Ya desde fines de 1982 y más aún al año siguiente, la inminencia del retorno a la Democracia motivó la aparición de una serie de publicaciones que se animaban a desafiar la censura que había imperado en los años del Proceso respecto al desnudo femenino, entre ellas algunas revistas de editorial Perfil y otras de fotonovelas e historietas eróticas (tirando a porno), en suma una especie de módica imitación del “destape” español tras la muerte de Franco.

don1

      Entre esas revistas puede incluirse a Don (La revista para Juan) aunque en honor a la verdad aquí el desnudo femenino era el complemento de un material periodístico de calidad que privilegiaba la política, la literatura, el espectáculo y también la historieta, el humor gráfico y la ilustración, al punto que en el Sumario se destinaba un espacio para enumerar a los colaboradores en esas especialidades y el número de página en que podían verse sus trabajos. Esa nómina (al menos en los números 5 y 6) estaba integrada por Lorenzo Amengual, Aristegui, Gabriel Berlusconi, Patricia Breccia, Cilencio, Cristina Coll, Alberto Dose, Fati, Luis Ferreyra, Alfredo Grondona White, Lizán, Maicas, Carlos Nine, Maicas, Mandrafina, Raúl Perrone, Sanyu, Sendra, Suar y Tabaré.

don2

     Don presentaba como serie fija a “Husmeante”, de Trillo y Mandrafina y en cada número una historieta corta a cargo de diferentes dibujantes, mientras que en el plano teórico podían leerse notas de Emilio Corbiere. La revista era publicada por Editorial Latinoamericana, su director era Luis Alberto Corapi y el director periodístico Oscar Steinberg, quien sería el responsable de Tiras de Cuero que publicó la citada editorial a partir de 1983 y donde colaboraron muchos de los artistas antes citados.  Comenzamos el repaso de parte de ese valioso material gráfico de los ochenta con “Ni yanquis ni marxistas, idealistas”, de Dalmiro Sáenz y Carlos Nine.

nine1

nine2

nine3

nine4

nine5