LAS REVISTAS DE JOSÉ ALEGRE – LA ERA MO-PA-SA (Parte 1)

Deja un comentario

En las dos notas anteriores creemos haber resumido la producción de José Alegre Asmar a través del sello Gente Joven, etapa que se extendió entre 1960 y 1966 aproximadamente. Corresponde entonces revisar la labor de Editorial Mo-Pa-Sa, que fue mucho más intensa que la anterior y que tuvo entre sus sellos distintivos la edición de revistas de terror y fundamentalmente en la adaptación –muy libre por cierto- de populares series de TV de los años setenta.

 

No tenemos revistas de Gente Joven editadas desde 1967 en adelante, por lo cual presumimos que haya dejado de existir como tal para esa fecha. Lo cierto es que para inicios de los setenta Alegre se reconvierte, deja de lado los productos inspirados en Hora Cero y Frontera o similares y comienza a explotar dos nuevas vetas, el terror y las series de televisión, a lo que suma también fotonovelas de terror. Veamos algunos títulos de la primera categoría:

MAS ALLÁ DEL TERROR

  alegreMas-alla-del-terrror17  Revista mensual aparecida en 1973. Su Nº 14 presentaba tres historietas realizadas localmente: “Vamp”, por los hermanos Jorge y Mario Morhain, “La fiebre del uranio” con guión de Areválo y dibujos de Gaspar González y “Los cinco condenados”, guión de Edgardo A. Dominguez y dibujos de Sara López. A ello se sumaban un relato breve escrito por Dominguez y dos páginas de humor que no consignaban el nombre del autor.

 alegre-masalla3   En el número anterior de esta revista había publicado el ramallense José María Massaroli, quien recuerda en uno de sus blogs aquel debut profesional aportando además algunos datos de color sobre el editor que nos ocupa: “1973 fue un año decisivo en mi carrera, no sólo por haber ingresado en la editorial García Ferré, sino porque apenas unos meses después, en octubre, pude publicar mi primera historieta: “La Mujer del Pasado”, en la revista  Más Allá del Terror, que dirigía el Turco José Alegre, pintoresco personaje del submundo de la historieta, a cuya legendaria editorial, Mopasa, íbamos a recalar todos aquellos que éramos rechazados por Columba, para foguearnos y volver más adelante. Una gran misión la de Alegre, después de todo, compensada con las endémicas dificultades para poder cobrarle. En aquel número 13 de la revista, publicaron también Mario Morhain y Furlino (…) Nunca más supe nada del guionista, José Manuel Fuentes Font, a quien tampoco conocí en mis escasas visitas a la editorial, ubicada en una oscura oficina de la calle Bolívar al 500. A quien sí volví a ver más adelante, en diversas circunstancias, fue a Miguel Prystupa, quien era una especie de socio, factótum o jefe de arte del enigmático Turco”. Digamos que en efecto, la editorial Mo-Pa-Sa estaba ubicada en Bolivar 547 4º piso y que Pristupa figuró como editor o director de varias revistas, entre ellas La Mujer Maravilla y Selecciones de Terror, título este último que está jugando a las escondidas en nuestro archivo.

NOCHES DE HORROR

alegre-noches-de-horror-15-rev

alegre-NOCHESHORROR2  Carecemos de ejemplares de este título por lo cual solo podemos mostrar estas tapas, una de ellas firmada por García Durán. Datan también de 1973.

PROFESOR MACABRO

 alegre-profesor El Nº 9 de esta revista (foto) presentaba cuatro historietas de origen extranjero, posiblemente material realizado por dibujantes españoles para los títulos de horror de la Warren o similares.

alegre-Profesor-macabro_4   

VAMPIROS

alegre-vampiros-tanoira   La tapa fue realizada por Amador Tanoira, muy buen ilustrador que trabajó Mo-Pa-Sa en los comienzos de su carrera y sobre el cual nos extenderemos más adelante.

 ZOMBIES

alegreZOMBIES   Revista aparecida en Noviembre de 1975 y que incluía material extranjero.

PÁNICO

alegre-panico  Y finalmente Pánico, “Sexi historias de terror en fotonovelas completas” cuyo cóctel de Sexo, Violencia y Terror era promocionado en 1973 en la contratapa de Más Allá del Terror. Está demás decir que su inspiración eran las publicaciones similares como Killing o Goldrake, realizadas inicialmente con material italiano.

