En una nota de septiembre de 2007  (Identikit III) en la cual repasa cronológicamente la vida y obra de Hugo Pratt, Luis Rosales escribió lo siguiente:

 “1967 – En febrero de este año conoció a Fiorenzo Ivaldi, un rico promotor inmobiliario admirador de la obra de Pratt. Ivaldi propuso entonces a Pratt realizar una lujosa revista de cómics con el fin de editar la totalidad de la obra que había realizado en Argentina. En julio apareció el primer número de esa revista que titularon Sgt. Kirk. En sus páginas nació La balada del mar salado, comenzando así lo que pasaría a ser el ciclo de aventuras de Corto Maltés y uno de los hitos más importantes en la historia del Comic.

1969 – Diciembre. La publicación Sgt. Kirk desaparece por desacuerdos entre los miembros fundadores. Hugo Pratt continúa con la serie Los escorpiones del desierto en las páginas de la revista Alter Linus”.

     Pese a su corta existencia (apenas dos años y medio) dicha revista puede considerarse como trascendental en la carrera de Pratt, ya que –además de constituir una fuente segura de trabajo – ofició como una vidriera para que el público italiano conociera la obra que había realizado en la década larga que había permanecido en el exterior y, a la vez, mostrar su nueva producción. Sin la revista Sgt. Kirk muy posiblemente “Una balada del mar salado” (así quería Pratt que se la denominara”) nunca hubiera dado a la luz o lo habría hecho con mucha demora. Si bien el genio de Pratt seguramente hubiera terminado imponiéndos, cabe especular que sitio ocuparía hoy en el Olimpo de la historieta mundial si el destino no le hubiera permitido dar difusión a la Balada y consecuentemente al Corto Maltés.

       No fue aquella sin embargo la primera revista que llevara como título el del personaje nacido a principios de 1953 en las páginas de Misterix, sino que ese privilegio le corresponde a una versión argentina. Efectivamente en Diciembre de 1962 y a un costo de $ 12 aparecía el Nº 1 de Sargento Kirk publicada por Editorial Yago y que en ese número inicial ofrecía el episodio titulado “La Balada de los tres hombres muertos”. La revista constaba de 32 páginas más tapas y el formato habitual era de 14 por 20 cms, aunque en ocasiones fue menor aún. En líneas generales puede decirse que el material reproducido corresponde al período 1955-1957, es decir cuando Pratt había definido plenamente su estilo, aunque no faltan episodios anteriores como el titulado “El más justo” (de la época en que la serie llevaba como subtítulo “La historieta del Far West”) o una historia corta titulada “El desertor”, y no faltó tampoco un episodio publicado en Frontera Extra en 1959.

      El último numero de Sargento Kirk del cual tenemos información es el 15, que debía aparecer en marzo de 1964, ignorando cúantos más aparecieron. Otra incógnita es conocer el grado de participación que tuvo Pratt en esta revista, si fue una idea surgida en los tiempos en que dirigia las publicaciones de Yago o una emprendimiento de la editorial luego de la partida del dibujante. Como fuera, aquella pequeña colección quedó como un anticipo de lo que luego a gran escala realizaría Pratt en Italia. Aquí el detalle de los número que poseemos no sin antes acotar que en 1981 hubo una tercera Sargento Kirk, en este caso la realizada en España por Norma Editorial:

 Nº 1 – Diciembre 1962: “La balada de los tres hombres muertos”

Nº 2 – Enero 1963: Los jinetes de la venganza”

Nº 3 – Febrero 1963: “La boda de Walpi”

Nº 4 – Marzo 1963: “El espantado”

Nº 5 – Abril 1963: “Sobre la frontera”

Nº 6 – Mayo 1963: Los caras falsas”

Nº 7 – Junio 1963: “Plata Navaja” más un episodio sin título publicado en Frontera Extra Nº 5 (Marzo 1959)

Nº 8 – Julio 1963: “La tumba dorada”

Nº 9 – Agosto 1963: “Blanca Sombra”

Nº 10 – Setiembre 1963: “La mina de los demonios”

Nº 11 – Octubre 1963: “La justicia de Wahtee”

Nº 12 – Noviembre 1963: “La cobardía de Wahtee”

Nº 13 – Enero 1963: “Los caballos de Wahtee” y “El desertor”

Nº 14 – Febrero 1964: “El más justo”

Nº 15 – Marzo 1964: “Matar a Wahtte”

  Para más datos sobre la revista Sgt. Kirk y la forma en que Pratt omitió en los créditos toda referencia a Oesterheld, ver en este mismo blog la nota “Documentos”, publicada el 31 de diciembre de 2007. (C. R. MARTINEZ)

Anuncios