Inicio

Los 80 años de Quino y aquel pibe de 1955

Deja un comentario

    Casi sin palabras -como la inmensa mayoría de sus chistes-, nos unimos a la celebración de los 80 años de Quino publicando las dos páginas de la nota que le dedicó la revista Dibujantes en su Nº 15,  correspondiente a Julio-Agosto de 1955, es decir apenas dos años despues de que iniciara  una trayectoria que lo llevó a ser consagrado como una figura del humorismo  nacional e internacional. ¡Felíz cumpleaños maestro!

Capristo, Caramuta, Carman, Carmona, Carovini y Carrillo en MIL PLUMINES

Deja un comentario

   Ya pueden verse en MIL PLUMINES DE LA HISTORIETA ARGENTINA las fichas correspondientes a Oscar  Capristo, José Caramuta, Juan Carman (que creemos es uno de los varios seudónimos de Julio Cesar Medrano), Marcelo Carmona, Oscar Carovini y Carrillo, este último un colaborador de Columba de los años 70 con un estilo muy similar al de Enrique Villagrán. De esta  forma MIL PLUMINES sigue sumando nombres para este diccionario virtual de la Historieta Argentina que ya suma más 150 entradas, apenas un 30% (o menos) de los dibujantes registrados

¡AVANT ENFANTS DE LA HISTORIETA!

2 comentarios

“El Noventa y tres” por C. Lugo

  Temprano en la mañana de hoy la colectividad francesa de la ciudad donde vivo inició con bombas de estruendo al por mayor un nuevo festejo del 14 de Julio, es decir del comienzo de la Revolución Francesa. Como para sumarnos a la celebración aquí van algunas páginas de historietas que tienen que ver con el asunto, principalmente adaptaciones de novelas que tratan ese episodio histórico o hechos relacionados con el mismo y donde, seamos justos, los revolucionarios no son muy bien tratados que digamos.

    

“La Pimpinela Escarlata”, por R. Bandín

Las páginas elegidas corresponden a “La Liga de la Pimpinela Escarlata” dibujada por Roberto Bandín en la revista Espinaca en 1945; “Historia en dos ciudades” de Charles Dickens por Alberto Breccia en Aventuras (1947) y la más “moderna” una adaptación hecha por Alfredo Grassi  de “El Noventa y tres” de Victor Hugo  que se publicó en El Libro de la Guerra en marzo de 1959 ilustrada por Carlos Lugo, quien durante muchos años fue dibujante de Editorial Atlantida y es una pena que no haya participado más activamente en la historieta.  Por supuesto que estas no son las únicas adaptaciones de esas novelas, “La Pimpinela Escarlata”  fue ilustrada también por José Luis Salinas en la revista el El Hogar y reeditada  en uno de los primeros números  de Tit-Bits cuando ese título fue relanzado por Record, en tanto que Oesterheld adaptó un episodio de “El Noventa y tres” (el del artillero del barco al que se le suelta un cañón en plena navegación) que fue dibujada por Carlos Roume en Hora Cero Extra Nº 5, de diciembre de 1958. (CRM)

 

 

Los Cursos de Dibujo (11): Las Escuelas Latino-Americanas

5 comentarios

ESPINACA, 1945

   El índice gigante con una leyenda obvia pero llamativa apuntaba hacia el extraño cupón (imposible de ser llenado por su tamaño y su forma), contra cuyo envío se recibía un voluminoso folleto titulado “Guía de Enseñaza” en el cual se detallaban los múltiples cursos que podían aprenderse a distancia y “a precio reducido”. Hablamos claro de los avisos de las Escuelas Latino-Americanas en cuya oferta el dibujo ocupaba un porcentaje mínimo pero que no podía faltar en este recorrido por los cursos por correspondencia.  En total los cursos ofrecidos rondaban los cincuenta  agrupados en las siguientes secciones: Comercial, Técnica, Femenina, Especial, Radio, Industrial y Dibujo, que comprendía Dibujo Artístico, Arquitectónico, Comercial, Mecánico, Lineal, Letras  y Caricaturas e Historietas.

  

INTERVALO, 1951

 

INTERVALO EXTRA, 196O

  Ubicada en  Boyacá 932 la actividad de las Escuelas Latino-Americanas parece haberse centrado en el aprendizaje  por correspondencia, aunque en un aviso de 1952  se promociona también la “Enseñanza Personal” que se brindaba en Rivadavia 6081, es decir en el corazón de Flores. En materia publicitaria fue una firma que jugó en pie de igualdad contra competidores como la Continental Schools y la Panamericana de Arte, con avisos que nunca bajaban de media página, tanto en blanco y negro  o en color y ya fuera en el interior de las revistas o muchas veces ocupando una retiración o la contratapa. Aquí mostramos uno publicado en Espinaca en 1945 y otros dos en Intervalo, de 1951 y 1960. (CRM)

 

