En su edición de hoy sábado 6 de agosto (anticipada en su versión digital) la revista Veintitres presenta una entrevista a Silvio Alberto Saichann en la cual el dibujante –de destacada actuación en las publicaciones de Columba, Record y editoriales extranjeras- habla de su más reciente trabajo en el campo de la historieta (en este caso humorística) y reflexiona sobre el pasado, el presente y el futuro del género. Reproducimos entonces dicha nota con el agregado de varios trabajos realizados por Saichann a lo largo de su carrera.

saichan

   “Alberto Saichann transita el cambio pero añora aquellos tiempos en que la historieta era una forma de expresión y a la vez una excusa para juntarse a dibujar mientras se tomaban unos mates y se charlaba. Como dibujante y guionista pasó por las más importantes publicaciones argentinas de historieta, como las entrañables D’Artagnan y El Tony, pero también por la más ochentosa y último bastión, como Fierro. A nivel internacional se dio el lujo de trabajar para Marvel Comics y DC Comics (Looney Tunes). Estos días lo encuentran resistiendo el embate tecnológico desde su último libro D&D S.A. (un invento filosófico), donde arremete con tiras cómicas que dejan pensando, a la vez que divierten”.

–¿Por qué “un invento filosófico”?

–“Un invento filosófico” tiene que ver con todo el desarrollo de la tira, que a lo mejor no está reflejado totalmente en el primer libro, que presenta al maestro y al discípulo, pero el título es D&D S.A. que se refiere a Dios y el Diablo como dos caras de una misma moneda, socios y hasta cómplices en algunos casos, que inventaron el universo solo por entretenimiento. Algunas cosas aparecen en cuanto al invento filosófico en lo que se refiere a la creación del universo, cuando el maestro le dice al discípulo que en realidad no sirve para nada pero hay algo en nosotros que nos hace creer que sí; o cuando le explica el sentido de la vida, que es hacia un lugar para donde va un carrito sobre unas vías, o la evolución del hombre, donde el hombre mismo elige evolucionar o involucionar (en este caso porque es más fácil y menos costoso, y puede involucionar tanto que puede llegar a convertirse en un barrabrava). Es, en realidad, una interpretación graciosa de la vida, o al menos eso espero.

saichan-humor

“D&D S.A.” su trabajo más reciente

 –¿En qué situación se encuentra la historieta argentina respecto del resto del mundo?

–Está casi desaparecida como industria, y quedan unos pocos esfuerzos personales en revistas llamadas “fanzines”, que son la expresión gráfica del underground, y alguna revista como Fierro, que aprovechó una etapa de financiación del gobierno anterior y que no sé si sigue saliendo (espero que sí) porque siempre es trabajo para algunos dibujantes y escritores. Los dibujantes argentinos que pueden conectarse –y tienen la posibilidad técnica– tratan de trabajar para el exterior, para países que todavía tienen industria del comic. Los guionistas casi no tienen esta posibilidad.

SAICHAN-ANGOLA

Historieta publicada en la revista TOP en 1971

 –¿Cómo influyen Internet y las nuevas tecnologías en el dibujo y en el guión de una historieta?

–Hoy se colorean todos los trabajos en la computadora, y eso agilizó mucho el tema, ya que se puede trabajar y borrar lo que no nos gusta con mucha facilidad. Antes si uno hacía un dibujo coloreado a mano y algo no le gustaba al editor, o a uno mismo, había que tapar con pintura, en el mejor de los casos, y volver a repintar. Es indudable que se trata de un progreso, sobre todo para la producción, ya que la historieta antigua era casi exclusivamente en blanco y negro. En cuanto a dibujar, se puede dibujar con una tableta, sin utilizar papel, bocetando a lápiz, borrando rápidamente, mostrando los dibujos en pantalla, y luego entintarlos y colorearlos también en la tableta. En cuanto al guión, la tecnología no ha cambiado mucho las cosas, los escritores siguen escribiendo ideas en cuadernos, viejas máquinas de escribir o modernas computadoras.

