PIF-PAF, 1942

  “Linda  y Lito”, “Chita y Cholo”, “Crispín y Chispita”, “Tegobín”, “Vagoneta”, “Lucita y Pirincho”. Hemos nombrado seis títulos de historietas que se publicaron en la Argentina pero en realidad estamos hablando de una sola: “Abbie and Slats”, una creación de Al Capp con dibujos de Raeburn Van Buren.

    Obviamente repetir el título original era impensable dado lo poco atractivo que resulta en nuestro idioma, por lo cual las editoriales argentinas que publicaron la serie la rebautizaron colocándole nombres más sonoros y simpáticos. Así en Pif-Paf aparecía en 1942 como “Crispín y Chispita”, en Espinaca en 1945 se llamaba “Lucita y Pirincho” y en 1948 en Historietas (también de Editoria Lainez como la anterior) su título era “Vagoneta, en Poncho Negro en 1954 la bautizaron “Linda y Lito”, en Patoruzito en 1962 era “Chita y Cholo”, “Charlie Dobss” en Sucesos y “Tegobín” en alguna revista que no podemos recordar. Para no quedarnos en una simple enumeración de títulos, conozcamos algo de la historia de estos personajes.

 

LA PRIMA ABBIE Y EL PRIMO SLATS

     Creada por Al Capp en 1937 “Abbie and Slats” era la contracara de “El Pequeño Abner”, ya que en lugar de un rústico muchacho de la montaña que va a Nueva York aquí es un avispado huérfano neoyorquino llamado Aubrey Eustace Scrapple (“Slats”), quien llega a una pequeña localidad llamada Crabtree Corners  para vivir allí junto a su prima mayor Abigail Scrapple (“Abbie”) y su hermana Sally. Otros personajes de la historia en sus inicios eran Jasper Hagstone el potentado de la ciudad, su hija Judy -de quien primeramente se enamorará Slats-, Becky Grogging que será su verdadero amor y el padre de Becky: J. Pierpoint “Bathlesss” (el roñoso, el que no se baña nunca) Groggins, un carácter secundario que como ha sucedido tantas veces en la historia de la historieta se convirtió con el tiempo en personajes destacado de la serie, especialmente en la página dominical. Como se ve, mientras que el título original alude a los primos Abbie y Slats, las traducciones argentinas se enfocan en la pareja formada por Slats y Becky.

 

UN DIBUJANTE REMISO

   Para la parte gráfica de su nueva serie Al Capp pensó en alguien con buen ojo para dibujar mujeres y talento  para el  comic. Ese dibujante se llamaba Raeburn Van Buren, por entonces un reconocido ilustrador que estaba en un gran momento de su carrera y era colaborador habitual, entre otras publicaciones, de The Saturday Evening Post.

     Inicialmente Van Buren no se interesó demasiado en la posibilidad de hacer historietas, por lo cual Capp se vio obligado a emplear todo su poder de persuasión  para convencerlo. El argumento elegido fue que la radio  estaba matando a los magazines y lo mejor para un ilustrador era entrar en las tiras cómicas, idea que el artista terminó aceptando.

    Rápidamente adaptado al estilo de la historieta Van Buren ganó el aplauso de la critica y recibió elogiosos comentarios –entre ellos los del historiador del comic Coulton Waugh- por su trabajo en la serie -que dibujó hasta su retiro en 1971- fecha que marcó también la cancelación de la tira. Van Buren (elegido en 1979 para el Salón de la Fama de la National Cartoonist Society) murió en 1987, dos semanas después de haber cumplido 97 años.

 Fuentes: The Enciclopedia of American Comics, de Ron Goulart y Don Markstein’s Toonopedia

 IMAGENES:

-Página de “Crispín y Chispita” en Pif-Paf, 1942. La señora de lentes y rodete es Abbie y el joven, Slats, o Crispín.

-Página de “Lucita y Pirincho”, en la revista Espinaca (1945).

-Detalle de la página de Espinaca donde aparece Pierpoint Grogging, conocido entre nosotros como Tegobín o Vagoneta.

-La misma serie publicada en Patoruzito en 1962 como “Chita y Cholo”

Anuncios