Inicio

DE “EL PIBE CABEZA” A EVARISTO MENESES, SIN ESCALAS

Deja un comentario

   El martes a través de una revista editada en 1974 recordábamos la figura de “El Pibe Cabeza”, temible figura del hampa local en la década del treinta. Hoy nos vamos al otro extremo para conocer el personaje real en que se inspiraron Carlos Sampayo y Solano López para dar vida a “Evaristo”: el comisario de la Policía Federal Evaristo Meneses (1907-1992). 

evarisro2

evaristo3

    En Noviembre de 1984 en el Nº 3 de la revista Fierro se publicó un episodio de Evaristo titulado “Leyenda de un pistolero herido” que suponemos debe haber sido el primero aparecido allí. La historieta tiene 8 páginas y está precedida de una semblanza de Meneses producto de una charla que con él sostuvieron Sampayo y Juan Sasturain -autor de esa nota introductoria-, donde se aclara que la serie “es una versión libre ambientada en los alrededores del sesenta con un comisario porteño inspirado en en él y en su bien ganada fama de guapo e incorrruptible”. 

evaristo4

evaristo5

     Esa leyenda la forjó Meneses en sus enfrentamientos con los más peligrosos delincuentes de la época como José María Hidalgo, Laginestra, el “Lacho” Pardo”, “El Loco” Prieto y quizá el más recordado: Jorge Villarino, el rey de las fugas. Pero su conducta molestaba a quienes dentro de la fuerza aspiraban a escalar posiciones y cuando era firme candidato para ser designado Comisario General, primero lo postergan y después de pasarlo de Robos y Hurtos a la División Delitos y Vigilancia en el 63, al año siguiente es adscripto a la Dirección de Investigaciones y en diciembre del 64  le dan “el olivo” luego de treinta años de servicios. 

evaristo6

evaristo7

      “Leyenda de un pistolero herido”  es un imaginario encuentro (o mejor dicho un reencuentro) entre Meneses y Juan Nicolás Ruggiero (“Ruggierito”), un hampón que durante veinte años trabajó al servicio de Alberto Barceló, dirigente Conservador, Intendente y hombre fuerte de Avellaneda hasta su caída en desgracia a finales de los años treinta. Barceló es mencionado aquí como “Tarragó” y  Ruggiero como “Vaquero” pero el cruce entre el policía y el pistolero es imposible ya que este fue asesinado en 1933, cuando Meneses recién iniciaba su carrera.

evaristo8

evaristo9

      En YouTube puede verse un documental realizado en 2017 por Mariano Petrecca titulado precisamente “Evaristo” donde se traza una semblanza de Meneses a través de distintos testimonios,  entre ellos el de Carlos Sampayo.  (CRM)

evaristo10

evaristo11

Anuncios

Trabajos iniciales de Solano López

Deja un comentario

  En octubre de 2008 Luis Rosales publicó una nota recordando el cumpleaños de Solano López y al mismo tiempo mencionando distintas series y personajes que habían jalonado su exitosa trayectoria, entre ellos “Perico y Guillermina”, “Pablo Marán” y “El teniente Sanders”. Como las imágenes respectivas no aparecen en el artículo buscamos en los archivos del blog y rescatamos una página de “Pablo Marán” (serie que solo conocíamos de nombre) y otra de “El teniente Sanders”, trabajo desconocido para nosotros.

solano-MARAN

      Respecto a “Perico y Guillermina” (de la cual lamentablemente carecemos de imágenes) fue realizada para Columba y debe contarse entre los trabajos iniciales de la carrera de Solano, que a partir de 1953 dibujaría para Editorial Abril títulos como “Frisco Kid”, “Vacaciones aventureras” y “La expedición del pirata” en Misterix. En cuanto a “Pablo Marán” narra las aventuras de un integrante de la Gendarmería Nacional, contó con guiones de Julio Almada y se publicó en 1954, mientras que de “El teniente Sanders” no sabemos si fue una serie o un episodio unitario. Ambas imágenes corresponden a números especiales de Rayo Rojo conocidos como “Super Rayo”, aunque en el caso de “Pablo Marán” entendemos que apareció también en Cinemisterio. 

solano-SANDERS

  Como puede apreciarse en ambos trabajos, para esa época Solano López estaba ya compenetrado con el estilo de Paul Campani, a quien poco después reemplazaría en los dibujos de “Bull Rockett”.  (CRM) 

