En los años cincuenta reinaba aún la radio y como parte importante de ella el humor a través de figuras como Pepe Iglesias “El Zorro”, Delfor  o el animador Carlos Ginés, nombres al que debe sumarse el de Tato Cifuentes, humorista chileno de gran popularidad en aquellos años. Y como los antes nombrados tuvieron sus propias revistas (Zorrerías, La Revista Dislocada, El Trencito) también Cifuentes tuvo la suya: Tatín, nombre de uno de sus personajes radiales y luego del muñeco a través del cual desarrollaba sus habilidades como ventrílocuo.    

tatin-tapa

TATIN-FOTO

Foto: Urbatorium

Héctor Raúl Cifuentes Lira, más conocido como Tato Cifuentes, nació en Chile en 1925. Se lo considera el primer artista fonomímico chileno del que se tiene noticia y se especializó en rutinas de humor, que más tarde derivaron a la comedia y la ventriloquia. A fines de los años cuarenta viajó a Buenos Aires donde comenzó una extraordinaria carrera que lo puso entre los principales artistas extranjeros que pasaron por la escena porteña. Realizó giras por distintos países de América y actuó en las películas “Cuidado con las imitaciones” e “Imitaciones peligrosas”. 

 Al mismo tiempo incursionó exitosamente en las radios argentinas en programas como “Las audiciones de Tato Cifuentes”, “Tatinadas Palmolive” y “Tatinadas” y fue el impulsor de “Escalera a la fama”, junto a Rubén Machado. En televisión, ya en los años 60, escribió y protagonizó los programas “La casa de Tato”, “La calesita de Tatín” y “El club de los Tatines”. Fue en esos años en que Tatín, hasta entonces uno de sus personajes en radio, dio nombre al muñeco con el cual Cifuentes demostraba sus habilidades de ventrílocuo. Otra importante faceta de su carrera fueron los numerosos discos con canciones infantiles que grabó para el sello Music Hall. En los años setenta volvió a Chile donde su carrera se extendió por varias décadas más. Falleció en 2017 en Buenos Aires donde había venido a visitar a su hijo, contaba entonces 91 años.   

https://urbatorium.blogspot.com/2018/08/tres-grandes-ventrilocuos-y-sus.html

Y AHORA HABLEMOS DE LA REVISTA

Aunque inspirada en un personaje humorístico, en Tatín predominaba la historieta “seria” tal como lo expresaba su subtítulo: “Gran semanario de historietas de aventuras”. La revista apareció a fines de agosto de 1954, era dirigida por J. E. Fentanes y cada número constaba de 24 páginas tamaño 17 x 24 cms. Por sus características gráficas y su equipo de colaboradores (entre ellos Juan Zanotto) es casi seguro que su editor fuera el mismo de la revista El Fantasma, de la cual ya nos hemos ocupado en Top Comics.  tatin-2Guión de Blas (Blaseotto) y dibujos de Tomasella, ambos colaboradores también de El Fantasma, revista contemporánea de Tatín.

tatin-3

tatin-4

¡Piedra libre para Oscar Novelle!, oculto aquí tras el seudónimo “Cabrera”.

tatin-6tatin-7Vicente Le Voci, dibujante que tuvo una gran producción en los años cuarenta y cincuenta en las revista de Editorial Lainez.

tatin-8

tatin-9Oscar Fraga imitando en parte el estilo de Raúl Roux. “Campana de palo” no es otra cosa que una adaptación de “Martín Fierro”.

tatin-10

tatin-11Hugo A. Guzmán, uno de los varios dibujantes de “Poncho Negro” presente también en las páginas de Tatín.

tatin-12tatin-13Y la doble página central lógicamente dedicada al personaje que daba nombre a la revista. Fue realizada por Ubaldo Galuppo, de quien sabemos que en los años ochenta trabajó en el estudio de dibujos animados de Jaime Díaz. En cuanto a Eric Della Valle y Miguel Petruccelli fueron guionistas de varias películas argentinas y también de programas de radio.   

¡No se pierdan la segunda parte de la revista con trabajos de los “principiantes” Juan Zanotto y Enrique Cristobal…!