 

 

 

 

 

 

Las revistas de José Alegre – La etapa de Gente Joven (2da. Parte)

Deja un comentario

    Tras ocuparnos extensamente de Casco de Acero dedicamos esta segunda nota sobre la labor editorial de José Alegre Asmar al repaso de los restantes títulos que publicó en la primera mitad de los años sesenta, también con el sello de Editorial Gente Joven. 

 

TUCSON

El número 8 corresponde a Julio de 1965 estando su material dedicado exclusivamente al western con dos trabajos de David Mangiarotti (uno de ellos la serie “Sudista” con guión de Mut Ribas); “Cerco de violencia” dibujada por Mut Ribas y “Dos balas de sobra”, guión de Jorge Morhain y dibujos de F. A. Saravia. Dos curiosidades: el concurso en el cual se preguntaba ¿Qué es Tucson? y cuyos premios eran suscripciones a las distintas revistas de la editorial y el aviso donde promocionaba la aparición de la serie “Rolando Scout” protagonizada obviamente por un boy scout. Como editor en este número figuraba Alegre y la redacción estaba ya en Defensa 1171.

 alegre-tucson1alegre-concurso   También tenemos un Libro de Oro de Tucson, el Nº 16, sin fecha alguna aunque al figurar la dirección de Miravé 3379 se supone que es de inicios de 1965 o quizás de 1964. El material es en su totalidad de origen extranjero incluyendo en él trabajos realizados por Leandro Sesarego y Carlos Roume para Inglaterra.

alegre-tucsonoro

RINGO KID

   Era junto con Ataque, Tucson y Casco de Acero una de las revistas que se promocionaban en las contratapas de esta última pero carecemos de ejemplares editados por Gente Joven, sí uno de igual título pero hecho por Ediciones Vima con la cual posiblemente Alegre haya hecho trabajos en conjunto.

alegre-ringo    En 1955 se editó también una revista con el nombre de  Ringo Kid dedicada al personaje homónimo creado en 1954 por la Marvel y cuyo principal dibujante fue Joe Mannely. Lamentablemente la página “Historietas de ayer” de la cual tomamos la imagen no está vigente, por lo cual no podemos contar con datos sobre su editor.      

alegreringo-kid-2_w400

SUPERVOLADOR

    De esta revista existe una extensa nota de Fernando Ariel García publicada en un número especial de la revista digital Sonaste Maneco, nota  que a su vez nos sirvió de base para un artículo en Top Comics, por lo cual y para no reiterar conceptos dejamos los enlaces de ambos trabajos:

http://www.labanacomic.com.ar/maneco.htm

https://luisalberto941.wordpress.com/2014/09/06/la-increible-historia-de-super-volador-y-los-primeros-trabajos-de-altuna/

 

supervolador

OFENSIVA

      El Nº 1 apareció en Agosto de 1965 y la totalidad del material es extranjero. El Nº 11 carece de fecha, fue publicado por Editorial Güemes pero el editor responsable es Alegre, lo que nos lleva a pensar que como hacía el señor Torrrendell, el inefable creador de Editorial Tor, Alegre utilizaba distintos sellos editoriales para canalizar su producción. Todo el material -tanto el local como el extranjero-, había sido ya publicado en otras revistas  de Editorial Gente Joven, entre ellas Casco de Acero.

aalegre-ofensva

ofensiva1

Respecto a la imagen que se aprecia sobre estas líneas corresponde a una nota publicada en Tebeosfera acerca de las historietas argentinas de aviación, en la que se cita a Ofensiva como un proyecto de Héctor Oesterheld.

OREGON

alegre-oregon    Una revista de aceptable nivel, predominio del género “western” y con material producido localmente al menos en su número 1 de Mayo de 1966, con Alegre como editor responsable pero sin mención de editorial ni dirección. El sumario se integra con la historieta “La duda” que carece de créditos pero cuyos dibujos son de Ivo Pavone; “Cimarrón” por Jorge Morhain y César Robles; “Oro y sangre” con guión y dibujos de César Spadari; “Yaguareté” sin mención de sus autores; “El mayor Laguna” de César Almendro y Spadari; “El manantial” con dibujos de Néstor Olivera y “Tres regresos”, otra de Morhain y Robles. En la retiración de contratapa aparecía un aviso de la revista Western (“La revancha del Oeste”), título para nosotros publicado por Editorial Nueva Frontera o por Alfredo Scutti antes de la creación de Record.

