Continuando con el repaso de antiguos avisos que promocionaban cursos de dibujo ofrecemos hoy los correspondientes al de  Juan Oliva. El primero de los avisos se publicó en Intervalo en 1946, es de pequeño tamaño (6×6 cms aproximadamente) figurando como  dirección Victoria 1396, es decir el  antiguo nombre de la calle Hipólito Yrigoyen. El otro anuncio –a toda página- apareció en 1966 en la tercera época de la revista Dibujantes en una edición donde también se publicaba  una nota a doble página acerca de la trayectoria de Juan Oliva y que aprovecharemos para recordar a este olvidado dibujante.

    Oliva nació en España en  1910 donde cursó estudios de Bellas Artes. En 1927 llegó a nuestro país desempeñándose inicialmente como empleado de comercio. Un aviso publicado por Quirino Cristiani, el pionero del dibujo animado en la Argentina,  le dio la oportunidad de aprender ese oficio y al poco tiempo comenzó a hacer los primeros dibujos animados de propaganda ya con el cine sonoro.  Pasó luego a trabajar en la agencia de publicidad Simplex para uno de cuyos clientes, los cigarrillos Particulares, creó en 1937  el personaje “Rendija”, historietas publicitarias en colores que se publicaban en las contratapas  de las principales revistas del país y en ese mismo año colabora en Figuritas con “El marqués de Puerto Nuevo”.

    A fines de los años treinta Oliva funda la Compañía Argentina de Dibujos Animados,  que en 1940 estrena en el cine Monumental la película “La caza del puma” y   posteriormente asume la dirección del departamento de dibujos animados de Emelco. En 1942 realiza la película “Felipito pistolero” y posteriormente funda la Academia de Dibujos Animados que funcionó durante diez años.

     A inicios de los años cincuenta Oliva  abandonó todo lo que tenía entre manos para dedicarse a la búsqueda de nuevas técnicas en materia de dibujo animado, tarea  que según el reportaje de Dibujantes le llevó catorce años y le deparó “privaciones y hambre”   hasta lograr lo que el llamaba  “Plano especial”    con lo cual daba al dibujo animado amplitud, relieve, y  profundidad con una simultánea reducción de los costos. Para más datos sobre este dibujante y maestro fallecido en 1975 recomendamos leer el informe preparado por Marcelo Niño y  César Da Col que puede verse en Imaginaria: http://www.imaginaria.com.ar/16/3/juan-oliva.htm

Anuncios