Inicio

Dibujando en la bañera…o cómo producir un comic book en un fin de semana

2 comentarios

El título de esta nota no es del todo exacto pero la anécdota que se cuenta en ella es real, fue tomada del primer volumen de “History of Comics” de Jim Steranko y resulta demostrativa de cierto espíritu bohemio que rodeo a esa actividad en la denominada Edad de Oro.

everet1

Dibujo de Bill Everet publicado en “History of Comics” de Jim Steranko

  A comienzos de los años cuarenta la naciente industria del comic book norteamericano vivía su edad dorada. Tras las huellas de Superhombre y Batman surgían una pléyade de justicieros enmascarados o con poderes especiales, se vendían millones de ejemplares y a diario surgían nuevos títulos y editores, muchos de ellos improvisados pero atraídos por la posibilidad de ganar dinero.

     En ese universo de nuevos personajes descollaban “Sub-Mariner” y  “The Human Torch”, creados respectivamente por Bill Everett (1917-1973) y Carl Burgos (1916-1984) y que junto con el Capitán América eran –hacia 1940/41- los productos más populares de una editorial regenteada por Martin Goodman llamada Timely, luego Atlas y  finalmente…Marvel Comics.

everet4

SubMariner en la revista Sabú, 1954

    Ambos personajes habían aparecido en 1939 y eran literalmente el agua y el fuego. A veces héroe, a veces villano, Sub-Mariner -considerado el primer mutante de la historieta- era hijo de un marino y de una princesa de la ciudad submarina de Atlantis. La Antorcha Humana por su parte era un androide producto de un experimento fallido y que finalmente se rebelaba contra la ambición del científico que lo había creado. Siguiendo el modelo de Batman lo  acompañaba en sus aventuras un joven ladero (sidekick) llamado Toro.

¿EL PRIMER “CROSSOVER”?

    En algún momento del año 1940 o 1941 y aquí se inicia la anécdota, Everett y Burgos que eran amigos y ya habían trabajado juntos en otra editorial piensan que sería interesante crear una historieta donde ambos personajes lucharan entre sí. El proyecto  llegó a oídos de Martin Goodman a quien no solo le gustó la idea sino que exigió que el respectivo comic book estuviera listo inmediatamente…inmediatamente era ¡para ese fin de semana!

everet5

   Todo lo que sabían Everett y Burgos era que Sub-Mariner y La Antorcha Humana tenían que tener una pelea, pero unieron sus fuerzas para cumplir con el plazo (más bien el ultimátum) dado por Goodman. Se hizo correr la voz para que todo aquel que estuviera disponible entre viernes, sábado y domingo pudiera colaborar en lo que fuera, desde sacar punta a los lápices a borrar páginas. El departamento de Everett fue elegido como “la escena del crimen” y se ordenaron cajas de cerveza y bandejas de sándwiches.

UN CAOS ORGANIZADO

   Everett y Burgos se sentaron a dibujar las primeras dos páginas sin tener la más mínima noción sobre el argumento. La convocatoria había reunido a una decena de voluntarios que comenzaron a aportar sus habilidades. John Compton comenzó a esbozar un guión; Jack Darcy de Hillman Publications encontró un rincón y comenzó a trabajar; Mike Roy y Harry Sahle se pusieron a dibujar fondos; George Kapitan y Harry Chapman acercaron sus talentos de escritores mientras que un tal Joey Piazza, siendo incapaz de encontrar un sitio para trabajar instaló su cuarto de escritura… en la bañera.

everett3

   Los desgloses eran dibujados a lápiz tan pronto como se completaban las sinopsis de cada página. Los diálogos definitivos eran escritos directamente en las páginas y entonces pasados a tinta. Todos se unieron para producir la historia página por página, inventando a medida que avanzaban.

   Según el testimonio de Everett que Steranko evoca en su libro, el piso estaba cubierto de hojas de papel mientras que las botellas se amontonaban en los rincones. Se intercambiaban ideas a los gritos. Artistas y guionistas dormían por turno y la radio y el tocadiscos sonaban a todo volumen. El alboroto motivó que los vecinos se quejaran y llamaran a la policía. “Parecía la versión de la industria del comic de la película “Sopa de Ganso” (*) recordaba Everett, agregando que pese a todo el trabajo se terminó a tiempo y la revista fue un éxito y concluía diciendo: “La era del comic book de 10 centavos fue la más romántica y aventurera”.

everet2

Que lo anteriormente narrado era algo habitual en aquellos tiempos lo certifica el dibujante y dramaturgo Jules Feiffer en su libro “The Great Comic-Book Heroes”, uno de cuyos pasajes puede verse reproducido en el fascículo 9 de “Historia de los Comics” editada por Toutain. Dice allí: “Y lo peor eran los fines de semana. Un amigo podía pedir ayuda: se había comprometido a reunir una pila de 48 páginas en ese fin de semana –un libro nuevo, con nuevos títulos y nuevos héroes- para ser creado, escrito y dibujado entre las 6 del viernes y las 8,30 de la mañana del lunes. Las prensas (impresoras) estaban reservadas para las nueve”. Claro, uno no puede dejar de imaginar qué tipo de producto podría resultar de eso, pero en fin, no rompamos el encanto que aquellos tiempos pioneros siempre generan.

