Tanto Hermenegildo Sábat como su hijo Alfredo (gran dibujante también) han sido objeto de ataques por parte de distintos alcahuetes oficialista, entre ellos uno de los más notorios, Victor Hugo Morales. Aquí el notable Menchi se toma una merecida revancha

Los mafiosos de Chicago

Por Hermenegildo Sábat

 A fines de la década de los 20, el maravilloso pianista, organista y compositor Thomas “Fats” Waller fue interrumpido mientras actuaba en el Hotel Sherman de Chicago por dos individuos armados que lo persuadieron de forma poco amable para que abandonara el piano y los acompañase encapuchado hasta la casa de Al Capone. Una vez allí debió aceptar pedidos en el piano que él se encargó de cumplimentar. Por cada pedido, fue recibiendo billetes de 100 dólares, que en esa época valían mucho más. Cuando lo liberaron tenía en sus bolsillos 5.000 dólares.

   En abril de 2008, la señora Presidente de la Nación  se sintió ofendida por un dibujo que firmé y lo interpretó como un hecho “cuasi mafioso”. Cuatro años después, el señor vicepresidente de la Nación acaba de doblar la apuesta y nos califica a los integrantes de Clarín de mafiosos.

 Lo único que lamento es no poseer armas y no tocar el piano como “Fats” Waller.

Anuncios