Decir Divito (José Antonio Guillermo Divito, 1914 -1969) es evocar a un creador fundamental del humor gráfico argentino, alguien que supo captar el espíritu del argentino medio de los años cuarenta y cincuenta y,  junto con un extraordinario grupo de  dibujantes y periodistas, plasmar esa visión  desde las páginas de la revista Rico Tipo. A esa primera y exitosa experiencia editorial que contó con el aporte financiero de Mario Di Bendetto le seguiría unos años después la revista Chicas, que si bien aprovechaba el nombre de su gran creación era en realidad un producto destinado al público femenino.

   

DELITO Nº 2

  En 1960 Divito realiza una nueva incursión como editor ahora en el campo de la historieta seria y a través de una línea de revistas compuesta por tres títulos: Delito, ¡Audaces! y Crimen.

 EL CUERPO DEL DELITO

    A fines del año pasado logramos hacernos de un ejemplar de Delito, el Nº 2, y por esas raras vueltas que tiene este asunto de las revistas usadas, hace pocos días detectamos en Buenos Aires otro ejemplar de esa edición y también la Nº 3, lo cual nos da bastantes elementos para conocer el contenido de esta revista.

       En cuanto a formato sus medidas eran 19 x 26 cms y constaba de 64 páginas más tapas. En el Nº 2 la retiración de tapa estaba ocupada por un aviso del curso de dibujo de Divito, la retiración de contratapa por un aviso de la por entonces famosísima Cirulaxia (el laxante de nuestra infancia) y la contratapa por otro curso de dibujo, en este caso el de la no menos recordada Continental Schools.

    

DELITO Nº 3

  La tapa y la ilustración de la página 3 ó portadilla eran obra de Walter Fahrer a quien también correspondían los dibujos de la primera historieta, una bélica titulada “Todo un hombre” con guión de Pilo Mayo; luego seguía “Balas y Whisky” una policial con guión de Alberto I. Heredia y dibujos de Ray Wiley, seudónimo que a nuestro modesto entender correspondía a Guillermo Dowbley (también firmaba como Bailey) y a continuación la serie “De los anales del delito” con un episodio titulado “El misterio de la Universidad”, sin  mención de guionista y que podría ser sino el debut de Rubén Sosa en la historieta, su segundo trabajo.  En el sumario de este Nº 2 no faltaba el western representado aquí por “El pueblo sin sheriff”, otro guión de Heredia ilustrado por Ismael Ballesteros, luego una cuota de material español a cargo de Boixcar   (Carlos Boix, dibujante muy publicado en revistas argentinas en esa época) y finalmente “El hombre de vidrio”, historieta que mencionamos en una nota anterior sobre el guionista Alfredo Insúa, con dibujos de Eugenio Zoppi.

     En el Nº 3 (tapa de Zoppi) a Boixcar se le suma otro compatriota, en este caso Brocal (Jaime Brocal Remohí) con una historieta del Oeste: “Trampa mortal”, luego la policial “Perfume de muerte” de la dupla Insúa-Zoppi, nuevamente Boixcar con “Garras de ambición” de aventuras en la selva, “El río de la muerte” de Lizardo Alonso con dibujos de Rubén Sosa y finalmente “El imperio de los Mobsters” otra policial  por Heredia y Walter Fahrer. En la retiración de tapa de este número se promocionaba a Rico Tipo y la inminente aparición de Audaces, en la de contratapa a una casa de modelismo naval y aéreo y la contratapa era nuevamente para la Continental Schools.

 

RUBEN SOSA EN "DELITO" Nº2

      Ninguno de los dos ejemplares tiene fecha de aparición y sólo algunas referencias en los avisos publicitarios y firmas en los dibujos nos permiten saber que fueron publicados en 1960. Figuran sí como publicados por Ediciones Divito, Director obviamente Divito y la sede de sus oficinas Avenida Presidente Roque S. Peña 825, 3er, piso.

 ¡AUDACES! Y CRIMEN

    Mucho más difícil resulta brindar datos de ¡Audaces! y de Crimen. De la primera contamos con la foto de una tapa que conseguimos de un sitio de venta de revistas en Internet y los datos que figuran en el Nº 3 de Delito: el aviso promocionando su aparición y una serie de frases colocadas al pie de cada página con textos tales como  “¡Vaqueros…Tahures…y el poder del “seis tiros” ¡AUDACES! Aparece pronto” ó “¡AUDACES! Con inolvidables historietas del Oeste”, lo cual indica claramente que estaba dedicada con exclusividad al western.

    Respecto a Crimen no tenemos otro dato de su existencia que lo manifestado por Jorge Morhain en una entrevista en la página Quinta Dimensión, donde  relata que en 1960 se presentó en las oficinas de Divito llevando guiones y dibujos, le rechazaron los dibujos y le aceptaron los guiones, pero igual nunca fueron publicados. 

      Si nos atenemos al material de los dos números de Delito, podemos suponer que los restantes títulos mantendrían un nivel de calidad similar, productos a nuestro entender bien hechos, con guiones atractivos y buen nivel de dibujantes, dando además oportunidad a jóvenes artistas y escritores de dar a conocer sus trabajos. Lamentablemente esta incursión de Guillermo Divito en la historieta “seria” no tuvo mayor continuidad, básicamente por la crisis que en esa época comenzaba a afectar al medio. Poco tiempo después el humor le daría revancha: fue cuando en 1966 apoyó como socio de Ediciones G.D.S. el lanzamiento de LUPIN, la creación de Héctor Sidoli y Guillermo Guerrero, revista  que esta vez si tendría una larga y gloriosa permanencia en los kioscos argentinos. (CRM)

Anuncios