                                                                      Carlos R. Martinez       

   (*) Famosa película de los Hermanos Marx.

 

Anuncios

CENTENARIO BRECCIA: LOS AÑOS CINCUENTA Y SESENTA

2 comentarios

Originalmente habíamos previsto que esta serie abarcara solamente la década inicial de la carrera de Alberto Breccia, pero luego nos pareció una pena no utilizar material de nuestro archivo correspondiente a años posteriores, entre ellas algunas piezas gráficas no muy conocidas. Así entonces hemos agregado este recorrido por los años cincuenta y sesenta, aunque sabiendo que por la magnitud de la obra de quien nos ocupa las omisiones serán numerosas. 

breccia-villa1

breccia-villa2

Dos páginas publicada en el Nº 1 (26 de abril de 1950) de Sucesos, revista editada por el periodista Demetrio Zadán. Una de las características de la publicación era que en el primer cuadro de cada historieta aparecía el retrato del dibujante que la había realizado.

breccia-dibujantes2

Para 1953 Breccia es un nombre reconocido en la historieta, tal es así que en el Nº 2 de la revista Dibujantes se publica una nota de cuatro páginas titulada “Veamos trabajar a Breccia”. 

peter5

Paralelamente a su trabajo en “Vito Nervio” Breccia ilustra cuentos infantiles para Editorial Abril y colabora con Codex en la revista Peter Pan. Aquí una página dibujada en 1955 cuando la casi totalidad del material estaba realizado por él y por su ayudante Ismael Ballesteros. Observen el primer cuadro de la segunda fila.

https://luisalberto941.wordpress.com/2018/04/15/alberto-breccia-en-peter-pan/

brecciacurso

Aviso publicado en agosto de 1951 en la revista Patoruzú, material que oportunamente nos hizo llegar Carlos Virgilio y en base al cual elaboramos una nota cuyo enlace adjuntamos al final de estas líneas. Las opiniones de Breccia sobre los cursos de dibujo eran bastantes contradictorias, en algunas entrevistas decía no estar de acuerdo con ellos y en otras se atribuía la creación de la Escuela Panamericana y del Instituto de Directores de Arte, lo cual no es exacto.

https://luisalberto941.wordpress.com/2013/05/16/un-hallazgo-el-curso-de-dibujo-de-alberto-breccia/

codex-pancho2

Pancho López fue una revista de Editorial Códex que se publicó entre septiembre de 1957 y enero de 1958. “Lépido Frías” (el guionista) era un seudónimo de Abel Santa Cruz, popular autos de radioteatros.

sherlock1

Pese a que Breccia había conocido a Oesterheld a través de Hugo Pratt, recién en 1958 el guionista lo convoca a participar en sus revistas, el resultado: “Sherlock Time”, el detective del tiempo y el espacio que debutó en el Nº 5 de Hora Cero Extra, por supuesto junto a su amigo, el jubilado Luna. 

breccia-dibujantes

En 1959 la revista Dibujantes le dedica otra extensa nota, “La otra cara de Breccia”, referida a sus ilustraciones para libros y cuentos infantiles

brecciaindios-pator1 (1)

Sobre finales de los años cincuenta y mientras continuaba con “Vito Nervio” Breccia dibujó en Patoruzito distintas historietas unitarias y series como “Dónde están los indios argentinos”, “Armas de fuego”, “Club de Aventureros” e “Historia del petróleo argentino”. 

breccia-fleetway

Cuadro de una de las historietas que Breccia dibujó para la editorial inglesa Fleetway a comienzos de los años sesenta. (Imágen tomada de la revista española Bang!

MORT-presidio

En 1962 y en momentos en que transitaba una difícil situación personal debido a la enfermedad de su esposa, Breccia dibuja “Mort Cinder” sobre guiones de Oesterheld, trabajo que el reconocía como un antes y un después en su carrera. La imagen está tomada de una de las dos o tres páginas que pudimos conservar de su publicación original en Misterix, revista que por su pequeño formato y estar impresa en papel de muy baja calidad no permitía apreciar cabalmente la enorme calidad gráfica de la obra.  

a la conquista

En 1966 Breccia tuvo a su cargo las tapas de la revista “A la Conquista del Mundo”, de Editorial Esquiú, colección dentro de la cual también se reeditaron episodios de “Vito Nervio” a todo color.

breccia-histo1

Página de “Historia Gráfica de la República Argentina”, libro publicado en 1966 y en el cual también intervino Roberto Bernabó

breccia-chile1 (1)

 

BRECCIA-CHILE3

“Historia Gráfica de Chile”, realizada también a mediados de los sesenta

https://luisalberto941.wordpress.com/2014/01/06/historia-grafica-de-chile-dibujada-por-alberto-breccia/

breccia-vino

Ilustración para un aviso publicitario aparecido en Clarín en 1967.

breccia-long

“Richard Long”, historieta breve publicada en la revista Karina en 1967.  El guión es de Oesterheld y Breccia explora aquí algunas técnicas que luego aplicará en “El Eternauta”. Imagen tomada de la revista española Bang! (1973).

breccia-eternau

Fragmento de una las páginas de la versión de “El Eternauta” publicada en la revista Gente en 1969, que tanto por su audacia gráfica como por su enfoque ideológico generaron quejas de los lectores y el brusco final impuesto por la editorial. Contemporáneamente a este trabajo Breccia realizó “Vida del Ché” (donde también intervino su hijo Enrique) y “Vida y obra de Eva Perón”, aunque este último recién fue publicado varias décadas después.