ATAQUE

   Como dijimos al inicio de la nota, Ataque era una de las revistas de Editorial Gente Joven que se publicitaban en Casco de Acero. Sin embargo en el ejemplar que aquí se  muestra (el Nº 1 publicado en 1971) figura como Directora  María R. Calviño y la redacción estaba en  Suárez 1756.  En el caso específico de este número su material estaba constituido por tres historietas de Solano López y una de Rubén Sosa realizadas para Inglaterra. Originalmente este material se publicaba en libros de pequeño formato, con lo cual con cuatro de esas páginas se diagramaba una de la revista. (Datos aportados por Gerardo Canelo).

ataque

   Cabe destacar que la portada que aquí mostramos fue utilizada en los años sesenta para una edición de la revista Ofensiva.

ofensiva2

 El título Ataque fue utilizado también para esta publicación mensual de Editora y Distribuidora Creaciones. No consta la fecha de edición, que podría ser 1962 según uno de los trabajos publicados. El Nº 7 presentaba material de Hugo Di Benedetto, Walter Casadei, Oscar Maldonado y la historieta inglesa Buck Jones.

ATAQUE-2

 

 PICARDIA UNIVERSAL

alegre-picardias

  Otra revista que era publicitada en las contratapas de Casco de Acero aunque no podemos de determinar si era de Editorial Gente Joven o alguna especie de canje con otra editorial, como sucedía con Diabolik, que también era promocionada en las revistas de Alegre pero su editor era Nueva Frontera.

 En la próxima nota comenzaremos a desandar la etapa correspondiente a Editorial Mo-Pa-Sa, cuyo signo más sobresaliente fue la adaptación en historietas de exitosas series de televisión de los años setenta. 

 

Las revistas de José Alegre, el editor “invisible” – Primera parte

Deja un comentario

  Enigmático, intuitivo, duro de bolsillo (pero pagador al fin), empresario de ojo avisor, un simple imprentero para unos y para otros alguien que dominaba un circuito editorial que incluía la venta en kioscos, la reimpresión, el retapado, la distribución por el interior del país, la venta callejera, etc. Tales algunas de las muchas opiniones y descripciones de José Alegre (“El Turco”) Asmar, cuya labor como editor nos proponemos reseñar y -aunque suene exagerado-, de algún modo reivindicar. (C.R.M.)

alegre-cascoacero1

Casco de Acero Nº 9, Mayo 1961

   No son muchas las fuentes para retratar al personaje en cuestión, siendo la principal distintas entrevistas en las cuales Jorge Morhain al repasar su carrera como guionista cuenta las experiencias vividas en Editorial Gente Joven primero y en Mo-Pa-Sa después. Aunque no tan abundantes, son muy útiles también los recuerdos y anécdotas publicados en sus blogs por José María Massaroli, quien precisamente publicó su primera historieta en uno de los numerosos títulos de Alegre.

   Por suerte, podemos compensar esa falta de datos del editor con una respetable cantidad de los títulos que produjo, los que iremos desmenuzando y comentando a lo largo de esta serie de notas. Dado lo extenso de ese repaso lo dividiremos en dos partes principales: la producción de Editorial Gente Joven y la de Mo-Pa-Sa, en la que procuraremos respetar un orden cronológico y al mismo tiempo seguir los distintos domicilios de este múltiple editor. Y para empezar nos vamos para Avellaneda:

 DE AVELLANEDA AL CENTRO

matejka

Miguel Matejka

     Los primeros datos concretos sobre José Alegre como editor datan de 1960, fecha de aparición de la revista Casco de Acero, aunque no podemos asegurar que haya sido su primera experiencia en el rubro (*). El origen de dicha revista –obviamente con influencias de Hora Cero– hay que buscarlo en la amistad entre dos condiscípulos de las clases de Dibujo y Pintura que se dictaban en la agrupación “Gente de Arte” de Avellaneda: Andrés Cascioli y Miguel Matejka, que años después se consagrarían como ilustradores. Según el testimonio de Matejka en su página web ambos veinteañeros crearon Casco de Acero para la editorial Gente Joven, por entonces con domicilio en Avenida Pavón 2297, 1er Piso, Oficina 1, de Avellaneda.

