Es sabido que la repercusión lograda por  las revistas de Editorial Frontera motivó  el surgimiento de un sinnúmero de publicaciones que intentaron explotar ese mismo filón, títulos volcadas mayoritariamente al tema bélico más el complemento de otros géneros como el western y las aventuras en escenarios diversos. En esa tendencia se inscribe la revista que hoy queremos comentar, Día D, lo que de paso servirá para conocer algunos aspectos de la carrera del dibujante Pablo Mártire y de un guionista de apellido Donadío, de cuya calidad como tal dio testimonio alguna vez Leopoldo Durañona.

 CONTENIDOS Y AUTORES

   Día D apareció a finales de noviembre de 1958, tenía frecuencia quincenal y era editado por Editorial Cruz del Sur, con oficinas en Reconquista 331 2º piso, de Capital Federal. El formato de la revista era apaisado, tamaño 14 x 20 cms y  un total de 32 páginas mas tapas. El único ejemplar que poseemos es el Nº 3, del 28 de Diciembre de 1958 y tiene la particularidad de estar casi monopolizado por Pablo Mártire Villar  (así firmaba) y por Carlos A. Martire. Este último era el autor de una nota titulada “Un hecho, tres protagonistas, tres actitudes” referida al genocidio perpetrado por los norteamericanos en Hiroshima, un texto que se iniciaba en la retiración de tapa y concluía en la retiración de contratapa. La primera de las historietas –guión y dibujos de Pablo Mártire- era “El 3º de Fierro”, uno de los regimientos más notorios de la llamada “Conquista del Desierto” a cuyo frente estuvo el muy mentado Coronel Conrado Villegas (el “Toro” Villegas como lo llamaban los indios), quien por supuesto aparece en este episodio.  Venía luego “Soldado Gomez Tito, cordobés y conscripto”, que era la versión gráfica de un conocido programa de radio –más precisamente un radioteatro de 15 minutos que se difundía por Radio Belgrano en horas del mediodía y era escrito por Máximo Aguirre e interpretado por el actor Tito Gómez. Aguirre figuraba también como autor del argumento de la historieta y los dibujos eran de Pablo Mártire.

    La tercera historieta era “Crónicas de guerra”, en este caso una historia referida a la Resistencia Francesa también con guión y dibujos de Pablo Mártire, que para completar era el responsable del argumento de la cuarta y última historieta de este Nº 3, “Kingstone”, una de piratas con dibujos de Rubén Ríos. En la última página se promocionaba una encuesta (y a la vez un concurso con importantes premios) para que los lectores eligieran su historieta favorita, lo cual permite conocer que, además de las historietas y géneros mencionados, la revista se  proponía publicar historias del Oeste (“Check Weston”), fantásticas (“Terror en las Orcadas”), interplanetarias, policiales, leyendas indígenas, leyendas gauchas y cómicas, como se ve un plan sumamente ambicioso.

 

UN TAL…DONADIO

    Lo hasta aquí reseñado lleva a pensar en una especie de “monopolio” de los hermanos Mártire en cuanto a guiones y dibujos de la revista Dia D, e incluso que fueran  responsables de su edición. Sin embargo existen indicios de que en la citada publicación tuvo también un papel importante el ya citado guionista Donadío. Decimos esto porque en Día D publicó sus primeros trabajos Lito Fernández, quien alguna vez en una charla telefónica nos manifestó que fue precisamente una persona de ese apellido con la cual el trató para la publicación de aquel trabajo, contacto que se había concretado inicialmente en la Escuela Panamericana de Arte. Avalando esa información surgen los siguientes datos tomados de una entrevista a Leopoldo Durañona que se publicó en el Nº 6  de El Tablero –boletín editado por la Asociación de Dibujantes de la Argentina-, correspondiente a mayo de 1975. A la pregunta ¿Dónde sentís realmente que estás haciendo “la historieta”?, Durañona responde: “En Hora Cero, por supuesto. Y también lo que hacía con Donadío. Hablando de Donadío, habría que hacerle una nota póstuma. Podría haber llegado a ser un Oesterheld…Un tipo que sabía un kilo de historieta. Decí que tenía un montón de cosas en contra. Un montón de vicios le impedían desarrollarse. Sacaba una revista: Ataque. Había caído una vez a la Panamericana pidiendo dibujantes y lo fui a ver. Tenía guiones sensacionales, verdaderamente sorprendentes”.

 

"Cronicas de guerra", por Martire Villar

 

    Dos conclusiones más que obvias que surgen del párrafo precedente es que para esa fecha -1975- Donadío ya había muerto, y que Durañona posiblemente dibujó guiones suyos en algunas de esas revistas donde participó, ya sea en Ataque (que según nuestros registros era hecha por Editorial Gente Joven (es decir José Alegre) o en Operación Muerte, revista publicada en 1960 ó 61 de la cual Donadío fue guionista y donde –dicho sea de paso- publicó algunos de sus primeros trabajos Félix Saborido. En cuanto a Mártire, luego de Dia D  sus intervenciones en la historieta fueron escasas; en los años setenta realizó episodios de la serie “Dos tipos audaces” y “Las aventuras de Andy Pruna”, mientras que en 1980 lo encontramos como Jefe de Dibujantes de las revistas Nico Cruz y Laura Leal, de Editorial Perfil, para la primera de las cuales realizó la tapa del Nº 1 y una ilustración interior. Por esa misma época fue también profesor de los cursos que dictaba la Asociación Argentina de Dibujantes. (C.R. Martinez) 

Anuncios