Chesterton, el Padre Brown y un Antonio Presa veinteañero

Deja un comentario

Alejandro Liendo es un amigo de este blog que en reiteradas ocasiones nos ha hecho llegar verdaderas “rarezas” de la historieta argentina como la revista Tibor Gordon o publicaciones de Walter Ciocca en Leoplan. En este caso nos acerca lo que puede ser uno de los primeros trabajos de Antonio Presa (1936-2006), recordado dibujante y Jefe de Arte de Editorial Columba que en aquellos inicios profesionales firmaba como Jorge Rubal. Se trata puntualmente de la adaptación de uno de los cuentos del Padre Brown, el sacerdote detective creado por G. K. Chesterton, publicada en la revista católica Reflector en julio de 1956.

rubal1

rubal2

rubal3

rubaltapa

 

Previo a la adaptación que hemos mencionado Presa había publicado en 1955 en Billiken la serie “Angel y Lucifer” sobre guión propio y posteriormente colaboró en Frontera Extra entre 1958 y 1959 y en la última etapa de Selecciones Escolares de Codex. 

rubal-presaangel

rubal2

Frontera Extra, 1959

presa-fotoDesde inicios de los años sesenta se integra a Editorial Columba donde no solo dibuja historietas sino que habitualmente realiza las ilustraciones que acompañaban el sumario de cada revista y también el relato que aparecía en las páginas finales de D’Artagnan. Acorde a sus inicios en el humor, se ocupó también de “Rulito el gato atorrante”. Con los años su producción como dibujante fue decreciendo en favor de su trabajo como Jefe de Arte y mentor los jóvenes artistas que aspiraban a colaborar en Columba.

RUBAL

Imagen tomada del blog “Columberos”

rubal-cuadrito

Criticado por algunos y elogiado por otros, Presa fue un nombre importante de la gran época de la editorial y quedó inmortalizado en la serie “Mi novia y yo” como Represa, uno de los ejecutivos de la editorial Palomita que “verdugueaban” al bueno de Tino, aunque quizá solo se trataba de rumores infundados echados a correr por Robin Wood y Carlos Vogt, 

https://luisalberto941.wordpress.com/2010/12/31/jorge-rubal-el-otro-yo-de-antonio-presa/

https://luisalberto941.wordpress.com/los-expedientes-columba/

https://luisalberto941.wordpress.com/2018/06/24/sandy-creek-un-guion-de-oesterheld-que-se-anticipo-al-revisionismo-de-hollywood/

 

 

 

El “Profe” Pablo da clases de historietas uruguayas y argentinas

Deja un comentario

profedibujo

Realizado en Uruguay por Pablo Prado Olivero, “Pabloprofe” es un muy interesante blog que abarca temas como cine, televisión, publicidad, historia e historietas. En el último de los rubros nombrados destacan las notas sobre la etapa inicial de Eduardo Barreto y “Mi colección de revistas e historietas”, sección que ya va por su entrega Nº 29 y en la cual el “Profe” muestra una valioso material donde predominan las revistas argentinas desde los años 50 a los 80 aproximadamente. Les recomendamos echarle un vistazo.

http://pabloprofete-pabloprofe.blogspot.com/

 

JOSÉ MARÍA CLÉMEN (1928-2018)

Deja un comentario

clemen-fotoHace tres años a través de la página de Facebook de su hijo Alan pudimos obtener algunos datos y fotos de José María Clémen, figura destacada de la historieta argentina desde los años cuarenta y por espacio de varias décadas. Ahora esa misma página nos trae la dolorosa noticia de su fallecimiento, ocurrida este lunes como consecuencia de un ataque cardiaco. 

  Integrante de la “dinastía” que conformaron también sus hermanos Carlos y Juan, José María “Joe” Clémen se inició casi adolescente en la historieta con trabajos realizados en la revista Billiken, colaborando posteriormente en Ping-Pong, Poncho Negro, FuegoTop –entre otras publicaciones-, y desempeñándose también como ilustrador de libros. En su recuerdo reproducimos la nota que le dedicamos en 2015 repasando su trayectoria.

https://luisalberto941.wordpress.com/2015/11/07/dibujala-de-nuevo-joe-un-repaso-a-la-obra-de-jose-maria-clemen/

Older Entries

A %d blogueros les gusta esto: