Cine e historietas en la obra de Ascanio

  Se llama Ascanio Adalberto Martinez  pero el mundo de la historieta  al cual ingresó hace medio siglo (y un puchito más) lo conoce simplemente por Ascanio, el dibujante del cual hoy queremos contar su trayectoria en base a nuestros archivos, los datos que el mismo nos acercó y los que tomamos de su blog. Ascanio nació el 4 de octubre de 1938 y la historieta junto con el cine fueron sus pasiones desde chico. Autodidacta (se enteró que existían cursos cuando ya cobraba sus primeras colaboraciones) se inicia en el medio hacia 1959/1960 con un trabajo titulado “Sueño de muerte”  que apareció en la revista Corso Pete y que nunca le pagaron. Ya en 1962 comienza a colaborar en Bala de Plata y X-9 para las cuales realizó historietas unitarias como  “El billete de Lotería” sobre un guión de Pedro Mazzino. También dibujó tapas para dichas publicaciones y otras de distinto género, incluso de fotonovelas.

 LA ETAPA  DE FORMACION  EN LAINEZ

    Siempre a inicios de los sesenta Ascanio colabora en la Editorial Bruguera de Argentina  (Círculo Rojo y libritos del Oeste) para luego iniciar lo que será un ciclo importante en los comienzos de su carrera, esto es su vinculación de varios años con Editorial Lainez (ya para entonces EDMAL) desarrollando un intenso trabajo en las distintas revistas de dicha empresa: El Gorrión, Puño Fuerte, Impacto, Fuego, Mandrake y El Fantasma.  Dentro de esa producción deben contarse sus personajes  “El Canadiense” (Puño Fuerte) que realizó durante cinco años, luego “Cruz Peralta, el nutriero”  (El Gorrión) y “Phillip Clark, detective de Chicago(Impacto, 1966), más una serie de historietas de guerra unitarias como “Un convoy inofensivo”, “Misión sin final” y “Emboscada”  publicadas en la revista Fuego, todas sobre guión propio. Hay otra historieta bélica de 1963 dibujada por Ascanio sobre guión de Oesterheld titulada “Los pantanos de Saint Mere L’Eglise” que suponemos debe corresponder a los tiempos finales de Hora Cero. Completando el repaso a la labor de Ascanio en EDMAL debemos mencionar una colaboración especial ilustrando a tinta aguada una colección de armas y aviones utilizados en la 2ds.Guerra Mundial e ilustraciones para tapas de las revistas El Gorrión, Puño Fuerte, Mandrake y  El Fantasma.

 ANTES Y DESPUES DE “SIR ANDREWS”

     Ya en los tiempos finales de Patoruzito realiza dos trabajos que no son publicados y a partir del año 1969 Ascanio comienza a colaborar con la Editorial Columba, siendo su primer trabajo “Esa garuga no moja” con guión de Sergio Almendro que se publicó en al Álbum de El Tony Nº 211. En esos primeros meses  en Columba realiza solo trabajos del género gauchesco, tema que dominaba por su experiencia en “Cruz Peralta el nutriero”, pero posteriormente realizará adaptaciones de películas y novelas, biografías y dos personajes: “Bill de los Mares del Sur” y “Sir Andrews”.

     A raíz de la Guerra de Malvinas la serie  “Sir Andrews” es discontinuada y eso marca el final de lo que podría denominarse la primera etapa de Ascanio en  Columba. Vuelve a realizar historietas unitarias de todos los géneros (policiales, ciencia ficción, bélicos, románticos, aventuras, terror, etc.) mientras solicita infructuosamente crear o trabajar en personajes fijos. Finalmente a mediados de 1988 luego de aclarar un mal entendido existente con el Departamento de Arte (no le publicaban sus trabajos) Don Ramón Columba (h)  decide confiarle los dibujos de “Terco”, personaje escrito por el entonces novel Ricardo Ferrari. Otros personajes que tuvo a su cargo durante esa etapa fueron  “Ridley”, “Marsella”, “El Chasqui”, “Pehuen Curá”, “Cisne Negro” y “Clochard”.