 

cascioli

Andrés Cascioli

El número más antiguo de Casco de Acero en nuestro poder es el 9, de Mayo de 1961 cuando la revista estaba ya en su segundo año. El Editor  Responsable era Alegre, el Director Andrés L. Cascioli y la lista de colaboradores la integraban Cascioli, Matejka, Rocatti, Hernández, Joaquín Miró. Osvaldo Blanco (guionista), Koblo (Oskar Blotta, hijo), Martínez, César Spadari, Horacio Muñoz, Grazdo, Al Cas (seudónimo de Cascioli) y M. Wieryszko.

    El sumario de ese Nº 9 se integraba con las historietas “¡Hombres al Espacio!”, por Blanco y Cascioli; “El centinela”,  guión de Hernández y dibujos de Koblo y Cascioli; “La rebelión de los terrestres” por Blanco y Matejka; “Dan Hunter”, serie ambientada en Africa y realizada por la dupla Sergio Almendro-César Spadari; “Humor”, por Koblo; “Los invasores”, nota escrita por Rocati; “El amuleto chino” por J. Miró y J. Martinez; “Los tres forasteros” con dibujos de Horacio Muñoz y “Marc Green”, guiones de Osvaldo Blanco y dibujos de M. L. Matejka.   

    Por entonces la revista tenía frecuencia mensual,  formato 15 x 23 cms, prolija presentación gráfica y una cierta inclinación por los temas referidos a la exploración del Espacio y la Astronáutica, ya fuera a través de notas o historietas. En su contratapa se promocionaba la revista 2 Campeones con las aventuras de Langostino y el Gnomo Pimentón (creaciones de Eduardo Ferro y Oscar Blotta, respectivamente), que era editada por Gente Joven en sociedad con los citados dibujantes. 

 

alegre-casco1

El Nº 12, de Febrero de 1962

El siguiente número en nuestro archivo es el 12, de Febrero de 1962, que luce en su tapa la denominación de EXTRA y un elenco de colaboradores integrado por Miguel Angel Repetto, Juan Dalfiume,  Trento Fronza, J. Martinez, Orazio Merel (así firmó) como dibujantes y los guionistas Sergio Almendro, Antonio J. Díaz y Jorge Morhain en sus primeros pasos en el oficio. La revista había “crecido” a 19 x 28 cms y ya no figuraba el grupo de colaboradores iniciales, aunque para la tapa se había utilizado una ilustración de Matejka de 1961. La editorial estaba ahora en Paraná 264 de la Capital y si bien no figura el Director este podría haber sido Roberto Giormenti.

  (*) Según Fernando Ariel García, Gente Joven ingresó al mercado editorial de historietas a mediados de la década del ’50, publicando antologías de temáticas populares, como el western y la aventura bélica.

 A LA SOMBRA DE “EL GLOBITO”

   Un año después, en Enero de 1963, Gente Joven se ha mudado a la Avenida Amancio Alcorta 2598 (Parque Patricios) y Casco de Acero incorpora dos colaboradores de renombre: Héctor G. Oesterheld y Carlos Casalla, a los que se suman Giani Dalfiume, Emilio Salas, Miguel Angel Repetto con “Cóndores Criollos”, Victor Braxator (Manken) y J. Peirano como dibujantes, humor a cargo de Bruzzone y guiones de Omar Barzotti y “Basque”.

alegrefronza-tapa

Nº 18, Enero de 1963

   Los números 61 y 62 (numeración que hay que tomar con pinzas) marcan un retroceso en cuanto a material, ya que se apela mayoritariamente a reimpresiones, ya fuera de trabajos de la primera época de Casco de Acero, de otras revistas o proveniente del exterior. El Nº 61 es un Libro de Oro donde aparece “Operación Fritz” de Oesterheld y Cristobal (publicada originalmente en Hora Cero Extra en 1958 y reimpresa infinidad de veces en diferentes revistas), una extensa historieta dibujada por Jorge Moliterni para Inglaterra, algo de origen yanqui y dos de factura local, una de las cuales está fechada en 1963. En el Nº 62 participan Matejka,  Emilio Salas, Eugenio Zoppi y Tachi Artiguet, pero en varios casos los créditos están borrados. En las contratapas de estas revistas se publicitan otras revistas de Gente Joven como Ringo Kid, Ataque, Tucson y Picardías. En esta etapa Alegre tiene sus oficinas en Miravé 3379, casi bajo las tribunas del Estadio “Tomás A. Ducó” del Club Atlético Huracán.

