gordon-tapagordon1   A los lectores que ronden los sesenta años (tal vez un poco menos también) el nombre no les resultará desconocido. A los más jóvenes les contamos que Tibor Gordon fue un personaje de gran notoriedad desde mediados de la década del cuarenta en adelante, primero por sus demostraciones de fortaleza física y luego por su actividad como sanador y líder espiritual de un movimiento llamado Arco Iris.

       Según la mayoría de las fuentes consultadas, Gordon nació en Checoslovaquia en 1918 y tras recorrer diversos países de Europa, Africa y América se radicó en Argentina hacia 1944. Aquí se dedicó a realizar demostraciones de sus habilidades como atleta y de su sorprendente fortaleza física. Ello le valió una gran popularidad que se tradujo en el lanzamiento de ropas deportivas con su nombre, métodos para lograr el desarrollo físico y “la publicación de una revista con sus novelescas hazañas”, según señala una de sus biografías.

      Desde hace tiempo sabíamos de la existencia de esa revista llamada precisamente Tibor Gordon y que parte de su contenido estaba dedicado a la historieta, pero desconocíamos las características generales de la misma. Eso hasta que hace pocos días uno de los lectores de nuestro blog, ALEJANDRO LIENDO, nos hizo llegar imágenes de la totalidad de las páginas del Nº 3, material a partir del cual podemos ofrecerles la siguiente reseña.

TIBOR GORDON, LA REVISTA

    Publicada por Editorial Goldtor, la revista Tibor Gordon era dirigida por Héctor Blaseotto, aparecía los miércoles a un costo de 20 centavos y constaba de 48 páginas, varias de ellas en color, el Nº 3 está fechado el 6 de junio de 1945 y la ilustración de tapa corresponde a José Luis Salinas. Restaría saber si se trató de un emprendimiento del propio Gordon o de un editor que buscó aprovechar la popularidad del atleta para captar lectores.

     gordon-morenogordon-ñato Desde el punto de vista periodístico la publicación tenía un excelente nivel, estaba correctamente diagramada y ofrecía un variado material de lectura en el cual predominaban temas como el deporte (fútbol y boxeo), comentarios sobre cine y radio (medio de gran popularidad en la época), humor escrito, novelas famosas por entregas y humor gráfico e historietas, rubro este que veremos luego por separado.

    gordon-cinescas   Entre las principales notas de este Nº 3 figuran “Las aventuras de Tibor Gordon”, algo así como una biografía novelada de quien daba título a la revista; “Nuevos Horizontes”, relato de tipo fantástico, también por entregas; “Cosas de Lucocito” una página acerca de las travesuras de un chico y que se complementaba con una tira del mismo personaje; “El Ñato Fernandez” narración costumbrista de ambiente “burrero”; “Vida de Justo Suárez” biografía de aquel famoso boxeador de los años treinta (verdadero ídolo popular) muerto a temprana edad; “Reportaje gráfico a José María Moreno”, otro ídolo en este caso futbolístico; “Como venirse miyonario”, página de humor escrito con reminiscencias de lo que hacía César Bruto; “Todos pueden ser artistas de cine”, concurso auspiciado por la misma revista en busca de nuevas figuras; dos páginas dedicadas a la actualidad boxística bajo el título de “Un porteño contra todos los provincianos”; “Vuelve la Mano Negra”, una ficción basada en la supuesta existencia de esa misteriosa organización; “Sintonizando” obviamente dedicada a comentar novedades de la radiofonía y sus artistas; dos páginas más dedicadas al fútbol; “Cinescas” con novedades cinematográficas y en el rubro de las novelas por entregas dos títulos muy conocidos: “Beau Geste” y Veinte mil leguas de viaje submarino”.

  gordon-rocambolegordon-suarez   En líneas generales y como se podrá apreciar por los títulos enumerados, la revista Tibor Gordon tenía alguna similitud con los contenidos de Patoruzú y de Rico Tipo, apuntando a un espectro de lectores bastante amplio ya que tanto podía ser leída por niños como por adultos y, reiteramos, tocando temas muy caros al público de la época como la radio, el cine, el fútbol, el box…y las carreras de caballos.

 LAS HISTORIETAS DE TIBOR GORDON

     Vamos ahora al “inventario” de las distintas páginas de historietas y humor gráfico presentes en Tibor Gordon y que representaban cerca del 30 % de la revista que, como dijimos, constaba de 48 páginas. Por estricto orden de aparición mencionaremos en primer lugar una página de “El  último de los mohicanos” dibujada por José Luis Salinas, reedición del trabajo publicado anteriormente en El Hogar; en la página 10 una tira firmada por Fabbri que acompañaba la nota “Cosas de Lucocito” que ya hemos mencionado,  en tanto que “El valiente de las arenas” ocupaba una página y era dibujada por Leandro Sesarego, por entonces un pibe de 16 años.

     gordon-valienteVenían luego dos nombre ya prestigiosos del humor gráfico: Adolfo Mazzone y Héctor Torino, el primero con una página (la 13) dedicada a su personaje “Linyerio” y Torino con una doble página y varios chistes sobre autos y automovilistas; también puede ser considerada una página de humor la dibujada por Haisler con el título de “Reportaje gráfico a José María Moreno, en la cual a través de una caricatura y distintas viñetas se contaban diversos hechos de la carrera del popular futbolista, y era decididamente humorística la versión de “Pulgarcito” realizada por Haleblian y Del Castillo que ocupaba la página 21.

    gordon-torinogordon-linyerio   El pliego central de la revista, esto es de las páginas 24 a la 28 (dos de ellas en tricromía) estaba dedicado a la historieta “Fernando el Audaz” por José Luis Salinas, muy similar a “Hernan el corsario” que el gran maestro había publicado anteriormente en Patoruzú.  En las páginas 34 y 35 podía verse la serie protagonizada por el detective Carlos Moreno en el episodio “Los ojos del muerto”, argumento de J. L. Ribas y dibujos de Vitrubio, esto es del uruguayo Emilio Cortinas quien, con igual seudónimo realizaba ilustraciones para algunas de las notas de la revista.

 gordon-ojosmuertogordon-salinas1 Un poco más de humor con Torino y su “Bolita y Palito”, luego “Ultra Rayo” -de ciencia ficción- también por Leandro Sesarego y el final a todo humor con “Pabiño” por Kraft  y “Dorremifa” por Campos. En total y si no nos falla la cuenta casi 16 páginas de humor e historietas de aventuras, lo que habla a las claras de las importancia que tenían dentro de la revista.

     gordon-pabiño En el final de este recorrido por la revista Tibor Gordon, un dato curioso: tanto Sesarego, como Cortinas y José Luis Salinas habían participado un año antes en Bicho Feo,  un proyecto editorial encabezado por Héctor Torino y del cual también formó parte Alberto Breccia.  (CRM)

 Esta nota fue realizada en base a las imágenes aportadas por Alejandro Liendo, a quien agradecemos tan valioso aporte.

 

 

 

 

 

 

Anuncios