A través de Gerardo Canelo recibimos la información acerca de la muerte de Sergio Toppi (“un monstruo de la ilustración y la historieta” según el creador gráfico de Alan Bradock) ocurrida el 21 de agosto a los 79 años. De acuerdo a un texto en francés que el nos enviara y a datos extraídos de distintas fuentes hemos armado esta sintética semblanza que ahora ofrecemos.

   Sergio Toppi nació en Milán en 1932. Tras abandonar la carrera de Medicina inicia su carrera profesional en 1954 realizando ilustraciones para la “Enciclopedia dei Ragazzi” de Mondadori. En 1957  ingresa al campo del dibujo animado y simultáneamente colabora  en las revistas “Topolino”, “Candido” y “La Nuova Scala d’Oro” y a partir  de 1960 en  “Il Corriere dei Piccoli”, donde a mediados de esa epoca firmará sus primeras historietas, básicamente bélicas y sobre guiones de Mino Milani.  Fue también colaborador de la editorial Daim Press para la cual dibuja algunas portadas de la colección “America” y realiza tres volúmenes de la colección “Un hombre, una aventura”, serie que le valío ser premiado en el Festival de Lucca en 1975.  Más tarde realiza para el mensual “Oriente-Express” los textos y diseños de la serie “El coleccionista”. En 1974 Toppi dibuja perfiles de personajes históricos para “Il Mesaggero dei Ragazzi”, donde se empieza a definir su característico estilo gráfico. En 1976 comienza a colaborar con el semanal “Il Giornalino”.

     Una parte importante de su carrera está relacionada con Francia, no solo por haber participado en la realización de la historia de ese país en historietas sino también por haber sido el autor fetiche de la editorial Mosquito, que publicó obras suyas como El Coleccionista y Sherazade, monografías,  los one-shots Blues, Le Dossier Kokombo, Un dieu mineur, así como bellos libros de imágenes y portfolios. Toppi expuso en galerias parisinas y fue invitado de honor del Festival de Saint-Maló en 2004 y del de  Angoulême que le consagró una exposición en 2008.

      Las imágenes que acompañan esta nota (salvo el autorretrato y la portada de “Sherazade”) corresponden por una parte a una doble página de Il Corriere dei Piccoli publicada en 1965 acerca del Far West y por otra a material de las revistas españolas Bumerang y Blue jeans, a través de las cuales se conoció  mayormente en la Argentina el trabajo de Toppi. Esas páginas realizadas hacia mediados de los setenta  pertenecen a “Operación Valquiria” (el atentado contra Hitler) y la restante un episodio de la Segunda Guerra Mundial en Indochina.  (CRM)

 

Anuncios