nuclear-1  Otra serie de TV de gran éxito en la Argentina durante los años setenta y que tuvo su versión en historietas fue “El Hombre Nuclear” (“The six million dollar man” en su título original), emitida en Estados Unidos entre 1973 y 1978 teniendo como protagonista al actor Lee Majors. Basada en la novela “Cyborg” de Martin Caidin la serie narraba las aventuras de Steve Austin, un astronauta y piloto de pruebas que sufría un terrible accidente durante un vuelo experimental perdiendo ambas piernas, el brazo derecho y la visión del ojo izquierdo.

    nuclear-2  Por suerte para el desmembrado Austin por ahí andaba la O.S.I., una de esas secretas y algo tenebrosas agencias que tiene el gobierno norteamericano para “salvar” al mundo de peligros diversos, organismo que lo toma como sujeto de prueba de un proyecto llamado Biónica y que a un costo de seis millones de dólares (de ahí el nombre original  de la serie) reemplaza sus miembros perdidos por parte cibernéticas. Los nuevos miembros le dan una fuerza enorme, además de gran velocidad y capacidades de visión telescópica e infrarroja. Claro que como los muchachos de la O.S.I. son cualquiera cosa menos filántropos, el pobre tipo debe pagar los seis palos verdes arriesgando su renovado pellejo en peligrosas misiones.

     nuclear-3    Como en el caso de “Los Ángeles de Charlie”, serie de la cual nos ocupamos en la anterior entrada de TOP COMICS, “El Hombre Nuclear” tuvo también su revista de historietas de edición argentina, responsabilidad en este caso de Editorial Abril quien -tras haber dejado ese rubro en 1961- volvía a él con títulos como Los Picapiedras, Tele Aventura, Los Invasores, Scubidú y Las aventuras de Meteoro, entre otros, todos de la colección Nueva Historieta.

      nuclear-4 Respecto a la revista  El Hombre Nuclear fue lanzada en 1976, tenía periodicidad quincenal y pequeño formato (13,5 x 20,5 cms) constando de 32 páginas interiores. El Nº 10 que aquí se muestra ofrecía dos episodios, uno con guión de Jorge Morhain y dibujos de Enrique Cristobal y el restante con guión de Linton Howard (Joan Benavent) y sin mención de dibujante, que podría haber sido Pablo Mártire Villar, cuya firma si aparece en otros números de la revista. Cabe acotar sin embargo que -al menos en los primeros cinco números- el material utilizado correspondía al comic book que se editó en Estados Unidos con dibujos de Neal Adams.

          nuclear-5nuclear-6 Como corolario, digamos que los poderes del Hombre Nuclear no pudieron salvar a Editorial Abril de un peligro que lo acechaba: hacia fines de esos años setenta la familia Civita es obligada a desprenderse de dicha empresa, que pasa a llamarse Editorial Crea. Detrás de esa maniobra estaba la Marina y un personaje mucho más tenebroso que los que pudiera imaginar cualquier guionista: un tal Emilio Massera.   (Carlos R. Martinez) 

       

Anuncios