 ¡LUZ, CAMARA, ACCION! 

    Junto con la historieta el cine ha sido otra de las grandes pasiones de Ascanio, por lo que no es de extrañar que a menudo sus personajes estén inspirados en los rasgos de conocidos actores o actrices, tales los casos de “Phillip Clark”  basado en el rostro de Paul Newman,  el protagonista de “Marsella” (Lucien  Bonard) en las facciones de Lee Marvin y “Darla Web” en Nicole Kidman, en tanto que Bono, el líder de U-2 le sirvió de modelo en “Clochard”. Por otra parte, en su larga actividad en Columba le tocó adaptar numerosas películas y realizar biografías de actores y actrices que fueron muy comunes en Intervalo a fines de los ochenta,  tales las de Julia Roberts, Tom Cruise o Mickey Rourke.  Y como cerrando el círculo entre comics y cine en la actualidad Ascanio se dedica también a la producción de Autorías para DVD de películas, en especial “Clásicos del Cine”.

HISTORIETA GAUCHESCA 

   Los temas gauchescos han tenido también una presencia destacada en la obra de Ascanio pudiéndose mencionar entre otros trabajos de dicho género a  “Cuz Peralta, el nutriero” (que no se enojen los ecologistas porque nunca mató una nutria),  los que realizó en sus primeros meses en Columba y posteriormente “Terco” y “Pehuén Curá” cuando dicho personaje fue reformulado y pasó a vivir sus aventuras en el Litoral. Otro de sus buenos aportes a la  historieta gauchesca fue la unitaria “China brava la Ramona”,  publicada en Intervalo Todo Color en 1991.

CLOCHARD ¿EL PREFERIDO?

     De la lectura de algunas notas de su blog y la información que nos suministrara surge una evidente predilección de Ascanio por “Clochard” (en Francia pordiosero, vagabundo, homeless) serie publicada entre 1989 y 1993  cuyo argumento puede sintetizarse así: Tras haber servido en la Legión Extranjera Jean  regresa a su país y encara la difícil tarea de reinsertarse en la vida civil. En esas circunstancias recibe la ayuda de Pierrot un “clochard” que es asesinado por la mafia marsellesa. Para vengarlo y continuar su lucha el protagonista se convierte en un anónimo defensor de la justicia, tarea para la que cuenta con la ayuda “de los cirujas y pordioseros de toda Francia y con Marie-Thérese su joven amiga, cuya fidelidad es sólo comparable a su belleza y bondad”. El guión de “Clochard” fue escrito por Héctor Alba, a quien Ascanio recién conoció personalmente mucho tiempo después de iniciada la serie que, como dato curioso, alguna vez le fue atribuida a Robin Wood en una nota escrita en Italia. (*). Junto con Alba, Ascanio realizó en 1997  “Homeles”, el vengador de Miami” que tiene algunos puntos de contacto con “Clochard”.

 LA VIDA DESPUES DE COLUMBA

        Luego del cierre de  Editorial Columba -o mejor dicho cuando ésta dejó casi de producir material propio) Ascanio siguió trabajando en publicidad (estudió en su juventud en la Escuela Agencia de Publicidad) y más tarde hizo  trabajos para Italia con el guionista Ray Collins, un guión unitario y el personaje Darla Webb (rebautizado como Darla Web), seis episodios a color. Acorde a los tiempos Ascanio se adaptó a los requerimientos de la “era digital” y todo lo relacionado al manejo de las computadoras, aprendió Diseño Gráfico, Producción de páginas Web, 3D Studio, Corel, Photoshop, (es instructor de nivel 1 y 2) y debido a esto Solano López le solicitó su colaboración para nuevas entregas de El  Eternauta, produciendo más de 30 páginas. Y como ya se dijo,  para cerrar el círculo en la actualidad se dedica a la producción de Autorías para DVD de películas, en especial “Clásicos del Cine”. (CRM)

      Esto ha sido ha grandes rasgos el repaso a la obra de Ascanio en la historieta argentina. Por razones de espacio hemos privilegiado en cuanto a imágenes algunos de sus trabajos iniciales y material de nuestro archivo. Para quienes quieran apreciar otras de sus obras  de distintas épocas    les recomendamos ver su blog

   http://ascanio97.blogspot.com

 (*) “Wood in Italia, le tre fasi della sua presenza” por Luca Lorenzón en la página web Fucine Mutte 55.

