Si bien tanto en Estados Unidos como en nuestro país el destino de sus pueblos nativos fue el sometimiento y en muchos casos el exterminio, al menos en la historieta el país del Norte le reservó a los aborígenes de aquellas latitudes un papel destacado, ya sea exaltando figuras históricas como Gerónimo, Toro Sentado o Caballo Loco como a través de decenas de personajes de ficción, en tanto que en la nuestra los ejemplos escasean prevaleciendo en todo caso las adaptaciones literarias o a lo sumo historietas de tipo documental o lo que llamamos de divulgación histórica, material que nos proponemos rastrear. 

   Iniciamos la serie precisamente con una adaptación de “Painé y la dinastía de los Zorros” publicada en 1950 en la revista El Soldado Argentino con dibujos de Blas Scarso (*). La obra en cuestión pertenece a Estanislao Zeballos e integra la trilogía que completan “Calfucurá y la dinastía de los Piedra” y ” Relmú,  Reina de los pinares”. Zeballos fue un “lobbista” en favor de la Conquista del Desierto para lo cual escribió primero varios libros remarcando su conveniencia y luego otros exaltando dicha campaña. Respecto a Painé Guor (Zorro Celeste) fue un cacique ranquel iniciador de la dinastía de los Zorros en Leuvucó, territorio de la Pampa central. Fue en 1838 el sucesor de Yanquetruz al frente de la nación ranquelina.

painé1

paine2

paine3

paine4

(*) BLAS SCARSO, artista plástico tandilense. Además de esta historieta Scarso dibujó en 1949 en la revista Suspenso una adaptación de “El Corazón delator”, de Edgar Allan Poe.

Anuncios