Quiso la casualidad que, al intentar poner algo de orden en nuestro desbordado archivo, apareciera el programa de una exposición de historietas que se inauguró un 15 de abril…pero de 1983. Sucedió en la Biblioteca Pública Municipal de Arrecifes (Buenos Aires) cuya Comisión aceptó y auspició la idea que le presentamos junto con otro amigo coleccionista, Ricardo “Bocha” Porta, artista plástico, docente y tanguero para más datos.

   Fue así que entre el 15 y el 22 de abril de 1983 pusimos a  consideración del público  parte de nuestras colecciones en paneles que agrupaban a las revistas según su editorial, o según una época en particular o por algún rasgo en común, como así también incluimos  un sector dedicado a revistas de historietas extranjeras. Junto a cada revista un breve texto informaba los datos básicos de cada publicación.

     Para que el visitante tuviera un panorama más completo del tema se diseñó un catálogo que incluía entre su material un cronología de la Historieta que abarcaba desde 1829 a 1979. En cuanto al título de la muestra “La historieta, mitología del siglo XX” lo tomamos de una frase de Alfredo Grassi en su libro ¿Qué es la historieta? perteneciente a la Colección Esquemas, de Editorial Columba.

   

En el centro, Leandro Sesarego

 Pero esa modesta exposición del 1983 tuvo una componente extra: la presencia de Leandro Sesarego, no sólo un gran dibujante, docente y editor sino también un entusiasta difusor del medio a través del fanzine CRASH! Bastó una visita a su reducto en Rivadavia al 2500,  frente a Plaza Once, para que de inmediato aceptara  la invitación, aunque es evidente que tenía ciertas prevenciones sobre actos similares, ya que según nos expresó en una carta: “mi experiencia en muestras análogas me indujeron en el pasado a prescindir de mi asistencia dado que la divulgación fue remplazada por la promoción personal, desvirtuando los fines iniciales…”

      Pese a ello y como al parecer nos tuvo confianza, Sesarego vino nomás a Arrecifes donde la noche de la inauguración brindó una charla y al día siguiente en horas de la mañana un informal taller de dibujo. En la tarde del sábado hubo tiempo para escucharlo contar mil anécdotas y experiencias de su carrera en la historieta, tema al que se sumó otro que también le interesaba, la política, algo en lo cual coincidía con el titular de la Biblioteca, ambos seguidores del candidato que ganaría las elecciones pocos meses despues: Raúl Alfonsín.

      Tan entretenida fue la charla que Sesarego perdió dos ómnibus y al tercero lo tuvimos que correr porque si no se iba también. De esa visita nos quedaron, además del gusto de haberlo tratado personalmente,  sendos dibujos suyos dedicados a ambos organizadores y la foto aquí reproducida.  Tiempo después Sesarego incluyó una crónica de la exposición en el número 8 de CRASH!

        Vaya por ahora esta simple recordación a cuenta de la nota que le debemos a Sesarego para repasar una trayectoria que se inició en 1944 (a los quince años) con “Dick Malvan” y se extendió por casi seis décadas hasta su muerte en 2004. Y de paso para evocar aquella exposición y exclamar, parafraseando a Alberto Olmedo: ¡Eramos tan jóvenes!.  (CRM)

  

Anuncios