Pasado el mediodía, luego de terminar la nota sobre Eduardo Miranda, la radio nos trajo la noticia de la muerte de Carlos Loiseau, Caloi. Reproducimos aqui dos de las notas que en sus ediciones digitales  publicaron Clarin y la revista Ñ a lo que agregamos material del catálogo que el citado diario editó  para la exposición “20 años no es nada”, que se realizó de enero a marzo de 1988 en Mar del Plata.

MURIO CALOI, EL PADRE DE CLEMENTE

  Carlos Loiseau, dibujante y humorista gráfico conocido como Caloi, murió esta madrugada a los 63 años tras permanecer internado por un cáncer. Fue uno de los historietistas más importantes del país. De su lápiz nacieron los personajes más entrañables: Clemente, La Mulatona, Mimí, Alexis, Bartolo, el Clementosaurio, el hincha de Camerún. Creador y conductor del ciclo de televisión Caloi en su tinta, dedicado a la divulgación de cortometrajes de animación e historietas, Caloi empezó a dibujar desde chico. Se consideraba un muchacho de barrio. “Transparente; a pesar de ser negro, soy transparente”, bromeaba.

  Su carrera arrancó en el ‘66 en Tía Vicenta -sólo en dos números, porque Onganía ordenó cerrar la revista. Después de dibujar en Panorama, Siete Días, Satiricón y Primera Plana, entre otras, en 1968 ingresó a Clarín. Allí surgió su personaje más famoso: Clemente, que iba a cumplir 40 años en 2013. Publicado con regularidad desde 1973 en la contratapa del diario, Clemente estuvo presente todos los días. Además, fue llevado a la televisión en 1982 y nombrado “Patrimonio cultural de la ciudad”. A su vez, Caloi publicaba una página de humor en al revista dominical Viva.

     Negado de la tecnología como era, María Verónica Ramírez, su mujer -también dibujante y pintora-, era la encargada de escanear sus dibujos y enviarlos por mail al diario. Eso en reemplazo de los largos viajes desde José Mármol hasta el diario que hacía en sus inicios para realizar las entregas. Ramírez es también la directora del largometraje de animación Anima Buenos Aires, estrenado el jueves pasado. 

    Aunque nació en Salta, Caloi se sentía tan porteño como su personaje Clemente. Crítico de la economía, amante del fútbol y las mujeres, su personaje fue parte de un combate al gobierno militar durante el Mundial 78. En contra de los pedidos del locutor José María Muñoz, Clemente inició una cruzada para que la gente tirara papelitos en la cancha. Y ganó. “Cuando en la cancha cantaban ‘Muñoz, Muñoz, Clemente te cagó’, yo estaba asustado”, confesó hace dos años a Ñ. Así, Clemente se convirtió en una especie de emblema durante el Mundial. Mañana, sus lectores buscarán, como todos los días, a ese ser amarillo y rayado sin manos. Lo buscarán, pero esta vez, ya no saldrá de nuevo de su mesa de dibujo.

45 AÑOS DE HISTORIETAS QUE DEJARON SU MARCA EN LA CULTURA ARGENTINA

      Nacido en Salta un 9 de noviembre de 1948, Carlos Loiseau, o Caloi, como lo conocían sus lectores, se dedicó profesionalmente a la historieta desde los 18 años. Sus inicios los vivió con la revista humorística Tía Vicenta. A partir de ahí, publicó historietas en Panorama, Siete Días, Satiricón y Primera Plana, entre otros medios.

  Una de sus carreras más largas fue con este diario. En 1968 empezó a publicar en Clarín y desde 1973 se convirtió en el autor de la tira diaria Clemente, su personaje más famoso. Como la Mafalda de Quino y el Inodoro Pereyra de Fontanarrosa, el Clemente de Caloi traspasó las barreras del género para convertirse en parte de la cultura argentina. En 2004, Clemente fue nombrado Patrimonio Cultural de la ciudad de Buenos Aires. Cinco años más tarde, el honor le tocó a su autor, nombrado en 2009 Ciudadano Ilustre de Buenos Aires.   Clemente llegó también a las pantallas en forma de programa de televisión dirigido por Caloi y emitido por Canal 13 entre 1982 y 1989. “Caloi en su tinta” fue otra de sus incursiones en la TV. Desde el programa hablaba de cortometrajes de animación, de historietas, de ilustraciones y de humor.

Los originales de la campaña para Parliament que se citan en el catálogo de “20 años no es nada” fueron objeto también de una exposición realizada en Buenos Aires, si mal no recordamos en el hall del Cine Opera

Caloi exploró también el mundo del cine con el cortometraje animado “Las invasiones inglesas” (1970). Sus dibujos ilustran muchas campañas publicitarias y fue el creador del león del Club Atlético River Plate en 1986. Este jueves había estrenado el largometraje de animación Anima Buenos Aires, dirigido por María Verónica Ramírez, su mujer.

Anuncios