Tiempo atrás, al comentar la inauguración del Museo del Humor ubicado en Costanera Sur decíamos algo así como que “de humor ya tenemos tres, ahora falta el de la Historieta”. Esa posibilidad parece tener principio de concreción, ya que en la sesión del miércoles 11 de septiembre la Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción al proyecto de ley presentado por Roy Cortina (Partido Socialista) disponiendo la creación del Museo Nacional de la Historieta, bajo el nombre de “Héctor Germán Oesterheld”.

   La información figura en la página web del citado legislador donde también se expresa que dicha iniciativa  “aparece, en primer lugar, como un homenaje a quien fuera uno de los grandes maestros de la historieta argentina, secuestrado y asesinado por la última dictadura militar, que transformó está expresión artística en una herramienta de denuncia y resistencia contra el autoritarismo. Pero, al mismo tiempo, apunta a difundir y promover la apropiación colectiva de la historieta de nuestro país, reconocida en el orden internacional como una de las más prolíficas, leídas y premiadas del mundo, como un símbolo de la historia, las costumbres, los avatares y los anhelos de nuestro pueblo”.

     Por supuesto nos parece una excelente idea, ahora, con respecto al nombre y con todo respeto a la trayectoria del creador de El Eternauta, sería cuestión de parar un poco la mano y pensar que la historieta argentina es mucho más que Oesterheld.  (CRM)

Anuncios