Como deben hacerlo otros coleccionistas, cuando sabemos que un amigo o conocido viaja al exterior solemos pedirle que nos traiga alguna revista  del o de los países que visitará. Así fue que un buen amigo nuestro que solía viajar con frecuencia al Paraguay nos consiguió dos ejemplares de la revista Bunker a través de cuyo análisis cumpliremos con dos objetivos, echarle un vistazo a la historieta paraguaya y asociarnos a la ya olvidada efemérides del Día de las Américas que se celebra o se celebraba el 14 de abril.

    Los ejemplares de Bunker con que contamos son el Nº 4 sin fecha de publicación y el Nº 6, de Agosto de 1996. La revista tenía frecuencia mensual y era editada y dirigida por el dibujante Carlos Argüello Süllow. Una parte importante del material correspondía a trabajos de Robin Wood que estaba presente en el Nº 4 con “Starlight”, “Nippur de Lagash” (en la versión de Müller), “Martin Hel”, “Amanda” y “El Angel” (dibujos de Eduardo Risso), mientras que el único aporte local estaba constituido  por “Iporá nde comadre” una historia de tono picaresco con guión de Mario Mora y dibujos de Argüello y Medina.  El sumario de ese número 4 se completaba con el editorial dedicado precisamente a Wood, una nota sobre John Buscema (El Miguel Angel del Comic), y otra escrita por el especialista Andrés Colman titulada “Los héroes también mueren”.

     En el Nº 6  se aprecia un cambio de orientación que queda expresado en la nota editorial cuya parte inicial expresa: “Apreciado lector. Tal vez no te imagines lo difícil que es transitar por el sendero de artista-editor en un país donde la creación y producción artística no es valorada ni mucho menos apreciada en su justa dimensión. Bunker busca el arraigo definitivo de la narrativa dibujada en nuestro medio ofreciendo historietas internacionales y nacionales. En esta etapa queremos dar mayor relevancia combinada porque así los lectores lo piden. Se decidió entonces dar mayor apertura a la historieta nacional que contribuya un aporte a esta obra, buena o mala pero sí un genuíno y honesto intento de producción con guiones y dibujos de total factura nacional o de lo contrario Bunker no cumpliría su misión, que fue desde el pricipio, la de dar oportunidad a jóvenes talentosos que no encuentran un espacio (…)”

      Acorde con esa intención el material “importado” se reduce a “Starlight”, “El Angel” y “Martín Hel” y aumentan las historietas propias a través de “Avaré” (guión de Colman y dibujos de Carlos Argüello) un cacique guaraní que lucha contra los “bandeirantes” brasileños que esclavizan a su pueblo; “Onan” una parodía de Conan, guión de Molog y dibujos de Argüello y “Sombras en la noche” de Hernán Jaeggi y dibujos de Argüello. Dicho número incluía además una página de los lectores titulada “Comic Courier”, la sección “Galería de heroínas” con ilustraciones de distintos dibujantes y la nota “La novela gráfica” escrita por el Director de la revista. A través de un aviso promocional nos enteramos que en números anteriores se habían publicado “La era del Nigromante, una nota a Ricardo Villagrán y otras aventuras de “Avaré”. Entendemos que pese al gran esfuerzo realizado por sus impulsores Bunker duró solo algunos números más.

  

"Iporá nde Comadre"

  Para mayor información   recomendamos leer la nota “Una mirada al humor gráfico y la historieta en Paraguay” escrita por Andrés  Colman y Roberto Goiriz, posiblemente el más destacado de los dibujantes paraguayos de historietas.   (C.R. Martinez)

http://www.rlesh.110mb.com/13/13_goiriz.html

 

Anuncios