En un seminario donde participa, su hija Cristina contará el derrotero de los dibujos del artista

El robo y tráfico ilegal de obras de arte mueve miles de millones de dólares en el mundo y se ha convertido en una de las actividades criminales más rentables. A la par del crecimiento de las actividades ilícitas, también crecieron los métodos para prevenir y luchar contra el tráfico de bienes culturales.

   En la Argentina hay ejemplos recientes de recuperación de obras, entre ellas, del historietista uruguayo Alberto Breccia. La historia del robo y la recuperación después de diez años de ese patrimonio, será contado por su hija, Cristina Breccia, el primer seminario sobre Comercio y Prevención de Tráfico Ilícito de Bienes Culturales, que se realizará en la Universidad del Museo Social Argentino el lunes 1 y el martes 2 de junio.

   La hija de Breccia, que también es dibujante, junto a especialistas y funcionarios de Interpol, darán detalles de cómo se recuperaron las casi 200 obras del maestro del comic Alberto Breccia que habían sido robadas en 2005 de la caja fuerte de una empresa de seguridad en Buenos Aires. El material recuperado incluye caricaturas, historietas, dibujos y pinturas del dibujante, valuados en un millón de euros, casi la mitad de la obra que realizó a lo largo de su carrera, hasta que falleció en 1993.

   Cristina Breccia contará cómo se llegó a recuperar las obras de su padre, que estaban escondidas en una casa sencilla de barrio, en Glew, en el conurbano bonaerense. También se contará cómo trabajó el equipo de los investigadores y el juzgado, que lograron repatriar incluso las obas que se vendieron en el extrajero.

  Uno de los puntos a destacar es el papel de Internet, que ha sido fundamental en la búsqueda y localización, y a partir de allí, los recaudos que los particulares y los gobiernos deben tomar para proteger los bienes culturales. También se destacará la importancia de la base de datos de obras de arte robadas de Interpol, a la que tienen acceso las policías de los 188 países miembros. Allí figuran todos los objetos sustraídos con su correspondiente descripción y fotografía, con el fin de acotar su comercialización en el mercado del arte por parte de los autores del ilícito.

http://mi.umsa.edu.ar/~mailings/eventos_15/seminario_trafico_bienes/programa-web-trafico-bienes-culturales.pdf

Anuncios