Viendo Televisión Española (una verdadera “televisión pública” y no la cloaKa en que han convertido a nuestro pobre  Canal 7), nos enteramos del inminente estreno de “El Capitán Trueno y el Santo Grial”, película con la cual este popular personaje de los “tebeos” españoles llega por primera vez al cine luego de varios frustrados proyectos en tal sentido. Con tal motivo el programa Informe Semanal dedicó un extenso segmento a brindar algunas características de la película y también a repasar la historia de la serie a través del testimonio de coleccionistas, dibujantes y fundamentalmente de su creador, Víctor Mora. Por nuestra parte y para que los lectores conozcan algo más al respecto reproducimos un fragmento del artículo de Salvador Vazquez de Parga  titulado “Grandeza y servidumbre de los cuadernos de aventuras” que integró el fascículo 18 de la Historia de los Comics editado por Toutain a inicios de los años ochenta:

   (…) Ya en 1956 nace sin embargo una nueva serie de cuadernos llamada a renovar estas pétreas estructuras con un tipo de héroe distinto, que no deja de ser leal a los postulados clásicos, pero que sabe hacer reñir y divertirse, mezclarse con las gentes y comprender sus problemas, tratar de solucionarlos e incluso equivocarse. El Capitán Trueno (ed. Bruguera), esa nueva serie y ese héroe distinto, supuso la humanización de la aventura y a la vez el triunfo de la fantasía. Víctor Mora fue el padre literario de la renovada criatura a la que imprimió con justeza una perenne sonrisa Miguel Ambrosio Zaragoza, “Ambrós” (1913), dibujante autodidacta que había dado vida anteriormente a El Jinete Fantasma (1947) y Chispita (1951). El Capitán Trueno es un aventurero medieval cuya procedencia se desconoce, que ha participado anecdóticamente en la Tercera Cruzada y recorre el ancho mundo sembrando el bien y la justicia, sin utilizar más violencia de la estrictamente necesaria y gozando de la vida junto a sus alegres compañeros el forzudo y gigantesco Goliat y el adolescente Crispín, con los que forma el más famoso trío del comic español. El Capitán Trueno tuvo en Sigrid de Thule, hija adoptiva de un pirata vikingo, a su eterna enamorada que en nada se parecía a las novias de los héroes clásicos del comic español, porque Sigrid participaba a menudo en las aventuras de su enamorado, lo apoyaba y lo defendía y protegía su amor frente a otras mujeres; era una auténtica compañera más que un obstáculo en las correrías del héroe, el cual, por cierto, utilizaba para trasladarse de un país a otro un globo aerostático cuyo planos había ideado Moreano, uno de esos proverbiales mago medievales adelantados a su tiempo”.

Victor Mora

  “Las nuevas coordenadas aventureras de El Capitán Trueno obtuvieron un éxito fulminante que dio pie a la Editorial Bruguera para industrializar totalmente la producción de comics. A los cuadernos originarios integrados primero en la “Colección Dan” y después en la “Colección Superaventuras”, se añadió la revista “Capitán Trueno Extra” (1960) y la aparición semanal del personaje en las páginas de “Pulgarcito”. Los guionistas se multiplicaron y también los realizadores gráficos, repartiéndose Ambrós esta tarea con Beaumont, Buylla y Marco hasta que abandonó la serie para ser sustituido por Angel Pardo (1924), Juan Martínez Osete (1921), Francisco Fuentes Man (1929) José Grau (1914) y otros, todos los cuales, con excepción de Pardo y Fuentes Man, se servían de los rostros de los personajes que había dibujado Ambrós”.

     Ese texto de Vazquez  de Parga está complementado con testimonios de dibujantes y guionistas españoles  entre ellos el del creador del personaje, Víctor Mora, quien señala  las influencias que tuvieron en él las lecturas de El Principe Valiente  (que había descubierto a los 8 años cuando sus padres estaban exiliado en Francia) y da detalles del nacimiento del personaje, señalando que tras consultar la idea con un grupo de amigos (Josep Toutain entre ellos) y elaborar una sinopsis de tres o cuatro páginas  presentó la idea al editor que la aceptó sin ninguna rectificación. A partir de aquel primer guión -que firmó como Victor Alcazar- siguieron más de seisciento cuadernos casi todos escritos por él, salvo un puñado de ellos en que dicha tarea estuvo a cargo de Ricardo Acedo. Y dice Víctor Mora en el final de su nota: “no me he repuesto aún de la sorpresa que me causó el formidable impacto que tuvo El Capitán Trueno en los niños españoles de toda una generación…Si cabalga todavía hoy –y espero que lo siga haciendo por muchos años- es gracias a ellos y sus hijos, sin duda”

     Y efectivamente, Trueno sigue cabalgando y ahora -tras largos años de aventuras- es el protagonista de esta película que ha sido dirigida por Antonio Hernández basándose en un guión de Pau Vergara y cuyo estreno está previsto para el día 7 de octubre de 2011. Digamos por último que la página aquí mostrada corresponde a un episodio creado expresamente por Mora y Ambrós para la Historia de los Comics y que se publicó en el referido fascículo 18 de esa colección.  (C.R. Martínez)

Anuncios