“Nació en 1431, el mismo año que quemaron a Juana de Arco en Rouen. Vivió casi toda su vida en París; para serle justos, en sus tabernas: Trumillières, La piña, La jaula verde. Y se salvó in extremis de la horca en Chatelet, la prisión donde sus huesos dieron a parar en más de una ocasión por camorrista y criminal. En dónde acabó no hay noticia, pero poco importa, como él mismo dejó escrito: “No hay más remedio que emprender la huída” (…) fue el último goliardo, el primer asesino poeta, un genuino maldito avant la lettre. Sus compinches de correrías, gentes “con mal en el alma y bien en el cuerpo”, los eligió entre lo más degenerado del lumpen. Sus amores, nada corteses, de sitios aún peores. Su poesía, irreverente, sincera, clásica en su forma pero radical en su fondo, fue un dardo envenenado contra maeses usureros, eclesiásticos panzudos y escolásticos enrocados en la miopía de la cultura oficial”.  (Escrito por Nacho Segurado en Blogs.20 minutos)

vill1

   La turbulenta vida de Villon fue utilizada al menos en dos oportunidades en la historieta argentina. La primera de ellas en 1950 en la revista Rayo Rojo donde aparece como protagonista de “Rey por siete días”, historia en la cual “el poeta vagabundo” (así se lo llama) ha sido nombrado Gran Condestable del Reino por el  Rey Luis XI. Este le ha concedido siete días de poder para salvar a París del sitio en que se encuentra. Ignoramos si se trata de la adaptación de un texto existente o un guión original ya que no se consigna ese dato. Otra posibilidad es que haya sido escrito por el mismo dibujante de la serie, en este caso Fernando Fernández Eyre, más conocido por su habitual seudónimo de “Fernand”

vill2

vill3

vill4    Casi medio siglo después Villon vuelve a convertirse en figura central de una historieta titulada precisamente “Villon” publicada en 1997 en Intervalo con guiones de Néstor Barrón y dibujos de Emiliano Parmigianni. En el primer episodio del cual mostramos algunas páginas el guionista imagina una supuesta infancia del protagonista y aprovecha para incluir a otra figura histórica, Giles de Rais, el tristemente célebre Barba Azul, de cuyas garras se salva Francois y queda bajo la protección del sacerdote Villon, cuyo apellido adoptaría luego. De esta serie se publicaron apenas media docena de episodios ya que poco después de aparecer el último de ellos Intervalo llegaba a su fin. (Carlos  R. Martinez)

01_villon01_001

02_villon01_002

03_villon01_003

12_villon01_012

 

VILLON BÁSICO

villretratoEl verdadero nombre de Villon fue François de Montcorbier. Su madre enviudó cuando François era aun muy pequeño y le confió el niño al maestro Guillaume de Villon, canónigo y capellán de Saint-Benoît-le-Bétourné, cuyo apellido adoptó en prueba de gratitud. Estudió en la facultad de Arte, pero tras obtener una licenciatura, descuida el estudio para correr detrás de la aventura. A partir de esta época, su vida tendrá por telón de fondo la guerra de los Cien Años y su cortejo de brutalidades, hambruna y epidemias. Acusado de asesinar al religioso Philippe Sermoise, su rival en amores, es obligado a huir de París, pero obtiene el perdón en enero de 1456. Poco después participa en el robo del Colegio de Navarra. Entre 1456 y 1461, prosigue sus andanzas por el Valle del Loira, es encarcelado en el verano de 1461, pero liberado algunos meses más tarde con ocasión de una visita de Luis XI. De vuelta a París, escribe Le Testament y es arrestado una vez más en 1462. Es torturado y condenado a la horca, pero el juicio será casado en apelación en enero de 1463. La pena es conmutada por diez años de destierro de París. Se pierde su rastro después de este último episodio. Su creación más celebrada es “La balada de los ahorcados”, escrita cuando esperaba su ejecución en la horca.

LAS IMÁGENES DE “VILLON” FUERON TOMADAS DE LOS ARCHIVOS DEL GRUPO WOODIANA

 

 

 

Anuncios