Hace cuatro o cinco años dimos en Internet con una página cuyo propósito era ofrecer trabajos realizados por el dibujante argentino Luis Angel Domínguez, quien se radicó en Estados Unidos a inicios de los años sesenta. A dicha página pertenece la foto  en la cual puede verse a Domínguez (sentado) junto a su amigo y representante Arnold Drake participando de lo que parece ser una Convención de comics. En la página en cuestión se explicaba (o al menos eso entendimos con nuestro Inglés básico) que el dibujante carecía de jubilación por lo cual dependía de los ingresos por la venta de sus trabajos, algo que no deja de causar tristeza teniendo en cuenta que para esa época Domínguez era un hombre de más de ochenta años de edad. Corroborando lo anterior acabamos de leer en otra página web  el comentario de un coleccionista que manifiesta haber comprado obras de Domínguez, entregadas luego por correo o personalmente por Drake.

     Luís Angel Dominguez nació en Córdoba en 1923. A los veinte años ganó un concurso organizado por la Editorial Tor y comenzó a colaborar desde su provincia. Ya  radicado en Buenos Aires trabajó en agencias de publicidad y para la revista Aventuras entre 1947 y 1949. Su dominio del género histórico le valió llegar a las páginas de Patoruzito donde a partir de 1950 y hasta 1955 realizó un ciclo  integrado por “Los hijos del pueblo”, “El sable de honor” “El vengador de Sajonia” y “Juana de Arco”. También en Patoruzito hizo “Cruz Calaveras” (continuada luego por Joao Mottini) y para Idilio historietas a la aguada. En 1957 participó en la revista Pancho López y contemporáneamente colaboró en Ediciones Universales (Aventuras del Oeste, Odiselandia) en series como “El gran río”, “Mitos y leyendas de la tierra americana” y “El Errante”, uno de sus últimos trabajos publicados en Argentina.

    

Folleto de la Escuela Panamericana

Como ya se dijo, hacia 1960/61 se radicó en Estados Unidos  donde trabajó para importantes editoras de ese país como Warren, DC Comics, Marvel y Western Publishing, volcándose preferentemente a la ilustración pero sin olvidar la historieta. Gran parte de esa producción estuvo relacionada con temas del Oeste americano, tales sus trabajos en “Billy The Kidd”, “Cheyenne Kid”, “Gunfighters”, “Wyatt Earp”, “Scalphunter” y “Jonah Hex”, aunque no desdeñó los referidos a misterio, guerra, ciencia ficción e incluso los de espada y brujería, como “Claw the Unconquered”.  A mediados de los setenta estuvo brevemente en la Argentina y dibujó una historieta para Record con guión de Alfredo Grassi. Luis Angel Dominguez -que vale recordarlo integró en la Argentina el Curso de los 12 Famosos Artistas- seguía aún activo a comienzos de 2003, fecha en que se publicó en la revista Heavy Metal un trabajo suyo con guión de Arnold Drake titulado  “Tripping Out”.

   Arnold Drake por su parte fue un reconocido guionista de historietas, creador en 1963 de la primera versión de “The Doom Patrol” dibujada por Bruno Premiani, a su vez gran amigo de Domínguez. Como dato anecdótico cabe mencionar que Drake peleó como voluntario en la Guerra Civil Española apoyando al bando Republicano contra el levantamiento de Franco. Tal la breve historia oculta tras una foto cuya contemplación no deja de causarnos cierta tristeza, pensando que tal vez -ojalá nos equivoquemos- la realidad no estuvo a la altura de lo que soñó Dominguez cuando partió de la Argentina en busca de nuevos horizontes profesionales. (C.R.Martinez)

     Más datos sobre Luis Angel Domínguez pueden verse en nuestra nota en Tebeosfera acerca e los primeros dibujantes argentinos en USA.

http://www.tebeosfera.com/1/Documento/Articulo/Argentina/enlos/EEUU.htm

Anuncios