las  metamorfosis de “puño fuerte”

(Nota de Carlos R. Martinez)

PARTE I: EL PERSONAJE

Aunque seguramente sin la trascendencia ni la calidad artística de revistas como Misterix o Rayo Rojo, Puño Fuerte fue un título de Editorial Lainez que aportó lo suyo a la historia de la historieta argentina, manteniendo su vigencia desde los albores de la década del cincuenta hasta casi mediados de los sesenta. –
El propósito de esta nota es acercar algunos datos acerca de las transformaciones que fueron experimentando a lo largo de los años tanto la revista como el personaje que le dio nombre, y que, como se verá, era anterior en casi una década a la publicación de aquella.-
Una de las versiones más antiguas del personaje “Puño Fuerte” data de 1941 y se publicó en la revista Espinaca siendo su título completo “Puño Fuerte, el Idolo del Ring”. En el inicio de la historia publicada en el Nº 13 de dicha revista ( julio 10-1941) puede leerse: “Jeff Arden a pesar de las amenazas de los gangsters, sube al ring muy dispuesto a vencer,  pues con el dinero obtenido en la pelea piensa continuar sus estudios en la universidad”. –
El dibujo, sin firma obviamente, es bastante tosco aunque no está tan mal si se tiene en cuenta la época. Dado que en ese mismo número aparece una página de “Mariquita Terremoto” (esta sí con el nombre de Alberto Breccia), me pregunto si será demasiado imprudente plantear la posibilidad de que aquel “pibe” que dos año antes había iniciado su carrera en la historieta no haya trabajado ocasionalmente en la serie que nos ocupa.-
Ya en los tiempos iniciales de la revista homónima (1950), el personaje pasa a llamarse “Puño Fuerte” a secas y era un trampero (cazador) que, habiendo descubierto un filón de oro en Alaska, se convertía en boxeador para lograr el dinero que le permitiera explotarlo, empresa que le depara una serie de aventuras en la que es acompañado por un perro llamado Rayo. A este segundo “Puño Fuerte” lo dibujaba Franz Werner Guzmán, nacido en el Cuzco, Peru, pero que desarrolló toda su carrera profesional en Argentina donde colaboró en las principales editoriales de su tiempo, llámense Láinez, Bois (Centellas y Bucaneros), Columba e incluso Frontera..También en Puño Fuerte Guzmán haría luego un personaje humorístico: “Tamalito”.-
Tiempo después se produce otra metamorfosis del personaje, que ahora pasa a llamarse “Sam Puño Fuerte”, cambiando además  el escenario e incluso la época, ya que la acción transcurre ahora en el Lejano Oeste. En estas nuevas aventuras “Sam Puño Fuerte” –que luce un cierto aire a Casey Ruggles- está  acompañado por  un anciano de gran mostacho blanco llamado Bep.  Este nuevo “Puño Fuerte” no era otra cosa que la historieta francesa “Sam Billie Bill”, dibujada por Lucién Nortier y publicada originalmente en la revista Vaillant, datos estos que publicamos tiempo atrás en Top-Comics. Lamentablemente el tamaño reducido de la revista perjudicaba seriamente la reproducción de este material, y cuando lo hacían en color el resultad era aún peor. Ya a fines de los cincuenta  encontramos una nueva versión del personaje  que sigue llamándose “Sam Puño Fuerte” y habita ahora un Lejano Oeste casi totalmente “civilizado”, al punto de que el viejo Bep se queja por los alambrados que no les permiten cabalgar libremente. Esta nueva versión tiene dibujos de Eduardo Iglesias, quien en Puño Fuerte había hecho “Dos Ases del Deporte” en 1953  y antes, en 1948, había adaptado novelas en la revista Historietas, también de Lainez. En éstas, que quizá hayan sido las ultimas andanzas de “Puño Fuerte”, nuestro héroe luce una coqueta camisa o chaqueta que combina el blanco con vivos negros en los bolsillos y la parte superior, una adaptación o un reciclado de la vestimenta que le había dado Nortier en la versión francesa.-
Expuestos los datos acerca de este cambiante personaje, nos ocuparemos en la segunda parte de esta nota de las distintas transformaciones de la revista a la que le dio su sonoro y contundente nombre. (Carlos R. Martinez)

 

Anuncios