevemente en la Argentina y dibujó una historieta para Record con guión de Alfredo Grassi. Luis Angel Dominguez -que vale recordarlo integró en la Argentina el Curso de los 12 Famosos Artistas- seguía aún activo a comienzos de 2003, fecha en que se publicó en la revista Heavy Metal un trabajo suyo con guión de Arnold Drake titulado  “Tripping Out”.

   Arnold Drake por su parte fue un reconocido guionista de historietas, creador en 1963 de la primera versión de “The Doom Patrol” dibujada por Bruno Premiani, a su vez gran amigo de Domínguez. Como dato anecdótico cabe mencionar que Drake peleó como voluntario en la Guerra Civil Española apoyando al bando Republicano contra el levantamiento de Franco. Tal la breve historia oculta tras una foto cuya contemplación no deja de causarnos cierta tristeza, pensando que tal vez -ojalá nos equivoquemos- la realidad no estuvo a la altura de lo que soñó Dominguez cuando partió de la Argentina en busca de nuevos horizontes profesionales. (C.R.Martinez)

     Más datos sobre Luis Angel Domínguez pueden verse en nuestra nota en Tebeosfera acerca e los primeros dibujantes argentinos en USA.

http://www.tebeosfera.com/1/Documento/Articulo/Argentina/enlos/EEUU.htm

A %d blogueros les gusta esto: