El texto en el cual Alberto Breccia (1919-1993) recuerda su primer trabajo pago en la historieta (*) corresponde a una entrevista realizada por Carlos Trillo y Guillermo Saccomano que se publicó en cinco números de la revista Tit-Bits a comienzos de los años ochenta, nota que reprodujo posteriormente la página peruana Fuga Historietas en igual número de entregas. Ese mismo material pero sintetizado se publicó en uno de los números iniciales de Superhumor en 1980. Las páginas aquí reproducidas aparecieron en junio y julio de 1940 en los Nº 98, 102 y 103 de la revista Historietas. Nuestra agradecimiento a TONI TORRES por este invalorable material. 

ralpnorton3

“Lo que pasaba era que yo andaba de aquí para allá tratando de vivir de este oficio, y después de una tira humorística que hice para Fenómeno (**), una revista de Tor la editorial de Torrendell, una tira que se llamaba Mu-Fa, me llamo un señor Delacqua (nada que ver con el dibujante) de Editorial Manuel Lainez, y me encargó una historieta seria para el día siguiente. Y yo le dije que bueno, pese a que jamás había dibujado en serio. Pero bueno, había mirado bastante a don Pedro de Rojas y a otros grandes ilustradores de Crítica y también había visto el famoso suplemento del diario de Botana, donde empezó a publicar el Flash Gordon de Raymond. Entonces, me fuí a casa con encargo, me metí en el galpón del fondo donde había diarios viejos, y me puse a buscar historietas para copiar. Y descubrí el Charlie Chan de Andriola que salía en La Prensa y lo copie. Le cambié el nombre al detective, que se llamo Ralph Norton, le hice los ojos más redondos y al otro día me fui a Lainez con la primera página dibujada. La aceptaron y me encargaron otros trabajos, lo que me permitió empezar a dedicarme full-time a estas cosas.

ralpnorton2

¿Que paso después de Ralph Norton?

 Breccia: Dibujé una historieta que se llamaba Rosengram. El argumento lo hacía un cuñado mío que nunca había leído una historieta y que además era armero del ejército Era la historia de un tipo que se metía en una cueva y había animales prehistóricos. Algo así como el túnel del tiempo. Hasta que un día, cuando fui a entregar, el gerente me dijo que fuera hasta una librería de San Telmo y me comprara un libro “Rocambole”. Quería que lo adaptara. Incluso me dio plata, porque el libro valía 40 pesos. Lo compré y empecé  a leerlo Pero como la cosa era urgente iba dibujando a medida que leía y como en un momento había demasiados personajes, resolví matar algunos. Claro que como eran personajes importantes en los capítulos siguientes se armó una galleta tal que la gente no entendía nada y hubo que levantar la serie. Esto salía en Tit-Bits, revista de la que después me dieron la tapa”.

http://fugahistorietas.blogspot.com/2009/01/por-algn-lado-hay-que-empezar.html

ralpnorton1

(*) En 1990 al ser entrevistado durante un encuentro de historietistas realizado en Cuba, Breccia señala que comenzó a publicar gratuitamente en la revista Berretín: “comenzamos a publicar varios muchachos sin cobrar allí (…) después a los 20 años me consigo trabajo remunerado, y eso me permite dejar mi trabajo de obrero”. El primer número de Berretín apareció el 10 de mayo de 1939 y Breccia publicó en las dos ediciones siguientes. 

(**) Aquí Breccia parece confundir las fechas o la revista. El primer número de Fenómeno apareció el 6 de diciembre de 1940 y el ya había publicado “Ralph Norton” en junio de ese año. 

 

Anuncios