mazzino1    A través de su hija Daniela recibimos la triste noticia de la muerte de Pedro M. Mazzino, ocurrida ayer miércoles. Y lo de triste noticia no es una frase de circunstancia, porque tanto él como muchos otros guionistas y dibujantes están muy cercanos a nuestro afecto pese a no conocerlos personalmente. Vaya entonces en su recuerdo esta breve semblanza profesional de quien fue uno de los grandes y prolíficos guionistas con que contó Editorial Columba.

    Mazzino (nacido en 1932) publicó sus primeros guiones en 1959/60 en las revistas Corso Pete, Comanche y Corsario  haciendo historietas bélicas, westerns, policiales y hasta una humorística dibujada por Gorosito titulada “Piel Dura”. A esa época corresponden trabajos como “El uniforme”, “No hay que apresurarse”, “Sed” o “El pequeño gangster”, algunos de ellos ilustrados por dibujantes que también hacían sus primeras armas en la historieta, como Balbi y Alberto Caruso. A partir de 1960 está presente además en la revista X-9 y en 1963 pueden apreciarse trabajos suyos en Super Rayo Rojo, entre ellos el titulado “La otra victoria” que muestra a Lito Fernandez en plena evolución. Para mediados de la década forma parte del equipo de guionistas y dibujantes que colaboraban en Supervolador y otras publicaciones de José Alegre, mientras que de 1965 es el primer trabajo suyo que tenemos registrado en Columba: “Extraño parecido”, una bélica que dibujó Alberto Caruso.

 mazzino-almejas  A fines de los sesenta crea una historieta que –con los inimitables dibujos de Carlos Vogt- calará hondo en el gusto de los lectores y mantendrá su vigencia por más de veinte años, hablamos de “Cuentos de Almejas”. Puede decirse que a partir de allí las historias románticas serán la especialidad de Mazzino, quien en el transcurso de los años le seguirá aportando a Intervalo títulos como “La tía Tila (dibujos de Haupt), “Conquistaré Nueva York” (con Falugi), “Ronald Colby” el periodista que se movía en el mundo de Hollywood y el jet-set y “Hombres del Zodiaco” entre otras series, a todo lo cual deben agregarse las innumerables adaptaciones de novelas (*), películas o biografías de actores y actrices norteamericanos.

    Una de las particularidades de la producción de Mazzino para Intervalo fue la variedad de seudónimos utilizados, la mayoría de los cuales tenían las iniciales P y M, tales los casos de “Paula Marín”, “Paola Mur”, “Pier Michele” y “Paul May” y “Pitt Marber”. La excepción a dicha regla es el seudónimo “Osvaldo Arregui”, que utilizó para la serie de biografías de actores y actrices que hemos mencionado.

(*) En 1970 Columba publicó una adaptación de la novela “Bomarzo”, de Manuel Mujica Lainez, como Suplemento de la revista Intervalo.  Las ilustraciones fueron realizadas por Daniel Haupt y la adaptación correspondió a Mazzino.

Anuncios