En el Anuario de Nippur Magnum correspondiente a Diciembre de 1997 comenzó una saga de siete episodios en los cuales Dago cede el protagonismo a su perro “Muerte”, episodios que ponen en evidencia una vez más la capacidad narrativa de  Robin Wood y el talento de Carlos Gómez que para ese año todavía no se había apartado totalmente del estilo de Aberto Salinas, el primer dibujante de la serie. De esa saga disponemos de tres episodios y ante la imposibilidad de escanear la totalidad de sus páginas brindamos una síntesis de los mismos.

MUERTE 1 (Episodio 181a)

dagoperro1

dagoperro2

dagoperro3.jpg

dagoperro4

dagoperro5

dagoperro6   Dago se ha ausentado de Constantinopla hace ya tiempo y su perro, “Muerte”, se niega a comer. Preocupados por lo que pueda sucederles si el animal muere, los servidores del jenizaro le piden al Gran Visir que ordene la muerte del perro y así quedar libres de culpa. El Gran Visir dispone que el verdugo ejecute a “Muerte” pero entonces llega a la ciudad un personaje cuyo nombre no se menciona, un noble al que Dago le ha salvado la vida y encomendado que pasara a ver al perro y devolverle su collar, como una señal para que aguarde su regreso. En esas circunstancias llega el verdugo dispuesto a cumplir su tarea pero el visitante lucha contra el y permite que “Muerte” huya  emprendiendo su largo camino en busca del amo ausente. 

LAS ALMAS PERDIDAS (Episodio 182b)

dagoperro7

dagoperro8

dagoperro9   En este episodio publicado también en el Anuario de Nippur Magnum de diciembre de 1997 la participación de “Muerte” es circunstancial, ya que solo aparece en una página como recordando un episodio vivido por Dago.

MUERTE (Episodio 185e)

dagoperro10

dagoperro11.jpg

dagoperro12

dagoperro13

dagoperro14   En su largo camino en busca de Dago, “Muerte” salva a dos niños del ataque de una jauría de lobos y los acompaña hasta la cueva donde se refugian junto a su madre, una campesina que ha perdido su granja por no poder pagar los impuestos. Hasta allí llega también la dueña de esas tierras a quien su primo ha ordenando asesinar. “Muerte” acaba con los sicarios del usurpador y este a su vez cae víctima de los lobos, tras lo cual el perro retoma su largo viaje en busca de Dago. Publicado en enero de 1998 en Nippur Magnum Todo Color 127.