 

Breve historia de los cursos de dibujo por correspondencia (2)

 

Misterix, 1949

 

Intervalo, 1950

Una nueva entrega de esta serie presentando hoy al Instituto “Jerarquía” a través de dos avisos, uno de media página publicado en Misterix en 1949 y el otro una página completa aparecida en Intervalo en septiembre de 1950. La novedad en este último caso es que presenta a José Clemen como el responsable de la parte didáctica y anuncia una serie de charlas que iba a dar el citado profesional sobre los estilos de los grandes dibujantes y otros temas relacionados con la realización de historietas. También cambia la sede, que originalmente estaba en la calle Sanchez de Bustamante y se muda luego a Paraná al 500.

 

SALUDOS DE ASCANIO

  

  Con motivo del fin de año y además del post de saludo a nuestros lectores, enviamos también una serie de mails a gente amiga con la cual nos hemos vinculado a través de la historieta. Uno de ellos fue el dibujante Ascanio, que respondió a nuestro saludo con la ilustración que aquí mostramos, reveladora de sus conocimientos de las técnicas de diseño digital, de las cuales tiene conocimientos avanzados. Pero de ello (y de su vasta obra en la historieta) hablaremos en los próximos días cuando subamos la nota que venimos anunciando desde octubre y finalmente está casi lista. Por ahora en nombre de TOP COMICS  agradecemos su gentileza y retribuimos sus deseos de un buen 2012.

Breve historia de los cursos de dibujo por correspondencia (1)

 ESTA NOTA HA SIDO MODIFICADA

PATORUZU 1940

La idea rondaba  nuestra cabeza desde hace mucho pero recién ahora encontramos tiempo para empezar a concretarla: realizar una serie de notas acerca de  los cursos de dibujo que eran promocionados -básicamente- a través de las revistas de historietas. Sin embargo la cosa no es tan sencilla como nos parecía ya que al comenzar a buscar con más detenimiento surgió una gran cantidad de material e incluso de sorpresas. Debido a ello tuvimos que MODIFICAR esta nota que inicialmente incluía datos de tres cursos por correo, a efectos de centrarnos en uno por vez. 

 

D'Artagnan, 1969

EL TONY 1941

     En la memoria popular “Curso de Dibujo” es sinónimo de Escuela Panamericana de Arte, a lo sumo de Continental School, y sin embargo rastreando en publicaciones antiguas aparecen ya algunas escuelas pioneras en la materia.   Por lejos  los avisos más antíguos corresponden a Escuelas Sudamericanas fundadas por Patricio Ryan  en 1915 y que ¡ya en 1921! anunciaba en Tit-Bits y posteriormente en El Gorrión en 1938, en Patoruzú en 1940, en El Tony en 1941, en Tit Bits en 1946 y nuevamente en El Tony en 1950  pero ahora como Escuelas Americanas, nombre con el cual seguirá anunciando durante toda esa década y la siguiente  en las revistas de Columba, en Rico Tipo y en  Patoruzito semanal.  Sus avisos eran generalmente de pequeño tamaño (6 x 8 cms aproximadamente) pero se alternaban cada tanto con otros a página entera (Anuario Fantasía, 1952) o de media página como el que aquí mostramos, publicado en  en D’Artagnan allá por 1969, lo que da una idea de la vigencia de este instituto. Como se puede apreciar no enseñaban exclusivamente Dibujo sino una amplia variedad de disciplinas técnicas y artísticas. “Estudie una profesión”, “Asegure su porvenir” y “Estudie y triunfará” eran algunas de las apelaciones a los lectores. Una verdadera revelación para nosotros la de estas Escuelas Sudamericanas cuyos avisos tuvimos durante años delante de nuestras naríces sin percatarnos de su existencia.