alegre-cascooro

 DE VUELTA AL CENTRO

   El nivel de Casco de Acero remonta en 1965 cuando se hacer cargo de la dirección el dibujante Bartolomé Mutt Ribas, algo que se manifiesta en una mejora del diseño gráfico de la portada y material local de buen nivel. Así el Extra Nº 39 de Julio de 1965 ofrece “Pappy Bodyngton”, de Oesterheld y Mutt Ribas que había sido creada para la revista Círculo Rojo, de Bruguera, junto a trabajos de Mandrini-Carovini, “Los fortineros” de Hernandez y Loaiza, la serie “Milo Garay” por Jorge y Mario Morhain y un trabajo de Mut Ribas en guión y dibujo. En su eterno peregrinar Editorial Gente Joven está ahora en Defensa 1171, la misma dirección que figura en el Nº 44 que carece de fecha y donde el material es en su mayoría extranjero y de pésima calidad.

alegre-cascopopy

Nº 39, Julio de 1965

     Pensamos que la etapa de Casco de Acero se agota precisamente hacia 1965, ya que desde febrero de ese año Alegre se hallaba abocado a un proyecto que agrandaría su leyenda: la revista Supervolador con un Superman trucho, tema del cual hablaremos en la próxima nota. Cerramos entonces esta primera entrega sobre la Editorial Gente Joven con una serie de testimonios que aportan algunos datos más sobre la figura de su creador.

 ASÍ LO RECUERDAN:

(…) “Había varios editores especializados en este sistema: Mamut de Vima, Zerboni de Totem (sí, el mismo Zerboni de la Editorial Eura de Italia), y, desde luego, el “rey”, José Alegre, o José Alegre Asmar, que basó su fortuna en esas series, y en toda clase de impresiones como billetes de lotería u horóscopos de Horangel. No sólo historietas de las series hacía, sino cualquier cosa que pudiera venderse. (…) Editorial Atlántida compró los derechos legales de La Pantera Rosa. Pero Alegre se le adelantó e hizo el mejor negocio de su vida, publicándola en Diario Popular y sacando revistas. Atlántida le hizo juicio, pero finalmente desistió”. (Entrevista a Jorge Morhain en el diario El Litoral, de Santa Fé, en 2004)

alegre.contratapa (…) “Tenía una imprenta en la cancha de Huracán sobre la calle Figueroa Alcorta (sic). Sin poder asegurarlo fehacientemente, me parece que Alegre era empleado de alguien que tenía imprenta allí y luego pasó a ser socio. Aparentemente, era un señor robusto y grande, con un defecto en una mano Todo lo que hacía a su actividad y relaciones era algo oscuro e impenetrable. Tanto Alegre, como su socio y su secretaria, que después fue su mujer (aunque quizás lo fuera desde un principio) circulaban por la imprenta y atendían en un pequeño cuartito al fondo. No era, por entonces, un espacio demasiado grande; y siempre olía a tinta y estaba lleno de recortes de papel. Después tuvo una oficina en la calle Bolívar al 400 Aunque a veces se lo vincula con la Editorial Columba, no me consta que haya tenido alguna relación con ellos. Sí hizo, durante varios años, el libro de predicciones de Horangel, de la misma forma en que hizo muchas otras cosas, algunas como editor y otras simplemente como imprentero. Por ejemplo, al día siguiente de la muerte de Marilyn Monroe (1962) sacó una revista especial con toda su vida. El propio Alegre y un grupo de colaboradores habían trabajado toda la noche recogiendo datos y recortando y pegando de otras publicaciones”. (Jorge Morhain en la nota de Sonaste Maneco sobre la revista Supervolador, por Fernando Ariel García)

Duco

Estadio “Tomás A. Ducó”

 (…) “En cuanto a Alegre, lo conocí porque yo trabajaba para Edmal (Editorial Láinez venida a menos) y frecuentemente iba a la imprenta de su propiedad a llevar películas o a retirar revistas con un taxi-flete. La imprenta estaba, precisamente, bajo la cancha de Huracán. Sé que, al menos, dibujé un par de historietas para Alegre. ¿De qué trataban? Ni idea. Sí recuerdo que tardé más de un año para poder cobrarlas, en cómodas cuotas mensuales. Cómodas cuotas para Alegre, por supuesto”. (José Luis García López en la citada nota de Sonaste Maneco)