Exposición sobre la historieta argentina en Madrid y homenaje al dibujante Alberto Romero

2 comentarios

   En el Centro de Arte Moderno de Madrid (que para los que andan por allí queda en Galileo 52) se está realizando una Exposición titulada “La Edad de Oro de la Historieta Argentina”, que fue inaugurada a comienzos de junio y permanecerá  abierta hasta el 27 de julio. La muestra está centrada en la obra de Alberto Romero y como  homenaje a este dibujante argentino que se inició en Editorial Lainez y colaboró luego en diversas revistas de Argentina y Chile. La información que recibimos oportunamente de dicho Centro incluye un texto de Norberto Luis Romero -uno de sus hijos que reside en España-, en el cual a manera de un rápido pantallazo enumera algunos de los títulos que en los años cuarenta y cincuenta fueron forjando el panorama dorado de la historieta argentina, cita luego a figuras como Hugo Pratt, Salinas, Breccia y Oesterhed para luego agregar:  “Pero además del puñado de guionistas y dibujantes que destacaron con voz y estilo propios, muchos otros, anónimos, o bien que no alcanzaron a destacar, fueron artífices de historietas populares contribuyendo no sólo al género, también al entretenimiento popular y masivo -junto con la radio-, de aquellos días. De entre estos últimos artistas, Alberto Romero, dedicó más de dos décadas a deleitar con historietas propias o adaptaciones de clásicos, al público de entonces. El Vengador (iniciado por Alberto Breccia) y Roberto, Un as del deporte, fueron sus creaciones más relevantes seguidas por un numeroso público lector”.

     En la citada  exposición pueden apreciarse originales de Alberto Romero y de Eugenio Zoppi; portadas originales de Alberto Breccia para la revista Tit-Bits, fotolitos  provenientes de las editoriales estadounidenses para su montaje y adaptación en revistas argentinas de títulos como El Príncipe Valiente, Red Ryder o Flash Gordon, como así también  revistas y páginas sueltas de Tit-Bits, del suplemento dominical de La Voz del Interior, Pif-PafOkey, Centellas del Oeste y Bucaneros, entre otras publicaciones argentinas y chilenas para las cuales trabajó Romero.

 LA OBRA DE ALBERTO ROMERO

     Alberto Romero nació en Lanús en 1915. Alos 15 años ingresó como botones en la Editorial Lainez donde luego  -desde inicios de los años cuarenta- desarrolló su primera etapa como profesional de la historieta colaborando en los numerosos títulos que producía dicha editorial, tales como Tib-Bits, El Gorrión, Espinaca, Rataplán y más tarde Puño Fuerte y Lanza Brava; de esa época datan adaptaciones diversas como “La hermana de los pobres”, “El quinto evadido”, “Viaje al centro de la Tierra”, el personaje “Dick Tabú” en 1945 y la continuación de  “El Vengador”, que venía realizado Alberto Breccia.

   

Bucanero, 1957

Según el blog que lo recuerda deja Lainez en 1948, año en que de acuerdo a nuestro archivo colabora en la revista Aventuras con “Los amantes de Teruel” (iniciada por Luis A. Domínguez) y ya en los cincuenta intensifica su labor en otras editoriales realizando trabajos para Sucesos (1950), Pimpinela, en Poncho Negro (“El juramento del pirata”, 1953) y principalmente en las revistas de Editorial Bois como Suplemento de Bucaneros, Gran Bucanero y Centellas del Oeste donde entre otros títulos dibuja “El asalto al tren expreso”, 1957, “El manantial de la muerte”, 1959  y  “Su propia trampa”, 1961.  Otra parte importante de su trabajo lo canaliza hacia Chile, donde para la revista Okey de Editorial Zig-Zag hace “Roberto, un as del deporte” (que se publicó también la Argentina en Lanza Brava) y vuelve a realizar El Vengador que allí pasa a llamarse “Justícia Alada” o “Alas Justicieras”. Se le atribuyen también episodios de Colt el Justiciero en Rayo Rojo, aunque no se menciona fecha de publicación. En 1952 Romero había dejado su Lanús natal para radicarse en Córdoba desde donde continuó trabajado hasta su retiro –por razones familiares- en 1962, falleciendo en Santa María de Punilla en 1991.

 

Poncho Negro, 1953

 EL BLOG QUE LO RECUERDA

     Gran parte del material que se exhibe en estos momentos en España puede verse también en el blog “El Vengador, de Alberto Romero”, creado por sus hijos Nélida, Alberto y Norberto, el cual ya hemos enlazado a TOP COMICS.  Además de las piezas que hemos enumerado al inicio de la nota (originales de páginas y portadas, fotolitos, etc., se muestran también fotografías y objetos personales de Romero, como así también una curiosa foto de las oficinas de la Editorial Lainez. (C.R. Martinez)

 http://elvengadordealbertoromero.blogspot.com.ar/   

Older Entries Newer Entries

A %d blogueros les gusta esto: