Revista “Comanche”, 1960

En un acto de estricta justicia y continuando la tarea de recordar la obra de grandes guionistas de la historieta, nos ocupamos hoy de Pedro M. Mazzino, el creador entre tantos otros títulos de la recordada “Cuentos de Almejas”. Mazzino publicó sus primeros guiones en 1959-60 en las revistas Corso Pete, Comanche y Corsario  haciendo historietas bélicas, westerns, policiales y hasta una humorística dibujada por Gorosito titulada “Piel Dura”. A esa época corresponden trabajos como “El uniforme”, “No hay que apresurarse”, “Sed” o “El pequeño gangster”, algunos de ellos ilustrados por dibujantes que también hacían sus primeras armas en la historieta, como Balbi y Alberto Caruso. A partir de 1960 está presente además en la revista X-9 y en 1963 pueden apreciarse trabajos suyos en Super Rayo Rojo, entre ellos el titulado “La otra victoria” que muestra a Lito Fernandez en plena evolución. Para mediados de la década forma parte del equipo de guionistas y dibujantes que colaboraban en Supervolador y otras publicaciones de José Alegre, mientras que de 1965 es el primer trabajo suyo que tenemos registrado en Columba: “Extraño parecido”, una bélica que dibujó Alberto Caruso.

      A fines de los sesenta crea una historieta que –con los inimitables dibujos de Carlos Vogt- calará hondo en el gusto de los lectores y mantendrá su vigencia por más de veinte años, hablamos de “Cuentos de Almejas”. Puede decirse que a partir de allí las historias románticas serán la especialidad de Mazzino, quien en el transcurso de los años le seguirá aportando a Intervalo títulos como “La tía Tila (dibujos de Haupt), “Conquistaré Nueva York” (con Falugi), “Ronald Colby” el periodista que se movía en el mundo de Hollywood y el jet-set y “Hombres del Zodiaco” entre otras series, a todo lo cual deben agregarse las innumerables adaptaciones de novelas (*), películas o biografías de actores y actrices norteamericanos.

      Una de las particularidades de la producción de Mazzino para Intervalo fue la variedad de seudónimos utilizados, la mayoría de los cuales tenían las iniciales P y M, tales los casos de “Paula Marín”, “Paola Mur”, “Pier Michele”, “Paul May” y “Pitt Marber”, aunque en este último caso tenemos alguna duda. La excepción a dicha regla es el seudónimo “Osvaldo Arregui”, que utilizó para la serie de biografías de actores y actrices que hemos mencionado. Lamentablemente resulta casi imposible obtener más datos que puedan enriquecer esta semblanza de quien fue uno de los grandes y prolíficos guionistas con que contó Editorial Columba, solamente y a nivel anecdótico mencionar que junto con otros dos colaboradores de esa casa -Alfredo Ferroni y Gerardo Canelo- compartía la pasión por los colores del Club Huracán (CRM)

 (*) En 1970 Columba publicó una adaptación de la novela “Bomarzo”, de Manuel Mujica Lainez, como Suplemento de la revista Intervalo.  Las ilustraciones fueron realizadas por Daniel Haupt y la adaptación correspondió a Mazzino.

Anuncios