Como ya hemos dicho en varias ocasiones, nos gusta de tanto en tanto echarle un vistazo a las historietas realizadas en otros países de América, tal como lo hemos hecho con algunas de Uruguay, Paraguay y Bolivia. En este caso le toca el turno a Perú con “Selva Misteriosa”, cuya curiosa historia nos llamó la atención cuando la descubrimos en Internet.

Considerada como la tira de aventuras más importante de la historieta peruana, “Selva Misteriosa” comenzó a publicarse en 1971 en diario limeño El Comercio. Con guiones y dibujos de Javier Florez del Águila (Trujillo, 1934), la serie presentaba las aventuras  del “trochero” (baqueano) Javico en historias donde se entremezclaban seres legendarios, brujerías y búsquedas de tesoros, todo ello en el agreste escenario de la selva amazónica en la cual la única ley era la que imponía la Naturaleza.

Javier Florez del Águila (derecha) junto a Hernán Migoya, quien impulsó el rescate de “Selva Misteriosa”

Su temática, la sensibilidad con que reflejaba a los habitante de la citada región amazónica y a su fauna le valieron a “Selva Misteriosa” un merecido reconocimiento por parte del público, pese a lo cual sufriría en 1974 un abrupto final. Sucede que por esa época Perú era gobernada por una dictadura militar de signo izquierdista que, además de una ola de estatizaciones, decretó la expropiación de los diarios y con ello la desaparición de la mayoría de las historietas que publicaban, considerando que los comics eran un medio “alienante” (*). Luego de tres años y 759 tiras “Selva Misteriosa” llegaba a su fin en octubre de 1974.

Cuarenta y cinco años después de su abrupta conclusión, la serie tuvo su revancha. Liderado por Hernan Migoya, escritor, historietista y editor de origen español afincado en Perú, un grupo de estudiosos y coleccionistas se propuso rescatar del olvido aquel trabajo de Flores del Águila. El resultado fue un libro de 284 páginas publicado por  Editorial Planeta que reunía por primera vez las 759 tiras publicadas (trabajo para el cual se utilizaron las páginas originales y varias redibujadas por el autor de aquellas que se habían extraviado), volumen que salió a la venta en febrero de 2019. Una verdadera “resurrección” en la cual la calidad artística de la obra pudo sobreponerse al paso de los años y al olvido.

EL AUTOR

Javier Florez del Águila es médico neurólogo e historietista. En paralelo con sus primeros estudios en San Marcos, llevó cursos libres en la Escuela de Bellas Artes. Mientras estudiaba en la Facultad de Medicina de San Fernando, ingresó en la revista Avanzada en julio de 1954. Allí, hasta diciembre de 1968, dibujó muchas páginas escolares, así como las historietas El padre Lafuente, Oklahoma Jim, Capitán Alas y El Sr. Psiq, además de las biografías de San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier. En 1976, dibujó la historieta Otorongo para el suplemento Tío Carlitos del semanario Equis X. Y colaboró en la revista Carboncito entre los años 2004 y 2011. En 1971 obtuvo el primer premio en el Concurso de Historietas del diario El Comercio con Selva misteriosa, su obra emblemática.

(*) NOTA DE LA REDACCIÓN

Que la dictadura de Velazco Alvarado considerara a la historieta un medio “alienante” no impedía que lo usara para difundir su propia ideología, tal como se aprecia en el cuadro aquí reproducido que aparece en el fascículo Nº 41 de la Colección Transformaciones, del Centro Editor de América Latina. Lamentablemente al no estar completa la página no podemos conocer el nombre de la serie o del personaje que en este caso aboga por la Reforma Agraria. Descontamos que este tipo de historietas propagandísticas debió ser objeto de estudio por parte de colegas peruanos.

Esta nota fue elaborada en base a distintas fuentes, entre ellas Fuga Historietas, Cualia, Tebeosfera y el diario El Comercio.

https://elcomercio.pe/luces/comic/impreso-selva-misteriosa-historieta-peruana-renace-editada-volumen-noticia-557915-noticia/