“Cuántos colegas peregrinábamos hasta el Palacio Tomás A. Ducó, estadio del glorioso Huracán, esperando encontrar a José Alegre buscando poder publicar alguna historieta” (Gerardo Canelo, historietista y ferviente “quemero”)alegre-cascoacaero

En la próxima nota la restante producción de Editorial Gente Joven en los años sesenta: Supervolador, Ringo Kid, Ataque, Ofensiva, Tucson, Oregon...y alguna más que por ahí aparece.

 

 

 

El Centro Editor de América Latina, la cultura popular y las historietas

Deja un comentario

 Una muestra en el Museo del Libro y de la Lengua de la Biblioteca Nacional revive la historia del Centro Editor de América Latina (CEAL), “esa aventura irrepetible que creó Boris Spivacow con un equipo intelectual de lujo” como bien lo sintetiza la bajada de título de una nota que publica La Nación en su edición de hoy, firmada por Natalia Blanc.

   Cabe recordar que entre la destacada producción del Centro Editor de América Latina se cuentan dos de los primeros libros aparecidos en nuestro país sobre el humor gráfico y la historieta argentina, publicados ambos en 1972, temas incluidos también en dos de los fasciculos de la colección Capítulo dedicados a las literaturas populares. Sobradas razones entonces para reproducir en su totalidad la nota que evoca esta verdadera epopeya editorial y a la figura de su responsable: Boris Spivacow.

centro1

   

Centro Editor: los 50 años de la fórmula para hacer libros masivos y de calidad

Por NATALIA BLANC

Una fábrica de cultura. Así definen los investigadores de la Biblioteca Nacional al Centro Editor de América Latina, editorial fundada a fines de 1966 por Boris Spivacow que publicó cerca de cinco mil títulos a lo largo de treinta años. Una muestra antológica, que inaugura hoy en el Museo del Libro y de la Lengua, rinde homenaje a este proyecto intelectual único que ofreció a un público masivo contenidos de calidad escritos por intelectuales en un estilo sencillo y didáctico mucho antes de que se pusieran de moda los libros de divulgación.

  La exhibición, montada en la sala Julio Cortázar, apunta a reconstruir el proceso de producción del Centro Editor, que fue al mismo tiempo industrial y artesanal: industrial por el gran volumen de publicaciones y la gran tirada de cada una (entre 10.000 y un millón de ejemplares, según el título) y artesanal porque se desarrolló a fines de la década de 1960, cuando todavía no había computadoras ni fotografía digital.

 centro2  El armado de la muestra reproduce una redacción de aquella época: hay mesas de diseño y armado de páginas, gabinete de revelado, tablero de arquitecto para el director de arte encargado de las portadas de los libros y los fascículos. El método de trabajo de Spivacow y equipo fue más parecido a una redacción periodística que a una editorial. “Centro Editor fue pionera en insertarse en la industria cultural para hacer publicaciones de calidad. Spivacow no se planteó la disyuntiva entre calidad y cantidad. Logró las dos cosas”, explicó Judith Gociol, del equipo de la BN, que estuvo a cargo entre 2006 y 2011 de un proyecto de investigación centrado en Spivacow, Eudeba y el Centro Editor. De ese proyecto surgió la mayor parte del material ahora expuesto por primera vez al público; otra parte proviene de donaciones recientes, como la de la familia de Aníbal Ford, que participó del CEAL. “Spivacow tenía una idea clara del lector al que dirigía los contenidos: un lector culto, de formación integral, y, al mismo tiempo, se proponía llegar a la mayor cantidad de gente posible. De ahí surge el concepto «Un libro al precio de un kilo de pan» que marcó el espíritu del CEAL, pionero en vender fascículos culturales a precios accesibles en los quioscos de diarios y revistas”, completa Gociol.

centro3

El fascículo dedicado a la historieta, escrito por Jorge B. Rivera

En una pared se exhiben los principales títulos editados por el sello: Los hombres, Atlas total, Pintores argentinos del siglo XX, El país de los argentinos, La vida de nuestro pueblo, Polémica, Capítulo y Los cuentos del Chiribitil, entre otros. Fueron en total 79 colecciones dedicadas a la literatura clásica y contemporánea, la teoría crítica y literaria, el arte y las ciencias sociales, compuestas por entre 100 y 400 títulos cada una, con una tirada inicial de veinte mil ejemplares. Del volumen de publicaciones surge el título de la muestra: Una Fábrica de Cultura.