SAICHAN-UP

Revista El Péndulo, 1978

–¿Qué extraña de aquellos años en D’Artagnan y El Tony?

–Lo que extraño es más bien personal, porque nos juntábamos en las fechas de cobro, con dibujantes y guionistas, a comer en algún restaurante, y charlábamos sobre proyectos y posibilidades. Sí he notado, en los nuevos dibujantes, que en general son más solitarios. El dibujo pasó a ser un oficio más, y lo digo porque para mí y para los de mi generación no era solo trabajo, era la forma de expresarnos. Ya no existe el quedarse sin dormir, terminando trabajos, juntarse entre varios en el estudio de algún dibujante, y hacer cada uno su propio trabajo mientras se tomaba café o mate, charlando y hasta a veces ayudando a alguno a que llegue con su trabajo imitando un poco su estilo, así no se perdía el cobro del mes.

SAICHAN-CRAZY

“Crazy Bar”, Hora Cero (2da. Ëpoca), 1990

 –¿Cómo se trabajaba en esos medios que tenían tanta difusión?

–El trabajo era sencillo en su mecánica, en mi caso la secretaria de Columba me llamaba y me decía que había un guión para dibujar para tal fecha y sobre equis tema. Yo lo pasaba a buscar, me sentaba en La Academia (Callao y Corrientes), lo leía, y si tenía que conseguir documentación –por ejemplo, armas, uniformes, alguna ciudad europea o algún galeón pirata– me iba a la biblioteca de La Prensa, o a alguna librería de la calle Corrientes a buscar información. Me encantaba hacer eso. Una vez con todo completado, me sentaba en el tablero y empezaba a dividir la cantidad de cuadros en la cantidad de páginas pedidas, y empezaba a bocetar página por página, muy suave, para borrar fácilmente hasta que estaba seguro de que la página era lo que me gustaba.

SAICHAN-SUCESOR

“El sucesor”, revista Skorpio, 1991

 –¿Hay algo que reemplace, hoy, a esos personajes que surgieron en esas publicaciones?

–Los personajes siguen siendo los mismos, con cambios en lo que se refiere a temas. Hoy no hay chicos a quienes les gusten las viejas historias de cowboys, piratas, o héroes de la Segunda Guerra Mundial, pero se potenciaron personajes extranjeros, por su mayor difusión, como el manga japonés, o superhéroes que tienen cada vez poderes más sofisticados, y personajes con los que uno puede interactuar en juegos de guerra o infantiles, que superan al personaje estático del dibujo de historieta, que va perdiendo vigencia.

 –¿Le parece que el cine, como en el caso de El Hombre Araña, ha logrado reflejar cabalmente el cómic?

–El cine nunca va a reflejar cabalmente el cómic, de alguna manera es la competencia sofisticada. La historieta le permitía a un chico agarrar un papel y un lápiz y dibujar todas sus fantasías rápido y barato; uno era el actor, el director, el bueno y el malo, y les agregaba las características que uno quería. La realidad es que, excepto en Japón, la tirada de cómics va disminuyendo.

SAICHAN-INST2

“Instantánea”  (Nippur Magnum, 1975), una de las numerosas adaptaciones que realizó Saichann.

 –¿Cuál es el futuro de la historieta?

–Parece estar en baja, pero siempre puede quedar un nicho, no se sabe por cuánto tiempo, o reflotar por algún motivo no previsible, esencialmente porque es sencilla de producir y permite llegar rápidamente con una idea a los demás, utilizando Internet.

 –¿Cuáles son sus planes para seguir publicando?

–Seguir con mis libros de tiras cómicas, mientras pueda escribir y dibujar. Algunos trabajos a pedido para editoriales con las que trabajo hace muchos años, y que me ayudan lógicamente con mis ingresos, y mientras tanto dedicarme también a la pintura, que me gusta desde chico.

FICHA PROFESIONAL DE SAICHANN EN “MIL PLUMINES”

https://milpluminesargentinos.wordpress.com/category/saichann-silvio-alberto/

 

Anuncios