   La seguimos otro día con más cursos de dibujo  promocionados en revistas de historietas a finales de los años cuarenta, entre ellos los de Pedro Seguí y los hermanos Carlos y José María Clemen. (CRM)

“EL PURRETE”, la revista de un poeta anarquista

    Pensábamos tomarnos algún día más de descanso (y dárselo también a los seguidores de TOP) pero el comentario de uno de nuestros lectores nos hizo cambiar de planes. El lector en cuestión se llama Rolando Salas quien en su mensaje manifiesta  entre otros conceptos: “hoy mi inquietud es encontrar la revista “El Purrete” de los años 32 y “Noticiero Informativo”, publicaciones para las que dibujaba mi padre Norberto Salas, un aficionado del que heredé su mano con el lápiz. Tengo recortes (algunos) pero quería saber algo más de esas publicaciones. Muchas gracias”.

    La revista El Purrete (a la cual nos referimos brevemente en la nota “Otras revistas precursoras de la historieta argentina” publicada el 4/9/2011) fue una publicación semanal de Editorial Liverpool  que  apareció en febrero de 1927 y entre cuyos  colaboradores se contaron  Carlos Clemen y Eduardo Ferro, quien en una entrevista que le hizo Superhumor en 1980 dijo lo siguiente al recordar los inicios de su carrera: “(…) más una página que tenía desde ese mismo 1934 en El Purrete, una revista del Buenos Aires Herald, tipo Tit-Bits, con historietas y aventuras pero poco humor. Mi página se llamaba Noticiero Informativo  y era el lugar de la correspondencia de los lectores, fotitos, viñetas, pavaditas…”  De paso aprovechemos para aclarar que -según sus propias palabras- Ferro se inició en la revista La Cancha y no en El Purrete como suele mencionarse.

     En cuanto al creador de “El Purrete”  fue el periodista y poeta Francisco Bautista Rímoli (1903-1938) más conocido por su seudónimo de “Dante A. Linyera”, quien desde muy joven trabajó en distintos diarios porteños y en la recordada revista El Alma que canta en la cual “con notas y versos desparejos expresaba su dolor ante tantas injusticias vistas por las calles de la ciudad”.  Rímoli fue también uno de los responsables de la revista  de fútbol La Cancha pero su más importante creación fue La Canción Moderna, cuyo primer número apareció en marzo de 1928 y que luego con el desarrollo del cine se transformó en la exitosa Radiolandia. Dante Linyera vivió siempre pobremente y se mantuvo fiel a su ideología anarquista hasta que una sífilis nunca curada lo llevaron a la locura final y a la muerte.

    Cabe consignar que El Purrete tuvo una segunda época cuyo número 1 apareció en septiembre de 1943, ejemplar que pudimos ver en una exposición que se realizó en la Biblioteca Nacional a fines de los años 90 y cuya tapa mostramos aquí.

El Purrete, 1943

Actualización de la nota:

   Carlos Abraham, gran coleccionista y responsable de la página “Museo Iconográfico  de la Literatura Popular” nos informa a través de un comentario  que El Purrete era de tamaño grande (parecido a Aventuras o Tit-Bits), mientras que su Suplemento  era de menor tamaño pero mayor cantidad de páginas. Nos dice también que hubo un “Biblioteca El Purrete” con formato libro y que existió años despues el Nuevo Purrete, una de cuyas tapas también mostramos. Respecto a la primera versión de la revista la caracteriza como “una publicación interesante debido a su gran cantidad de novelas y relatos serializados (con géneros como la ciencia ficción, el terror y las aventuras selváticas) y a la abundancia de historietas (entre las que figuran algunas de las primeras traducciones de Disney al castellano)”. Y para redondear nos cuenta que dispone de los 232 números de la primera época de El Purrete, algunas de cuyas imágenes vemos  aquí gracias a su gentileza (CRM)