OSVALDO TALO
Por Luis Rosales
 
Es mas que posible que, por lo menos, dos generaciones de fans argentinos desconozcan quien es Osvaldo Talo, a pesar que fue un artista de nuestro comic. En realidad, alguna vez nos referido a él pero, la verdad es que teniamos mucho interes en realizarle un reportaje para conocer de primera mano sus opiniones, sus sus vivencias,  principalmente, en el mundo de la historieta. Osvaldo es un vecino nuestro, pues nació en  Villa Diego (departamento de Rosario) el 10 de agosto de 1936.-
 
Iniciada la entrevista, el nos comenta: Siempre me gusto el dibujo, la historieta, pero soy autodidacta, sin escuela alguna.-
Pero, tuviste maestros como Eugenio Colonece y Enrique Rapella, nada menos!!
Si;  es vedad pero, me inicié con el humor. Fijate que mis primeros dibujos aparecieron en la revista Loco Lindo de la editorial Reipal (Nº 3 de la revista-marzo de 1955).  En ese año, justamente, me conecto co Eugenio Colonnese, gracias una carta que envie a la Editorial Columba. Asi fue cómo comencé a colaborar con el bueno de Eugenio, en su casa de Sarandi, donde vivia con sus padres.  Alli lo vi dibujar a lapiz, a tinta, con pluma y pincel.  Fue una gran experiencia para mi ver su tecnica, el uso de las herramintas de trabajo. Eso fue para mi de una utilidad incomparable.  En 1956 conoci al maestro Enrique Rapela, tambien por carta. Cuando fui a vivir a Buenos Aires me convertí en su ayudante. Te dire que yo vivia con una prima casada en el viejo comventillo La Paloma, de calle Serrano 148 (Villa Crespo).-
 
Recordas que trabajos hiciste para Rapella?
Si, claro. Pasé a tinta El galleguito de la cara sucia y Homiga Negra. Ademas, por invitacion del propio Rapella, pasé a colaborar con la editorial Columba. Lo primero que hice fue Un Triste Cipres (Agata Christie) para Intervalo Semanal. Colonese se casó y fue a vivir a Cautelar, en donde me invitó a trabajar con él. Recuerdo que, muchas veces, trabajamos de noche para entregar los dibujos en termino. Asi cumplíamos con los plazos y entrabamos en la hoja de pago que establecia la editorial.  Hubo una epoca que teniamos que dibujar a la luz de una vela, pues los cortes de luz eran frecuentes en Castelar.  Te cuento que continuaba dibujando para Columba y aun asi, colaboraba con la revista Fuego!, de la editorial Manuel Lainez.  Tambien me hacia tiempo y trabajaba para la editorial Bruñera. Otra que hacia fue la tira diaria sobre un gendarme en el diario Democracia. Eugenio Colonnese dejó de producir el personaje Rock Dalmon en la revista Patrulla; fue así que realicé dos capitulos de esa serie. Por otra parte, en la revista Tv Guia, dirigida por Miguel Angel Sagrera, dibujé dos historietas cortas; una de Rin Tin Tin y otra de de lucha libre. Ambos sucesos de la televisión,  a comienzos de 1963. En marzo de ese año viajé a Brasil, fui a vivir en Santos,  una ciudad litoraleña. Allí  dibujé para Columba una historieta llamada El Cabo Corral, escrita por Theo Funes publicada el el Tony semanal.-
 
¿Como te fue en Santos?
Primero, trabajé en una agencia de publicidad, por poco tiempo. Mas tarde luego entré en la editorial Outubro, en San Pablo. dibujando un personaje llamado O vigilante rodoviario. En noviembre de 1963 volvi a Argentina por problemas familares. Sin embargo, el 10 de febrero de 1964 retorné a Brasil, en compañia de Eugenio Colonnese. Fuimos a Rio de Janeiro; para mi sorpresa,  en los quioscos de Rio encontré la revista de O vigilante rodoviario, que fue lo primero que publique en Brasil.  Continue trabajando, escribiendo y dibujando historietas de temas varios, hasta 1970. Ese año me mudé a San Pablo para trabajar a la editorial Saber, en la que fui director de arte y formé un equipo de cinco personas. Yo montaba todas las historias del exterior, mientras que el equipo encuadraba, hacía los fondos y ponía las letras. Llegamos a producir 15 publicaciones mensuales. En 1973 fui a la editorial Saraiva, que editaba  libros jurudicos y queria entrar en el ramo de libros didacticos. Colonnese ya trabajaba alli y me recomendó. Comencé diagramando y dibujando libro infantiles.-
  
En 1980 trabajé muevamente con Colonnese, ahora en otra editora. En diciembre de 1964, tambien en Brasil, conocí a los dibujantes argentinos. Jose Maria del Bo, quien estuvo poco tiempo en Brasil y se fue a Estados Unidos, donde se radicó. Rodolfo Anibal Zalla se quedó en Brasil  y colaboraba en varias editoriales, hasta que resolvio ser editor y fundo la D-Arte, publicando dos revistas mensuales, totalmente hechas en Brasil. Colaboré con D-Arte en algunas historias de terror. Entre otras, O morto del pantano y Mirza la mujer vampiro,  ambas dibujadas por Colonnese. Estuve con D-Arte hasta su cierre, diez años después. Te cuento una anécdota. Resulta que  viví en Moron, a cinco cuadras de donde residía Rodolfo Zalla, pero no lo conocia personalmente. Como es el destino; curiosamente, lo conoci en Santos.  Actualmente, trabajamos juntos, ilustrando libros didácticos. Quiero destacar que en julio de 1981 conoci al maestro Jose Luis Salinas, en un pasaje por San Pablo. ¡¡ Fue una gran emocion, sin dudas!!
¿Seguis de cerca la historieta argentina?
La verdad es que no sigo el movimiento actual de la historieta argentina, pero se que continuan surgiendo nuevos talentos que la valorizan.-
 
Finalmente, Osvaldo Talo, conmovido, nis dice:  Cierro este comentario con la triste noticia del fallecimiento de Eugenio Antonio Colonnese (8 de agosto ultimo). La historieta perdio un gran dibujante y yo perdi a un gran amigo.-
Realmente, ha sido una gran alegría tenerte como invitado, Osvaldo. Hemos conocido una persona muy amable, sencilla y educada,  la que nos permitio conocer humanamente, a la vez de difundir tu figura para la aficion argentina, lo cual nos satisface enormemente.-
Desde nuestro querido rincón de TOP-COMICS quertemos darle nuestro agradeciminto al amigo Rodolfo Zalla por pemitirnos este contacto con Osvaldo Talo. ¡Gracias Rodolfo!.-
Anuncios