UNA NOTA DE TOP QUE SE FUE A LAS NUBES

2 comentarios

captura-nubole

  Hablando de notas recientes, la que corrió mejor suerte que la ya comentada de “El Hombre Cometa” fue la que dedicáramos a “Precinto 56”, incluso con numerosas visitas desde Italia. Creemos que gran parte de ese interés se debe a un post publicado en el blog “Che cosa sone le nuvole” de Luca Lorenzón donde, curiosamente, solo aparece el título “TOP COMICS” y luego tres signos de admiración que sirven como link para ingresar a nuestro blog.  Si bien el “Precinto 56” publicado en Skorpio es muy conocido en Italia, lo que llamó la atención de algunos lectores fue conocer la primera versión realizada por José Muñoz en Misterix y que se haya inspirado en el rostro del actor Chuck Connors para aquel primer Zero Galván o, como lo conocieron por allí, “Larry Mannino”. 

precinto2b

 

A PEDIDO: “EL HOMBRE COMETA” EN PONCHO NEGRO

1 comentario

COMETA-TAGGINO

Un lector del blog nos manifestó a través de un comentario su interés en volver a ver algo de “El Hombre Cometa”, pedido que vamos a satisfacer. De paso otros lectores más jóvenes podrán conocer a este justiciero cuya primera aventura se publicó en Abril de 1956 en el Nº 77 de Poncho Negro. En el número anterior un aviso que promocionaba la nueva serie explicaba lo siguiente: “Su padre le legó un invento maravilloso que le permitía transformarse en invencible justiciero alado, persiguiendo al mal sin pausa y sin desmayos. Conozca a Victor Grant, el sensacional “Hombre Cometa” que, agregregamos nosotros, solía estar acompañado por su amigo Donald Blake.

cometa-ballesteros

“El Hombre Cometa” por Ballesteros

  “El Hombre Cometa” tenía guiones de Pilo Mayo (seudónimo de Rafael Dente), su dibujante inicial fue José María Taggino y luego lo ilustraron Ismael Ballesteros que había sido ayudante de Alberto Breccia, un muy joven Lito Fernandez en 1959 y posteriormente Carlos Tavano. La serie se extendió hasta inicios de los años sesenta y tenía la particularidad -como en el episodio que reproducimos- de incursionar en temas bastantes actuales como lo era en esa época las tensiones raciales en el Sur de Estados Unidos, y si bien el tratamiento era bastante circunstancial no deja de ser un detalle digno de tener en cuenta. Les mostramos aquí la contratapa donde se anuncia la aparición de la serie (dibujo de Taggino), una página dibujada por Ballesteros y un episodio completo publicado en 1959 con dibujos de Lito Fernández.

cometa1

cometa2b

cometa3

cometa4

cometa5

cometa6

cometa7

cometa8

cometa9

cometa11

cometa11b

cometa12

 

“Pigüi y su pandilla, un clásico de Pimpinela en los años cincuenta

1 comentario

  El 13 de Abril de 2008 con el título de “¿Te acordás de Pigüi? Luis Rosales publicó en Top una nota referida a ese popular personaje de los años cincuenta, artículo ilustrado con imágenes de un Anuario de Pimpinela de 1955. Reproducimos ese texto y a continuación incorporamos algunos datos que permiten conocer el origen de esa serie y algunas de sus características.

PIGUI1

pigui20

 “Pigüí y Su Pandilla”.  ¿Quién no la leyó en el viejo Pimpinela? ¿Quién no siguió las aventuras de ese pibe junto a sus nobles y valerosos compañeros, metidos en un escenario y con una temática tan diferente a las nuestras?  Sin dudas, todos.  Pigüí nació como Pee Wee And The Little Wise Guys en el “book” de Daredevil,  una colección que, entre junio de 1941 y setiembre de 1956, redondeó los 134 números publicados.  Pigüí y su Pandilla ocupó en ciertas oportunidades la totalidad del book pero, los editores no lo consideraron lo suficientemente atractivo para el gusto de los aficionados y tuvo que conformarse con ser el apéndice del superhéroe vestido de rojo.