En una de las mesas se destacan las libretas de Spivacow, que registraba en forma minuciosa los detalles de cada colección: tema, contenidos, colaboradores, cantidad de fascículos, costo de producción y de distribución. “Tenía una idea realista de la edición, estaba muy lejos del editor romántico. Para conseguir dinero, les mandaba cartas a intelectuales en las que les contaba el proyecto y les pedía colaboración y apoyo financiero. También llegó a vender acciones de la empresa a empleados y a colaboradores, como Aníbal Ford”, completó la curadora. Las acciones que pertenecieron a Ford están expuestas, junto con una carta de Spivacow a Álvaro Yunque y una serie de recibos y cheques que dan cuenta de que el editor era, al mismo tiempo, contador y tesorero.

  Si bien por entonces existía un mercado ávido de las publicaciones del CEAL, Gociol resalta que cuando caían las ventas o una colección no resultaba exitosa Spivacow y equipo salían a buscar lectores. “Cuando no había público, lo inventaban”, dice la investigadora. Así, los fascículos llegaban a escuelas, hospitales, ferias barriales.

cemtroeditor

El Museo del Libro, sede de la muestra en homenaje al CEAL

La calidad de los contenidos era, para Spivacow, tan importante como el estilo de los textos: por eso les pedía a los intelectuales que escribieran con un lenguaje sencillo, apto para todo público. Entre los principales colaboradores figuran Ford, Beatriz Sarlo, Graciela Cabal, Jorge Lafforgue, Jorge B. Rivera, Luis Gregorich, Jaime Rest y Oscar Díaz como jefe de arte. Hay un sector en homenaje a Díaz, con un tablero de trabajo y elementos que le pertenecieron, como reglas y plantillas de tipografías. Otro sector rinde homenaje a los fotógrafos, con cámaras y negativos con imágenes de la época.

  En una mesa de revelado fotográfico hay cubetas de colores. En cada cubeta se ve una escena de una secuencia histórica: la quema de libros del Centro Editor ordenada por un juez durante la dictadura militar, después de un juicio que duró dos años y que resolvió que el 30 por ciento de los títulos secuestrados en un operativo en 1978 eran “peligrosos para la seguridad nacional”. Así fue como en 1980 se quemaron 24 toneladas de libros del CEAL en un baldío de Sarandí. La filmación de aquella barbarie se proyecta en forma continua en la sección Víctimas del Horror.

UN JOSÉ LUIS SALINAS NUNCA VIENE MAL

Deja un comentario

salinas-moi1 No recordamos si el presente material ya fue difundido en TOP COMICS, pero de todas formas un José Luis Salinas nunca viene mal y menos aún para cerrar la semana. Así que va entonces esta página correspondiente a su adaptación de “El último de los Mohicanos”, una de las varias obras literarias que el gran dibujante llevó a la historieta (o a la novela gráfica) en la revista El Hogar desde 1937 y por casi una década, material que luego volvió a publicar en Patoruzito y Aventuras, entre otras revistas. 

  salinas-moihogar   La página aquí mostrada se publicó en la edición del 26 de diciembre de 1941. El Hogar pertenecía a Editorial Haynes y comenzó a aparecer en 1904, siendo desde los años 20 una de las revistas pioneras en publicar historietas de origen nacional como por ejemplo “Las aventuras de Pancho Talero”, de Arturo Lanteri, que aún se publicaba en 1941. Su formato era de 25 x 32 cms lo que permitía una adecuada reproducción de los dibujos de Salinas.

  salinas-moi3

salinas-moinomina

  Como complemento mostramos la misma página pero en una reedición que en 1964/65 hizo Nómina Editora dentro de la colección Álbum de Joyas, número donde también aparecía “De regreso” dibujada por Alberto Breccia en la revista Aventuras dos décadas antes. Aquí la calidad de reproducción es aceptable pero el resto es una verdadera “carnicería” al no haberse trabajado con los originales de Salinas sino con copias impresas de una publicación que bien podría ser Aventuras.

Older Entries

A %d blogueros les gusta esto: