Daniel Haupt

    Hace unos días anunciamos la inclusión de Daniel Haupt (1930-2003) en MIL PLUMINES ARGENTINOS y ahora volvemos a ocuparnos de él, en este caso a través de un nuevo colaborador de TOP COMICS: Jorge Luis Fumetti (“El poeta de los cuadritos”) quien se autodefine como  una mezcla de Juan Sasturain y Héctor Gagliardi. En su primera colaboración para nosotros Jorge Luis analiza con su particular estilo los comienzos de Haupt en la historieta y como la casualidad o el destino hicieron que tramos importantes de su carrera estuvieran vinculados a los temas marinos.  

Daniel Haupt: Los muelles, los puertos y los mares

     Tenía un cierto aire a Jack Palance (famoso “malo” cinematográfico de los años cincuenta) este Daniel Haupt del que quiero hablar aquí. Rostro afilado, anguloso el suyo que bien podría haber servido de modelo para un personaje de historietas, esas que empezó a dibujar allá por 1949. Alex Raymomd más que Canniff era el modelo indiscutido a seguir en aquellos años y Haupt supo aprender bien esas lecciones logrando un perfecto equilibrio entre la pluma y el pincel, aunque personalmente lo valoro más cuando la primera superaba al segundo, logrando un dibujo más suelto, más espontáneo.

      Editorial Abril –en la cual el italiano Sergio Tarquinio oficiaba como guía de los dibujantes noveles- fue el lugar que dio cabida a sus trabajos iniciales,  tapas de Rayo Rojo e historias cortas en Cinemisterio entre otros, sumándose luego las revistas Ping-Pong y Hazañas. Para 1956 Haupt  es ya un profesional hecho y derecho y pasa a integrar las filas de Columba en las cuales militará hasta el final de esa casa editorial, siendo junto con Carlos Casalla,  Lito Fernandez y Carlos Vogt uno de quienes más publicaron en sus revistas.

    Es ya dueño de un sólido oficio cuando Oesterheld (con el cual había trabajado en Hazañas) lo convoca para “el equipo de los sueños” de Frontera, editorial en la cual desarrollará una importante producción que incluye decenas de unitarias, episodios de Ernie Pike y dos series: Cayena y la menos conocida Jeep Popsky. Vuelve a estar junto a Oesterheld en su paso por Yago y luego si, se concentra en su trabajo en Columba y en menor medida para Record.

  

Cayena, 1959

  

Haupt docente en la Panamericana de Arte

En estos largos años que he repasado a vuelo de pájaro, Daniel Haupt ilustró guiones de los más variado temas y géneros. Como eficaz profesional  que era podía darle a cada historia la ambientación, el escenario preciso en el cual estas se desarrollaban, sin embargo siempre me pareció que los temas marinos eran de su predilección, que los recreaba con gran conocimiento y sabía darles el clima exacto. Mares calmos o rugientes, puertos que podían resultar hospitalarios o muelles de aspecto amenazante, sensaciones que el sabía potenciar gracias a su singular manejo de la luz y la sombra aprendido del maestro Raymond.

      Sin descartar la existencia de muchas otras, hay en la vasta producción de Daniel Haupt cuatro historietas de ambiente marinero que me gustaría destacar, trabajos realizados en la década que va de 1953 a 1963 y cuyas imágenes ratificarán, creo, lo dicho anteriormente.

 AL Y DAN, AVENTUREROS DEL MAR

   Primera escala en esta singladura por la obra “marinera” de Haupt. “Al y Dan” fue una historieta publicada en la revista Ping-Pong en 1953 con guión de su hermano Francisco José. En el único episodio del que dispongo ambos aventureros rescatan a dos niños que encuentran en un bote a la deriva en el Océano Atlántico, tras lo cual ayudan a los habitantes de una isla para repeler el ataque de una tribu indígena.

 TARPON, EL HIJO DEL MAR

   A fines de 1953  y con evidentes avances en su técnica Haupt ilustra este guión de Héctor Oesterheld. La serie fue publicada en la revista Hazañas como mínimo hasta mayo de 1954 y cuenta la historia de un adolescente que para pagar el viaje desde Comodoro Rivadavia hasta Río Gallegos comienza a trabajar en un barco como ayudante de cocina. De allí en adelante el personaje vivirá distintas peripecias que pondrán a prueba su valor y lo hará merecedor del apodo con el cual lo había bautizado el capitán de la nave donde inició su viaje: Tarpón, nombre de un pez caribeño famoso por su bravura. Tal la síntesis de la ficha elaborada por Hernán Ostuni para el trabajo “Oesterheld en primera persona” que realizó La Bañadera del Comic.

 CAYENA

  Aunque es básicamente una serie policial, más de un episodio de Cayena estuvo relacionado con el mar o con ambientes marinos. El publicado en Hora Cero Extra Nº 13  (septiembre de 1959)      transcurre casi enteramente en un puerto y relata como el protagonista ayuda al capitán de un remolcador y a su hijo a escapar de un grupo de mafiosos que domina las operaciones en ese lugar y quieren eliminarlo. En otro episodio posterior (Hora Cero Extra Nº 17)  Cayena forma parte de la tripulación de una goleta  que busca perlas en las costas de Nueva Guinea, expedición que termina trágicamente. 

 LOBO CRUZ

Lobo Cruz, 1963

   

Con todo respeto…

Cuarta escala de este derrotero de Daniel Haupt en las historietas de ambiente marino. Lobo Cruz se llama en realidad Juan Cruz, nacido en Piedra Parada, Chubut, pero por esas ocurrencias del destino y del guionista –que no es otro que Oesterheld-  anda por Zanzíbar en la costa Este de Africa desempeñando su oficio de marino. Allí conocerá a Jim Sullivan y lo ayudará a recobrar “El camalote”, el barco que éste ha comprado con el dinero que obtuvo con un premio de la lotería. “Lobo Cruz” se publicó en Super Misterix entre 1963 y 1964 y el hecho de que cada página de la revista constara de solo tres filas de cuadros en lugar de cuatro, le daba más espacio a Haupt para mostrar los cafetines, los barcos y los pintorescos personajes que formaban parte de la historia.

   En el final del episodio del Cayena que he referido, el remolcador que éste conduce desplaza al carguero que les cierra el paso y enfila mar afuera “hacia otros puertos adonde fuera posible trabajar en paz”. De la misma manera Daniel Haupt –el de ascendencia húngara, el del rostro afilado a lo Jack Palance- partió también un día del año 2003 “hacia otros puertos”, nos dejó físicamente pero la estela que trazó su obra sigue aún nítida en los vastos mares de la historieta argentina.

                                                 Jorge Luis Fumetti

NOTA: El detalle de la obra de Daniel Haupt puede verse en

www.milpluminesargentinos.wordpress.com

 

Anuncios