Pese a nuestra intención no hemos podido dar la debida continuidad a las notas dedicadas a los guionistas de historietas, serie que iniciamos con Aizenberg, Insúa y Roger Plá y continuamos con Ernesto Castany. Saldamos en parte esa deuda ofreciendo la semblanza profesional de Eugenio J. Mandrini, a la cual en breve sumaremos la de Pedro Mazzino, integrante de su misma generación y cuyas carreras tuvieron ciertos puntos en común, en especial en sus inicios a fines de los años cincuenta 

EUGENIO J. MANDRINI

   Poesía, tango e historieta forman parte de la trayectoria del guionista Eugenio Mandrini, nacido en 1936. Sus primeros trabajos –al igual que los de Pedro Mazzini- aparecieron también en algunas de las numerosas revistas que editaba el sello Cleda, concretamente  en Trinchera y Fargo Kid donde hacia 1959 le publican “El fin de un planeta” y la bélica “Resignación”, ilustrada por Walter Casadei. En 1961 colabora en la revista Oklahoma  que editaba Bruguera a la cual aporta historias unitarias como “El final de una tragedia” (dibujos de un primerizo Gustavo Trigo)  y el personaje “Johnny Winchester”.  Ya para entonces está presente en El Tony con un personaje gauchesco que tuvo dos nombres: “Rosendo Pampa” y “Rosendo El Toro”, ambos dibujados por Eduardo Miranda. Su siguiente etapa lo lleva a Editorial Yago para cuyas revistas hace entre 1962 y 1964 varios westerns que ilustró César Spadari (tal el caso de “La aventura del muerto”) y la serie “Historias al pie de Buenos Aires”, considerado como uno de los primeros trabajos de Luis García Durán en la historieta.

   

Uno de los primeros guiones de Mandrini en la revista Trinchera

 

Revista Turay, 1974

En 1971  colabora en Top con “El Duro” personaje del Oeste americano dibujado por Altuna y en 1974 forma parte del elenco de la revista Turay escribiendo los guiones de “John Juan” un cowboy dibujado por Dalfiume e “Historias de la tierra bárbara”, gauchesca con un muy buen trabajo de Horacio Merel. Al margen de ello publica en la misma revista cuentos fantásticos en la sección titulada precisamente  “Cuentos de Mandrini”. En esos años colabora ocasionalmente en los guiones de El Cabo Savino y Alamo Jim, algunos de ellos firmados con su seudónimo habitual de “Euman”. En los años ochenta trabaja para Record, período del cual merecen destacarse sus historietas policiales y de terror (el caso de “No, no abras nunca esa puerta” que apareció en Skorpio Plus con dibujos de Alberto Breccia) y muy especialmente  “La Maga”, serie compuesta por ocho episodios dibujados por Gustavo Trigo y Oscar Garibaldi que fue publicada también en la edición española de Creepy,  mientras que para Fierro  adaptó a la historieta el cuento “Cabecita negra” de Germán Rozenmacher.

 

Skorpio Plus, 1981

  Pero como se ha dicho, la historieta es solo una parte de la intensa actividad literaria de Mandrini, también poeta, ensayista y hombre de tango. En el primero de esos rubros  fue fundador e integrante de La Sociedad de los Poetas Vivos,  publicó los libros “Criaturas de los bosques de papel” y “Campo de apariciones”, integró diversas antologías y  en 2008 con su libro “Conejo en la nieve” obtuvo el premio de poesía “Olga Orozco”,  certamen iberoamericano convocado por la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) del cual participaron cerca de 700 escritores.  En cuanto al tango en los años setenta fue uno de los Secretarios de Redacción de la revista Buenos Aires, Tango y lo demás, participó en el libro de ensayos “Tango. Magia y realidad” y preparó una antología del género: “Los poetas del tango”. (C.R. Martinez)

 

Página de "La Maga"

Anuncios