El homenaje de Taborda y Boticelli a Carlos Magallanes

    Carlos Alberto Magallanes nació en 1942, se formó junto a Enrique Rapela para luego desarrollar una brillante carrera que truncó la muerte cuando todavía no había cumplido cincuenta años.

    Walter Taborda nació en 1965 y muy joven se consagró entre la camada de dibujantes que dio sus primeros pasos profesionales en Fierro, Oxido y luego en La Parda. Ver algunas páginas de “Cero Buenos Aires” basta para conocer su valía.

    Uno era ya un profesional reconocido cuando el otro iniciaba su carrera. Imposible saber si se habrán cruzado alguna vez en una redacción o charlado sobre su oficio café por medio. Como sea, es evidente que el “pibe” Taborda admiró a su colega, admiración que plasmó en un trabajo publicado en el volumen “Caballeros: Orígenes” (“Las Aventuras del Caballero Rojo”) editado en 2007 por Domus.

     Allí junto a los trabajos de Toni Torres, Mariano Navarro, Fernando León González, Carlos Pedrazzini y  Marc Borstel aparece una historieta firmada por Boticcelli y Walter Taborda en la que el Caballero Rojo y un “milico” -que no es otro que Martín Toro-, luchan en 1924  en Río Negro para desbaratar una conspiración de hacendados extranjeros para apoderarse de las tierras.

    En el cuadro final una frase pone de manifiesto el verdadero propósito de la historieta y deja en segundo plano lo poco verosímil de su trama: “En memoria del Maestro Magallanes”. Una prueba de cómo el talento de un artista deja su huella en las generaciones que lo suceden, por diferentes que hayan sido sus caminos y sus preferencias personales.

 

Anuncios