En septiembre de este año con motivo de la presentación de la revista Clítoris (Historietas y otras exploraciones)  se publicó en el Blog de la revista Ñ una entrevista a dos responsables de dicha publicación, integrada mayoritarimente por mujeres y cuyo propósito es hacer historietas desde un punto de vista femenino. En esa nota una de las entrevistadas dió detalles del proyecto y se despachó con algunas consideraciones teóricas como la siguiente: “Hay dos tipos de mujeres en el cómic tradicional: está la Eulogia (de Fontanarrosa) o la chica Altuna, la madre castradora o la puta. Y en Clara de noche, justamente, se ve eso: la mujer de la casa que es la reproductora, madre y esposa, y la mujer sexual. Y Clara de noche sintetiza ahí una cosa interesante, que es la maternidad, porque ella es madre. Lo que está ahí es la mirada masculina”.

  En realidad la rebuscada interpretación que hemos reproducido nos tendría sin cuidado a no ser por un detalle: que le adjudica a la consorte de Inodoro Pereyra la condición de madre y para colmo de madre castradora, a no ser que se haya confundido con la idish mame de Merdichesky, aquel policía atolondrado que dibujó Altuna en Superhumor. No somos grandes conocedores de la biografía de ese baluarte telúrico que es Inodoro pero de todo lo que hemos leído nada lleva a pensar que fuera padre, por lo cual esta revelación nos llena de dudas y de zozobras. ¿Nos perdimos acaso la página donde se da a conocer tan magno hecho?  ¿Ocultó Fontanarrosa deliberadamente esa información para evitar que la Eulogia tomara represalias contra su marido? o peor aún ¿será ese presunto hijo producto de algún desliz de la Eulogia en una noche de extravío? Esta última posibilidad nos aterra, imaginen a nuestro magno héroe acosado por la habitual banda de loros atorrantes que ahora, además de narigón, le gritarán ¡cornudo! para luego seguir su vuelo matándose de risa. ¿Que respecto le va a tener el cacique Lloriqueo o el mismo chancho Nabucodonosor?

    Otra posibilidad es que estemos en presencia de una versión revisionista de la historieta así como tendremos una Historia Revisionista digitada por un Instituto ad hoc que dirigirá el forrazo de Pacho O’Donell e integrán el forrito Pigna y el celebre historiador Anibal Fernandez (tiemblan Arnold Toynbee y Eric Hobsbawm). En fin, todas son dudas y angustia y ante la imposibilidad de develarlas solo nos queda acudir a la frase de ese gran pensador de las pampas argentinas, el Mendieta, que de haberse enterado de su nueva condición de “tío postizo” seguramente hubiera pronunciado la frase que lo llevó a la fama: ¡Que lo parió!

                                                      CRM

Anuncios