pigui21

pigui22

    Cuando la gente de Codex decide incluirlo en Pimpinela (suplantando a Justy) la serie se convirtió inmediatamente en un éxito.  Cosas de la vida!  Pigüí  llegó a ser amado por los lectores argentinos, como no lo fue por los de su propia patria.  La aventura juvenil, matizada en casi todos los capítulos con trama policial, era el giro temático de la pandilla. El buen gesto, la ayuda desinteresada, el peligro siempre al filo de la navaja, fue la sal de esta serie que, por años, supo dibujar —entre otros— Norman Maurer, y la que tantas sonrisas de complicidad supo arrancarnos cada vez que la leíamos.  Limpio, simple, ingenuo, valiente, atolondrado y loco, a Pigüí  nunca lo olvidaremos;  tal vez, porque así eramos nosotros, como todos los pibes del mundo ¿no?  Vemos ilustraciones con parte de un episodio aparecido en el Anuario de Pimpinela de enero de 1955″.

DATOS COMPLEMENTARIOS Y ACTUALIZACIONES

    Por nuestra parte y tomando como base el libro “History of Comics” de Jim Steranko podemos agregar lo siguiente:  Tal como lo decía Luis, Little Wise Guys surge en las páginas del comic book Daredevil pero -según Steranko- en el número 13 de esa revista en Octubre de 1942 y, luego de desplazar a su anfitrión, se quedaron allí hasta el cese de la publicación en 1956, siendo considerada una de las mejores y más prolongadas series protagonizadas por un grupo de chicos.

PIGUI7(1)

   En cuanto a Daredevil (no confundir con un personaje homónimo creado años después) se trataba de un justiciero enmascarado que enfrentaba a criminales de toda laya usando como única arma…un boomerang.  En 1941 Daredevil pasa a tener su propia revista y un año después pone bajo su protección a una pandilla de niños que con el correr del tiempo  -y como ha pasado tantas veces en la historia del comic- lo desplazarían como personaje central.

PIGUI10(2)

    La saga se inicia cuando un chico llamado Meatball  (“Albóndiga”) se fuga del orfanato donde está alojado (claro, ¿quién adoptaría a un niño con ese nombre? se pregunta Steranko) y se encuentra con Scarecrow (“Espantapájaros”), otro huérfano también fugado. Mientras tanto el pequeño Pee Wee es salvado de una paliza gracias a la intervención de un joven llamado Jock. 

PIGUI6(1)

    Quiere el destino que  todos ellos se encuentren más tarde en un granero y decidan permanecer juntos prometiéndose lealtad mutua, pero el destino alterará la integración del cuarteto. En efecto, una pandilla de delincuentes juveniles conocidos como los  Steamrrollers secuestra a Pee Wee y envían a uno de sus propios miembros, Curly, a infiltrarse en los Little Wise Guys.

pigui

    Jock, Scarecrow y Meatball echan a suertes para determinar quien irá a rescatar a su amigo secuestrado y aunque Scarecrow resulta ser el elegido Meatball toma su lugar y se mete en la guarida del enemigo. Para evadir a sus antagonistas se ve obligado a ocultarse en un río helado lo que ocasiona su muerte. Finalmente los Little Wise Guys rescatan a Pe Wee, derrotan a los Steamrrollers y Curly pasa a formar parte del grupo.

  pigui-biro  Los argumentos de la serie pertenecían a Charles Biro (1911-1972) cuyas virtudes señala Steranko en su obra, indicando que su estilo naturalista significó una ruptura en la forma habitual de escribir guiones, erigiéndose como “uno de los pocos ejemplos en la historia del comic donde el escritor predomina sobre el artista. Biro domina la página con sus palabras; lo visual queda subordinado a ellas. (…) Biro quizás verbaliza demasiado, pero sus historias tenían fuerza. El drama está primero”. 

     En la versión publicada en Pimpinela Pe Wee se transforma obviamente en Pigüi, Jock pasa a ser Sócrates, Scarecrow se covierte en “Coronin” por su curioso corte de pelo y Curly en Bochín. Digamos por último que el principal y mejor dibujante de la serie fue Norman Maurer que -chismecito del ambiente- era yerno de Moe Howard, el líder de “Los tres chiflados” y dirigió varias películas de este grupo cómico. 

Nota: Las imágenes en colores corresponden a la publicación original de la nota en TOP y las que están en blanco y negro fueron obtenidas del sitio Comic Book Plus, habiendo sido escaneadas de los Nº 27 y 100 de la revista Pimpinela y subidas a ese sitio por el dibujante y coleccionista uruguayo Carlos Federicci. 

      

 

 

 

 

Older Entries

A %d blogueros les gusta esto: